viernes, mayo 29, 2015

Eugenio Yáñez: ¿Qué pasará con la Base Naval de Guantánamo?. Raúl Castro la pide, EEUU no habla claramente


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

La tiranía Castrista  está usando la Base de Guantánamo de los EE.UU.  y la posibilidad  de que Vladimir Putin la use en la expansión de la esfera de influencia rusa en el continente americano como uno de los factores  más fuerte para que el gobierno de EE.UU. le de  todo lo que el Castrismo le pida en estas ¨negociaciones¨ donde, en esencia, EE.UU. lo da todo y la dictadura nada,  provocando con ello una percepción, en la tiranía, de impunidad que se refleja en el aumento de la represión dentro de Cuba; además de que para la tiranía la Base Naval de Guantánamo  es  un elemento siempre disponible (sobre todo cuando les haga falta) para usarlo en  la propaganda del diferendo entre el gobierno de EE.UU. y la dictadura totalitaria y así mantener el mito del pequeño David contra el monstruoso Goliath que tanto le gusta tragarse la izquierda mundial y, en especial, la izquierda  latinoamericana. 

No comparto la opinión de Yañez de que la importancia  militar de la base de Guantánamo  no es significativa;  Yañez ha sido militar y debe de saber más de eso que yo pero  estoy totalmente seguro que de irse los EE.UU. de dicha base, no tardará mucho  tiempo en que será ocupada por Rusia si siguen existiendo las mismas  estrechas  relaciones que existen hoy entre el gobierno ruso y la dictadura cubana  materializada en la condonación del 90% de la deuda de Cuba con la extinta Unión Soviética. ¿Será tan poco significativa para los EE.UU.  esa base cuando existan en ella todo tipo de barcos de guerra y submarinos nucleares rusos con ojivas nucleares? ¿Por qué Rusia que tiene también grandes flotas   se anexó  de Ucrania la península de Crimea donde se encuentra   una gran base naval rusa?
 ******************
Tomado de http://www.cubaencuentro.com

¿Qué pasará con la Base Naval de Guantánamo?

********
Raúl Castro la pide, EEUU no habla claramente
********
Por Eugenio Yáñez
Miami
28/05/2015

Devolver o no devolver: esa es la cuestión. Devolver incondicionalmente la Base Naval de Guantánamo, como quiere La Habana, o mantenerla para EEUU, al menos como instrumento de negociación. No hay ideología, patriotismo ni emociones, sino algo muy concreto: realpolitik.

Actualmente la importancia militar de la Base no es significativa. Para guerras del siglo 21 las bases de Florida y Puerto Rico, portaaviones, submarinos atómicos, y la Cuarta Flota, garantizan las necesidades de EEUU en la región. Estratégicamente la Base aporta poco con sus 117 kilómetros cuadrados, la instalación marítima estadounidense más antigua en el extranjero, ocupada durante 116 años, donde además de buques, militares, armamento, familiares, y prisioneros, hay hospital, correos, estación de televisión y radio, anfiteatro, tiendas, McDonald’s, Subway y otras opciones de comida rápida.

El excomandante supremo del Comando Sur de EEUU y de la OTAN, hoy retirado, dijo recientemente que “es probablemente inevitable que vamos a tener que regresarla de nuevo a Cuba, pero se necesitaría una gran cantidad de trabajo diplomático pesado”. Consideró el territorio “estratégico y de gran utilidad” como centro logístico para la Cuarta Flota, operaciones antinarcóticos y humanitarias, y centro de detención de inmigrantes interceptados en el mar, proyectando el poder de EEUU en la cuenca del Caribe, además de estar muy cerca de Haití, que muchas veces necesita ayuda.

Un argumento poco riguroso de tremendistas que rechazan ni siquiera pensar sobre la Base Naval de Guantánamo es que, de devolverse, se convertiría de inmediato en base naval rusa. Como si EEUU no se protegiera para una negociación trascendente sobre la Base. El interés de Rusia son estaciones logísticas para reparaciones, mantenimiento, combustible, agua, alimentos, bebidas, y descanso para sus marinos, no bases permanentes. Lo que Moscú necesita lo podría tener en Santiago de Cuba, Cienfuegos, Cabañas, Matanzas, Cárdenas, Nipe, Puerto Padre, Moa o Nuevitas, por mencionar puertos de primer orden en Cuba.

Un abogado norteamericano entrevistado por Cubadebate, libelo digital del régimen, favoreció la entrega incondicional de la base. AFP tituló la noticia diciendo que el presidente americano tenía “autoridad unilateral” para devolverla sin consultar al Congreso.

Las palabras textuales fueron: “Creo [subrayado mío] que él tiene autoridad unilateral para hacer esto”. Aunque entiende que “el presidente no requiere la aprobación del Congreso”, considera “muy poco probable que cualquier mandatario, demócrata o republicano, terminaría un tratado como éste sin al menos tener la aprobación tácita del Congreso”. Del titular de AFP y el festinado alboroto de Cubadebate a lo que dijo el entrevistado, hay distancias. Lo que indica por donde vendrían los tiros.

Algunos creen que la Base devuelta podría convertirse en segundo campus de la habanera Escuela Latinoamericana de Medicina. El mencionado excomandante militar cree que una propuesta de “internacionalizar la base que conserva su valor como centro logístico para la ayuda humanitaria, probablemente sería un futuro aceptable para el Pentágono, al menos en el largo plazo”.

Otro asunto es la prisión para combatientes enemigos capturados en la guerra contra el terrorismo. Allí no todo han sido maravillas de EEUU hacia los prisioneros. Sin embargo, los sirvientes del castrismo, incluidos los obsesionados por un plato de lentejas, califican la instalación como infierno insoportable, y los presos nobles arcángeles antiimperialistas a quienes se tortura y violan constantemente sus derechos humanos. Y hablan de Abu Ghraib y de lo malos que son “los gringos”. No del Combinado del Este, la prisión de Aguadores, Manto Negro, o Villa Maristas, templo de detención e interrogatorio de la seguridad del Estado cubana, creado en instalaciones confiscadas a la Iglesia Católica medio siglo atrás: para ellos las prisiones castristas no existen o son una maravilla. Nunca hablan de lo que sucede allí dentro. No saben nada de eso. Ni les interesa.

Cerrar la prisión en la Base es promesa incumplida de Obama desde que comenzó su primer período presidencial en 2008, cuando anunció cerrarla en un año. Hace menos tiempo que cuando Raúl Castro prometió el vaso de leche diario. Recientemente el portavoz de la Casa Blanca dijo que Obama “piensa realmente que la prisión de la base de Guantánamo debe ser cerrada. Pero la base naval no es algo que deseemos cerrar”.

En la última sesión de conversaciones Cuba-EEUU para la reapertura de embajadas, Washington declaró que el tema de la Base Naval no estaba en agenda. “El problema de Guantánamo no está sobre la mesa en estas conversaciones”, dijo la jefa de delegación de EEUU. Lo cual no significa que no pueda estar en otras próximas. La Habana trajo el tema, ante todo, para “subir la parada” y ver qué pudiera lograr al respecto. Al régimen no le importa lo que piense su pueblo sobre este tema, ni sobre ninguno.

A Washington sí le importa lo que piensen los americanos, y deberá tenerlo en cuenta para actuar. Y corresponde solamente al gobierno americano —no a los cubanos en EEUU ni otro lugar del mundo— determinar qué hacer y cómo, según sus intereses y objetivos.

El resto es paisaje.

© cubaencuentro.com


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Sin enterarse. Zoé Valdés sobre el resultado de las elecciones municipales y autonómicas en España en mayo 2015

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Hay otros  que sí se han enterado; Juan Vicente Herrera es uno de ellos
 **************
Tomado de http://www.libertaddigital.com/

Sin enterarse

Por Zoé Valdés
2015-05-27

Los políticos no quieren enterarse, pierden las elecciones, destrozan sus partidos y ellos como si malanga, absurdos de todo y con respuestas neutras. Es el caso de Mariano Rajoy, no se ha enterado todavía del batacazo que ha recibido el PP en la reciente convocatoria electoral.

Otro que se hace el chivo con tontera es Pedro Sánchez, del PSOE, su partido ha quedado en un tercer puesto en Madrid y como si con él no fuera. A pactar, es la palabra de orden, pero nadie se pregunta por qué hay que pactar con aquellos a los que meses antes eran considerados por el mismo PSOE como populistas: los de Podemos. ¿Por qué los pactos? Pues porque perdieron estruendosamente.

El mundo ya no es lo que era antes, me comenta un amigo periodista, quiero decir periodista de los de antes, de los que salían a currarse la información y regresaban al periódico una semana después con un artículo bien terminado, bien informado. Los políticos, me dice, ya no son lo que eran antes. Ninguno tiene vergüenza, ninguno sale afectado de una derrota. Ya lo dije antes: como si malanga. Y ya la fiesta será otra.
Publicidad

Por otra parte, las dos señoras que acaban de salir beneficiadas, o sea, las que han ganado, la señora Manuela Carmena y la señora Ada Colau, al parecer tampoco se han enterado de su triunfo. Pocas entrevistas, casi ninguna declaración. ¿Ante qué cosa estamos que da la impresión de que sólo interesan las confesiones de los barones varoniles de la política? ¿Por qué no reclaman ellas lo que les corresponde? Que les den la palabra, de tal modo las conoceríamos un poco más tras el triunfo. Pero tampoco se enteran. O no tendrán nada que decir.

Todo pasa por Twitter o por Facebook, me dice el amigo periodista. Todo pasa por lo efímero. Nada queda. Nada sustancial pareciera eternizarse. A lo único que aspiran una vez que toman el poder es a eternizarse en él. Otra forma de eternidad, precisamente la del lado desproporcionado e irracional del poder.

Nadie se entera, y mientras tanto los ciudadanos siguen haciéndose la ilusión de libertad, como si vivieran en democracia, cuando esto cada vez más se parece a una forma bastante camuflada de totalitarismo.
*****

Tomado de http://www.elmundo.es/

Herrera abre la puerta a no ser investido presidente
  •     'El Partido Popular tiene que apostar clarísimamente por la renovación', asegura
  • '¿Es Rajoy el mejor candidato?, le preguntaron. Su respuesta 'Presidente, mírate al espejo'
Tomado de http://www.elmundo.es

 Por MARISOL HERNÁNDEZ Madrid
Actualizado:26/05/2015


El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha hecho esta mañana en los micrófonos de Onda Cero su propia reflexión sobre el resultado de las elecciones del domingo y del estado en el que se encuentra el PP . Considerado como uno de los grandes referentes territoriales del partido, de los pocos que se han quedado cerca de la mayoría absoluta, Herrera ha reconocido que no quiso asistir ayer [Lea la intervención de Rajoy en PDF] al Comité Ejecutivo del PP. "Necesitaba darle un poco de distancia al toro", ha dicho.

En esta entrevista el dirigente ha abierto la puerta a no ser investido de nuevo presidente y a dar paso a un relevo en el partido. "No se puede descartar que sea investido pero tampoco otra decisión", ha asegurado. Herrera ha recordado que él tuvo durante mucho tiempo la duda de volver a presentarse y por una serie de circunstancias "eché la pata hacia adelante". "Vamos a garantizar primero la gobernabilidad de Castilla y León", ha insistido.

(Juan Vicente Herrera)

Herrera se ha referido también al hecho de que Mariano Rajoy pretenda ser de nuevo candidato. ¿Es el mejor?, le han preguntado. "Yo le diría a Rajoy: -ha contestado- presidente, mírate al espejo y respóndete a tí mismo. Si él considera que él es el candidato tiene todas las razones, todas la legitimidad". "¿Si él internamente tiene esa ambición?, ha insistido, para a continuación apostillar que, "otra cosa es que el PP tiene que apostar clarísimamente por una renovación". En su opinión el cambio en el PP pasa por la generación del portavoz del comité de campaña, Pablo Casado, una persona a la que José María Aznar, ya señaló como la persona que le gustaría que le "renovara" a él en un mitin precisamente en Ávila.

No ha sido la única reflexión que ha hecho. Se me presenta como ganador de las elecciones y he perdido 11 escaños, ha explicado, tres de ellos en León Juan Vicente Herrera, "algo ha tenido que ver la insensibilidad y arrogancia con la que el Ministerio de Industria ha tratado la minería del carbón".

Con fama de llamarle al pan, pan y al vino, vino , Herrera ha sido uno de los pocos que se han atrevido a decir en público que "hemos abusado del discurso de la recuperación". Justo ayer el presidente del Gobierno volvía a reiterar que este mensaje permitirá al PP ganar las elecciones generales de otoño. El análisis del castellano leonés es distinto. Algunos no han caído que la recuperación no es percibida por muchas familias, es que aún hay muchos parados, la sociedad está disgustada con muchas medidas, pero es que no lo hemos explicado, ha señalado. "Yo veo por ahí demasiada suficiencia en alguno de los nuestros", ha dicho.


Herrera también admite que se han cometido "muchos errores" con la corrupción en el PP. Con los casos antiguos y con los que no lo son tanto. Ha habido dudas "a la hora de reaccionar", ha afirmado.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Cuba. A Néstor Díaz de Villegas le impidieron viajar a La Habana y suprimieron un texto suyo de un catálogo de la Bienal de Artes Plásticas.


«Mi presencia virtual en Cuba es un hecho»

******
A Néstor Díaz de Villegas le impidieron viajar a La Habana y suprimieron un texto suyo de un catálogo de la Bienal de Artes Plásticas.
******

DDC
Hollywood
28 Mayo 2015

Invitado a escribir las palabras de catálogo de la retrospectiva de Gustavo Pérez Monzón en la XII Bienal de Artes Plásticas de La Habana, el crítico y poeta Néstor Díaz de Villegas se proponía regresar a Cuba para la exposición. Al final, no pudo ser así, y tampoco su texto estuvo en la presentación.

La Cisneros-Fontanals Art Foundation (CIFO), organizadora de la exposición, adujo haber devuelto los catálogos por errores de impresión y lo sustituyó por un plegable impreso en los talleres de Granma. Durante la inauguración en el Museo Nacional de Bellas Artes, Ella Fontanals Cisneros agradeció "a Corina Matamoros y a Néstor Díaz de Villegas por sus valiosos textos". Sin embargo, el texto de este último no aparecía en el plegable.

Con él hablamos acerca de estos pormenores.

¿Qué te llevó a escribir un ensayo sobre la obra de Gustavo Pérez Monzón para su exposición en la Bienal de Artes Plásticas de La Habana?

Gustavo Pérez Monzón y yo entramos a la Escuela Provincial de Arte de Las Villas en 1967, a los 11 años de edad. Allí estudiaban entonces Zaida del Río, Flavio Garciandía y Leandro Soto, entre otras futuras estrellas de la plástica cubana. Es una etapa poco conocida, la prehistoria de nuestro arte contemporáneo. Nada se había escrito sobre la EPA, sobre sus métodos de enseñanza, sobre los planes para la formación masiva de artistas.

( Néstor Díaz de Villegas)

Yo estuve allí, conozco la génesis, y también soy una especie de pintor frustrado, con todas las connotaciones políticas y estéticas que ese hecho acarrea. Hace años que quería escribir un ensayo donde dilucidara el famoso "abandono" en la obra de Gustavo Pérez Monzón, cómo renunció a seguir pintando y por qué. Cuando llegó el momento de organizar la muestra se barajaron varios nombres para el ensayo principal del catálogo. La elección recayó en mí por una cuestión de afinidad generacional con el artista y de complicidad intelectual con los nuevos curadores del Museo Nacional de Bellas Artes, para quienes nuestra experiencia sigue siendo un misterio. Terminé ocupándome de darle nombre a toda la exposición —Tramas— y a varias de las piezas que permanecían sin titular.

¿Cuándo saliste de Cuba y qué problemas políticos te llevaron a emigrar?

En 1974 fui arrestado en el preuniversitario Jorge Luis Estrada, en Cienfuegos, y acusado de diversionismo ideológico. Mis acusadores fueron dos compañeros de clase y el director de la escuela. Pasé poco más de cuatro años en la prisión de Ariza y salí de Cuba en mayo de 1979, con un contingente de presos políticos.

¿Has sido publicado dentro de Cuba?

Que yo sepa, las únicas menciones de mi nombre en Cuba se deben al comisario Pedro de la Hoz, en un libro mediocre sobre la contrarrevolución villareña, y a la generosidad de mi amigo Omar Pérez, que me dedicó un poema en la revista Casa.

Pero no creo que a estas alturas sea importante para un autor del exilio "ser publicado en Cuba". Mi blog N.D.D.V. se lee en la Isla, mis artículos circulan por las redes sociales, en correos electrónicos y memorias flash.

El catálogo de la exposición de Pérez Monzón no apareció tal como fuera planeado. Publicaron las palabras de la curadora Corina Matamoros, pero no las tuyas. ¿Fuiste avisado de ello por Gustavo Pérez Monzón o por alguien de CIFO? ¿Qué crees de lo ocurrido?

Es lamentable que el catálogo no estuviera listo para el día de la apertura. Tendré que aceptar la versión de las imágenes oscuras hasta que pueda obtener información sobre lo sucedido. Aunque no puedo evitar la sospecha de que el verdadero problema haya sido mi imagen oscura.

El catálogo de Tramas requirió una labor enorme de organización por parte de CIFO, del Museo de Bellas Artes, y de varios de los colaboradores que vivimos fuera de Cuba, entre ellos el traductor Carl Good, que realmente hizo un trabajo extraordinario con las versiones al inglés. ¿Se echó por la borda todo ese enorme esfuerzo debido a presiones de la Seguridad del Estado? Es posible.

Tuve la ilusión, falsa quizás, de que era posible dialogar, de que mi interpretación del arte de los 80 había sido, si no aceptada, al menos tolerada en Bellas Artes. No me explico por qué Eugenio Valdés, el nuevo director de CIFO, o el curador, René Francisco Rodríguez permitieron que el plegable que substituyó el catálogo apareciera sin mi texto. Por lo menos mis palabras debieron estar disponibles, por una cuestión de elemental cortesía. Nadie me avisó de lo sucedido.

¿Crees que vaya a publicarse alguna vez, y circule dentro de Cuba, el catálogo con tus palabras?

Está programado que la exposición viaje a otros museos de Europa y los Estados Unidos, y espero que para entonces el problema de las imágenes oscuras se haya resuelto. Probablemente, el catálogo esté circulando ya dentro de Cuba de manera clandestina.

Gustavo Pérez Monzón no ha tenido hasta ahora reconocimiento suficiente dentro de Cuba. ¿Esta exhibición hará justicia a su obra?

CIFO ha adquirido casi toda la obra de Gustavo, por lo que puede afirmarse que ahora está en buenas manos.

La obra de Gustavo Pérez Monzón pudo haber terminado en el despacho de Raúl Castro, o en algún recinto del Comité Central, como pasó con la de Servando Cabrera, la de Tomás Sánchez y la de Kcho, y se le hubiera hecho justicia igualmente. Quiero decir, que coexisten en Cuba hoy dos tipos de reconocimiento artístico: el del mecenazgo cultural castrista y el de los curadores y comisionados.

Los curadores de Bellas Artes son especialistas con ojo exquisito, van de compras con dinero de CIFO, y si adquieren la obra de Pérez Monzón, ¡pues mejor! Creo que lo mismo debería pasar con las obras de Tomás Esson, Ramón Alejandro y Julio Pichón. Eventualmente, cualquier obra terminará en el Centro Asturiano o en el Museo Nacional de Bellas Artes, que son las dos alas de El Escorial de los Castro.

El crítico uruguayo Luis Camnitzer, uno de los especialistas del arte cubano de los 80, ha vuelto a La Habana para la Bienal. ¿Qué opinión tienes de la interpretación que da la crítica extranjera del arte cubano contemporáneo?

El problema del arte contemporáneo cubano es, básicamente, un asunto de déficit crítico. En 1989 teníamos a Luis Camnitzer realizando el trabajo de renormalización de la cultura oficialista, y eso, debido a que ningún cubano estuvo a la altura de las circunstancias. ¡Solo un crítico extranjero podía equivocarse tan absolutamente!

No hay una historia cubana, sino uruguaya, francesa o americana, de esos eventos. ¿Por qué? Porque un cubano hubiera tenido que decir, de entrada, que se trataba de un movimiento artístico contrarrevolucionario, algo que ninguno de nuestros conocedores estaba dispuesto a admitir. De manera que el arte de los 80 ha sido un poco la lata que los críticos patearon calle abajo a ver dónde llegaba.

Camnitzer toma ese momento de ruptura, el inicio de un movimiento contestatario fraguado en las escuelas de arte, y lo falsea. ¡Hasta pone hablar a Arturo Cuenca como  todo un revolucionario! Camnitzer tergiversa la significación política del arte de los 80, la crisis de donde arranca el proceso, la época en que aparece Gustavo Pérez Monzón, y con él, el decadentismo.

Y ahora, 25 años más tarde, encontramos de nuevo a Luis Camnitzer en la Bienal de La Habana.  Imagino que el ministro de Cultura pague por su estadía en Cuba ("Luis Camnitzer regresa a Casa", dice el titular de Granma) solo para que le salga al paso a cualquier desviación teórica. Ahora enfrenta a la Tania Bruguera de El susurro de Tatlin con la de Los orígenes del totalitarismo y dice que la primera es "superficial, declarativa y demagógica".

Hay que tener en cuenta que se trata del  mismo experto que en los años 70 estudió las acciones violentas de Tupamaros y Montoneros como ejemplos de performance. Entonces, cuando Camnitzer afirma en su página de Facebook que la segunda Tania "pone al represor en posición similar a la de un index eclesiástico medieval", cabría preguntarse quién es ese "represor". Bueno, para empezar, es el mismo que lo invita a Casa, el que enseñó el arte de la performance a los Tupamaros.

Tú te proponías viajar a La Habana para la apertura de esa exposición. ¿Qué te lo ha impedido?

Mi esposa y yo creímos que era el momento de regresar a Cuba. La exposición en Bellas Artes parecía ser el evento perfecto, y sucede que el museo está en mi barrio, donde pasé algunos años de mi adolescencia. Es un lugar muy querido. Recuerdo la tarde en que un custodio me señaló a un anciano elegante, de traje y corbata, que se paseaba por la colección de arte griego, y me dijo: "¡Ese el Conde de Lagunillas!"

Pero entrar a Cuba significa, para el exiliado, pagar un tributo por un pasaporte falso y la llamada "habilitación", una especie de "limpieza de sangre", una práctica medieval, y después un boleto costosísimo por media hora de vuelo, y entonces la entrada a tu propio país se convierte en un asunto policíaco. Entras como súbdito, no como ciudadano.

En mi caso, la habilitación policial nunca llegó, a pesar de que mis nuevos amigos del Museo Nacional de Bellas Artes me esperaban, y también mis viejos amigos del Teatro de los Elementos, en Cumanayagua.  Tal vez regrese en ferry, que es el medio batistiano de transporte entre Cayo Hueso y La Habana, mucho más eficiente, y probablemente más económico. Pero no me doy por vencido. Mi viaje de regreso está en veremos, pero mi presencia virtual en Cuba es un hecho.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

jueves, mayo 28, 2015

La muerte de Juan Reinaldo Sánchez ex escolta del tirano Fidel Castro Ruz y autor de un libro que desenmascara a Fidel Castro después de estar 17 años en el servicio de su Guardia Personal

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Ni ingenuos ni paranoicos; con los pies en la tierra.

No se debe aceptar tácitamente una teoría  de conspiración de la tiranía Castrista en contra del ex essolta de Fidel Castro, el Teniente Coronel (retirado) Juan Reinaldo Sánchez, pero tampoco se puede desechar. Juan Reinaldo murió de un linfoma agresivo que lo llevó a la muerte en tres meses. Algo muy extraño es que Juan Reinaldo Sánchez pudo sacar en pocos años (llegó a EE.UU. en el 2008 si mal no recuerdo)  a su hija, su hijo y a su madre;  quizás Juan Reinaldo Sánchez haya llegado a un acuerdo con la tiranía en no hablar de otros asuntos más sensibles para la tiranía, olvidándose  de la esencia  de la tiranía que él conoció, la cual no respeta acuerdos. Mediante los hijos y la madre fue seguramente muy fácil de ubicar a Juan Reinaldo, sin olvidar que Juan Reinaldo dió varios viajes al extranjero y  de esa manera  se la puso más fácil a la tiranía y sus posibles planes contra él. Por cierto, la edición francesa del libro  no incluyó muchas de las fotografías de la vida oculta de Fidel Castro, pese a que es la edición que tiene por título la vida caché de Fidel Castro; es decir la vida de lujos de Fidel Castro.
 
 Estos no son los tiempos cuando el Castrismo planeaba y daba los primeros pasos  para secuestrar  en un país extranjero como España, el secuestro del ex Presidente Fulgencio  Batista y su envio a Cuba (misión encomendada a Tony La Guardia quien llegó a España el mismo día en que falleció Batista,  según se lee en el libro de Norberto Fuentes  titulado Narcotráfico y otras tareas revolucionarias) pese a que Batista le había perdonado la vida a Fidel y a Raul Castro y a otros asaltantes del Cuartel Moncada y solamente cumplieron 2 años de cómoda cárcel, o la del fallido economista Manuel Sánchez Pérez en pleno Madrid. No son los tiempos de  tirotear y asesinar mediante encargo al  arquitecto Manuel Ramírez (y  a su esposa Liliam Rosa Morales)  que diseñó instalaciones  sospechosas de tener capacidad para desarrollar  armas biológicas y que iba a declarar proximamente ante el Congreso de los EE.UU.  o los tiempos de usar, mediante intrigas, a antiCastristas  para asesinar con un bombazo a un Rolando Masferrer quién hizo huir, en julio de 1947, a Fidel Castro cerca de la esquina de 12 y 23 en El Vedado, pues este y Armando Gali Menéndez (también, al igual que Fidel,  pandillero político de la UIR) le habían disparado y este ripostó hiriendo a Gali Menéndez, mientras Fidel Castro huía despavorido y se escondía en casa de su media hermana Lidia según escribe Roberto Luque Escalona en su libro Rolando Masferrer en el país de los mitos. 

No hace mucho el ex Capitán de la Inteligencia Castrista  Enrique García (quién desertó en Ecuador en 1987)  narró con nombre y apellido, en el programa El Espejo de AmericaTeVe  que conduce Juan Manuel Cao,  algunos de los sicarios del Castrismo que asesinaban personas en el Exterior cubano; narró, por ejemplo, como ¨El Chama¨ ante la duda de a quién matar, dado que en la esquina donde  tenía que ejecutar a una persona  habían dos personas con las misma vestimenta, por lo que ¨El Chama¨para cumplir la misión mató a las dos personas aunque una  de ellas no fuera el objetivo y quizás no tuviera  absolutamente nada que ver.

Fidel Castro es una persona que se toma muy en serio lo que el considera traiciones  y vejaciones  personales, de eso conocieron:  Rafael del Pino Siero (no el General de la aviación) su amigo en los tiempos estudiantiles   (traicionado por  el padre de una famosa empresaria de viajes de Miami),  Eufemio Fernández (quién fue la persona que realmente lo abofeteó en Cayo Confites), Rolando Masferrer y otros conocieron de esas venganzas personales.
*********
Muere ex exscolta de Fidel Castro, Juan Reinaldo Sánchez


*****
LA EXTRAÑA Y RÁPIDA ENFERMEDAD Y MUERTE DE JUAN REYNALDO SÁNCHEZ
 (Una breve nota de Aldo Rosado-Tuero)

Por Aldo Rosado
Mayo 27, 2015 b


Juan Reynaldo Sánchez, el ex coronel del Ejército castrista que fuera jefe de la escolta del tirano Fidel Castro, que después de dejar Cuba se atrevió a desafiar a la mafia castrista al escribir un libro en el que relataba la vida de lujos del tirano mayor, y sus manejos y contubernio con los carteles del narcotráfico, seguramente se convirtió en un objetivo de la tiranía, pues “la mafia” no puede permitir que quien “traicione” a su máximo capo, quede vivo después de cometer semejante atrevimiento.

Todo el que conozca un poco como trabajan los carteles de las mafias y los tiranos totalitarios sabe que para esos canallas hay “crímenes” que no se pueden perdonar, y que hay que castigar con toda severidad, para que otros que guardan secretos como los que reveló el castigado no se atrevan nunca a revelar.

Por eso me llama mucho la atención el rapidísimo avance de “la enfermedad” que mató a  Reynaldo. Claro que no tengo evidencia médica que avale lo que pienso, pero son bien conocidos los eventos en que se han eliminado a enemigos políticos—sobre todo de los comunistas—con enfermedades que matan en días y que no dejan huellas que pueda detectar la ciencia médica.

(Juan reynaldo Sánchez)

Además la muerte de Sánchez, guarda cierta similitud con lo ocurrido a otro enemigo sentenciado por el castrismo: Manuel Artime Buesa.

Veamos los hechos: Juan Reynaldo estaba en perfecto estado de salud, cuando después de publicado su libro, marchó a España. Al regresar de España—hará unos tres meses—comenzó a sentirse mal y a mostrar síntomas de un catarro. Cuando acudió al médico y a resultas de unos test le diagnosticaron un linfoma en el pulmón.

El Dr., según me han notificado allegados a Sánchez, le dijo que el linfoma no tenía nada que ver con  el cigarrillo ni el tabaco, pero lo realmente extraño, es que en alrededor de quince días, ese linfoma le hizo metástasis rápidamente al hígado y otros órganos.

De resultar cierto lo que me han informado, hay que abrigar serias dudas sobre lo ocurrido con Sánchez y su rápida y oportuna muerte antes de que descubriera otros secretos con nombres propias que sabía y tenía planes de divulgar..

Por todo eso, albergo la sospecha de que fue eliminado. Al fin y al cabo es un hecho confirmado que no  es el primero que es eliminado de esa forma.

*****
Publicados en Baracutey Cubano  en diciembre 22, 2006

Medicina cubana / Blog/

Hace nueve años, a propósito de la muerte de Sebastián Arcos, Carlos Alberto Montaner publicó un artículo titulado El tratamiento búlgaro, sobre la posible utilización de isótopos radioactivos para asesinar a disidentes cubanos. No era una especulación infundada: tiempo atrás, el autor había conocido en Madrid a un desertor de los servicios cubanos de inteligencia que había recibido en Bulgaria un adiestramiento especial para utilizar ese método de asesinato. La muerte en Londres de Alexander Litvinenko, víctima, precisamente, de isótopos radioactivos (Polonio 210) presuntamente inoculados por el espionaje ruso, vuelve a poner sobre el tapete la hipótesis planteada en aquella columna que ahora se reproduce.
***************

El tratamiento búlgaro
( publicado el
28 de diciembre en El Nuevo Herald y en otros periódicos)

Por Carlos Alberto Montaner


Un "isótopo radiactivo" no es un elemento extraño. Casi todos los grandes hospitales los utilizan, paradójicamente, para combatir ciertas formas de cáncer, y son unos pequeños filamentos metálicos fácilmente escondibles. "Lo ideal es colocarlo y luego retirarlo a los seis meses para que nunca queden señales del crimen".

Sólo lo ilusionaba el parto de la nuera. Al fin y al cabo, era el primer nieto y no quería morirse sin verle la carita. No pudo ser. El destino es casi siempre cicatero. A los 65, le faltaron unas pocas semanas de vida. Tras una larguísima agonía—tres años de sufrimientos indecibles--, Sebastián Arcos, uno de los héroes de la resistencia cubana durante la tiranía, ex luchador contra Batista y contra Castro, ex preso político, ex catedrático de la Universidad, fundador junto a su hermano Gustavo y Ricardo Bofill del Comité pro Derechos Humanos, murió rodeado de sus hijos, de su mujer de siempre, la entrañable María Juana, de unos cuantos amigos forjados en los calabozos y en el infortunio. Fue un tipo bueno y duro, recto, de ésos que no conocen la deslealtad ni la mentira.

Pero no voy a hacer el panegírico de mi amigo Sebastián, cuya muerte siento como un latigazo, sino a aventurar una hipótesis terrible: es muy probable que a Sebastián Arcos le hayan inducido el cáncer en la prisión cubana en la que cumplía condena por su rebeldía política. A sus carceleros les gustaba presumir de ello. A Leonel Morejón Almagro se lo advirtieron: "Te vamos a meter en la celda que ocupaba Sebastián, para que te enfermes de cáncer como él´´. Y lo cierto es que cuando Sebastián se quejaba de dolor de espalda y lo llevaban al médico de la prisión, el diagnóstico solía ser cínicamente benigno: "No es nada; sólo las vértebras fatigadas, o los músculos´´. Al fin, cuando lo dejaron marchar al exilio, la metástasis era implacable y el gobierno ya lo sabía. Por eso autorizaron su expatriación. No querían otro "mártir´´ en las cárceles cubanas, y menos de esa dimensión internacional. Cuando llegó a Miami, apenas media hora les tomó a los médicos establecer el diagnóstico correcto. Ya no había posibilidades de curarlo. Cuando más, sólo se podía alargar su vida y reducir el dolor con una piadosa combinación de morfina y nervios cercenados. ¿Exagero? ¿Es este artículo un síntoma más del exilium tremens? Lea lo que sigue con extremo cuidado: hace 19 años un joven biólogo cubano --llamémosle David-- "desertó´´ en el aeropuerto de Barajas. Viajaba de Bulgaria a Cuba con escala en Madrid. Fue tan hábil, que no sólo se les escapó a los guardias de la Seguridad cubana que lo acompañaban en el avión, sino que hasta escapó del aeropuerto sin ser detectado por las autoridades españolas. Al día siguiente se presentó a la policía y contó su historia. Esa misma tarde me la repitió con espeluznantes datos y señales: venía de Sofía, en donde la siniestra policía política de Zhikov le había dado un adiestramiento especial para inducir cáncer en adversarios a los que se había decidido eliminar por procedimientos no sospechosos. Le llamaba el tratamiento búlgaro. "Lo más sencillo´´—me dijo-- "es colocar un isótopo radiactivo en la silla habitual del objetivo´´—ya hablaba la jerga de los Servicios--, "o en una chaqueta que utilice 
frecuentemente, o en el colchón, o en el asiento del coche; al cabo de pocos meses hay una gran posibilidad de que se inicie un proceso canceroso en el mediastino´´.

Un "isótopo radiactivo´´ no es un elemento extraño. Casi todos los grandes hospitales los utilizan, paradójicamente, para combatir ciertas formas de cáncer, y son unos pequeños filamentos metálicos fácilmente escondibles. "Lo ideal es colocarlo y luego retirarlo a los seis meses para que nunca queden señales del crimen´´. "¿Ya lo has puesto en práctica´´?, recuerdo que le pregunté bastante alarmado. "No, pero pensaba hacerlo tan pronto llegara a Cuba, si no conseguía desertar´´. "¿Algún disidente?´´, indagué nervioso.

"No—me dijo con una seriedad absolutamente convincente--, pensaba probar con mi suegra, una odiosa hispanosoviética que hizo trizas mi matrimonio´´. Afortunadamente, David conoció a una espléndida muchacha española, se casó con ella y hoy vive en Estados Unidos totalmente alejado de la innoble "profesión´´ aprendida de los búlgaros.

Más datos: en Cuba hay dos supersecretos laboratorios de alta seguridad en el reparto Siboney, ambos con cámaras de descontaminación, situados en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, en los que se produce aflotoxina—otra sustancia fuertemente cancerígena que afecta los pulmones--, así como una variedad de armas tóxicas y químicas semejantes a las que aparentemente esconde en sus palacios el señor Saddam Hussein, buen amigo de Castro y con quien comparte el odio a los gringos y el médico de cabecera, un eminente ortopeda, el doctor Alvarez Cambra.

¿Para qué esas armas? Para enfrentarse al "imperialismo yanqui´´ en caso de un conflicto militar. Esas, las químicas, las biológicas, como se ha dicho, son las bombas atómicas de los pobres. Incluso, hay algunas plagas que ya han sido ensayadas de la manera menos riesgosa: utilizando como modo de trasmisión las aves migratorias que vuelan entre Cuba y la Florida en determinados periodos del año. Los experimentos—en los que participara un ornitólogo cubano especialista en aves rapaces hoy radicado en el exilio—se hicieron con ácaros poco dañinos, pero lo que se buscaba era saber la efectividad del medio de transporte. Si era eficaz, en su momento los patos podían transportar virus y bacterias mucho más letales.

Castro es un enemigo peligroso que sólo se guía por su instinto de supervivencia, y no vacila en ordenar el asesinato de un adversario si cree que éste presenta un riesgo potencial contra la estabilidad de su régimen. Lo hizo, a tiros, con el comandante Aldo Vera, su ex compañero de lucha, en las calles de Puerto Rico, o con José Elíás de la Torriente en Miami. Es probable que lo haya hecho, de manera más sutil, mediante la inducción de cáncer, contra Manuel Artime Buesa, su archienemigo de los sesenta, muerto a los 38 años con los pulmones inexplicablemente destrozados; contra Rafael García Navarro, anticastrista activo, económicamente poderoso, socio y amigo de Rafael Díaz Balart, ex cuñado de Castro y la persona viva que más odia el dictador cubano, desaparecido de igual manera a los 41 años; o, incluso, contra Jorge Mas Canosa, quien a los 53 años, y tras una vida saludable en la que no conoció el cigarrillo, descubre que sólo le quedaban cinco años de vida puntillosamente exactos.

Tal vez algún día encajen todas las piezas del rompecabezas. O tal vez todo quede como un rumor que el tiempo irá borrando. Lamentablemente, los crímenes de Estado suelen ser "perfectos´´. A mí me hubiera gustado escribir una sentida nota necrológica sobre Sebastián, pero sé que el mejor homenaje que se le puede hacer es contar lo que sabemos y lo que intuimos. Sebastián era un hombre bueno, recto y duro. Así vivió. Así supo morir.

Fuente: Firmas Press

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

El barco chino Da Dan Xia que se ocupó en Colombia con más de 100 toneladas de explosivos escondidos en cajas de cereal y los negocios ilícitos de armamento chino en Colombia


El arsenal que se enredó en Cartagena

Los misterios del buque chino

********
A Colombia llegaron de China 15 contenedores con explosivos mimetizados con cajas de cereal. Los incautaron y luego los dejaron ir a Cuba.

*********
Por: Norbey Quevedo Hernández
23 Mayo 2015


El barco chino Da Dan Xia zarpó de Hong Kong en febrero con un gran cargamento y tenía como destino Cuba. EFE

El pasado 21 de abril, un juez de Cartagena permitió a la embarcación Da Dan Xia zarpar a Cuba. El buque chino permaneció retenido durante un mes y medio, luego de que la Policía Antinarcóticos encontró 15 contenedores con explosivos mimetizados entre cajas de cereal. Argumentando que el material bélico era un riesgo para la gente, el juez autorizó la partida del barco a la isla. Sin embargo, el misterio ronda el caso, porque el capitán del barco está detenido en La Heroica porque no se destruyó el cargamento y porque desde hace casi una década se han incautado a bandas criminales mas de 12.000 armas chinas.

El barco había salido de Hong Kong a mediados de febrero con destino al puerto de Mariel en Cuba. No obstante, el viernes 27 de febrero atracó en aguas colombianas. El propósito, según explicó el capitán del buque, Wu Hong, era entregar un cargamento de tubos en Cartagena y luego pasar por Barranquilla para llegar a su destino final. Pero las cosas se empezaron a enredar cuando una inspección del navío en el puerto de la zona industrial de Mamonal detectó el arsenal.

El hallazgo del material explosivo en el buque Da Dan Xia no fue de poca monta. En los contenedores se encontraron 100 toneladas de pólvora, 2,6 millones de fulminantes, 99 núcleos de proyectil y cerca de 3.000 casquillos que se utilizan en la construcción de cañones de artillería. Una vez los inspectores encontraron el material bélico, le pidieron al capitán Hong y su equipo el soporte documental de las armas y concluyeron que los papeles mostrados no correspondían con los explosivos que transportaba la embarcación. Eso sí, el manifiesto de la motonave registró que llevaba 28.451 toneladas de cereales.

Dentro de los contenedores, la huella de que algo extraño estaba pasando era evidente. En sus puertas se mostraba que el proveedor del armamento es North Industries Group Corporation, que en el gremio de la seguridad es conocida como Norinco, el mayor productor de armas de China. Por su parte, el operador del buque es la empresa Cosco Shipping Co, filial del conglomerado China Ocean Shipping Group (Cosco), una compañía que funciona con el apoyo del gobierno chino. Y el destinatario del material era la empresa estatal cubana Tecnoimport.

La incautación del abundante material explosivo no declarado y detención de la embarcación en zona portuaria del Caribe colombiano adquirieron ribetes de escándalo internacional, al punto que el gobierno chino se vio obligado a pronunciarse. “Es una operación absolutamente normal de cooperación comercial y militar”, aseguró Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China. Por su parte, la empresa Norinco señaló que “los productos que enviamos esta vez consistían principalmente en materias primas para la producción de balas. Hemos sido siempre una empresa internacional responsable”.

Las explicaciones no fueron del todo aceptadas por la justicia colombiana y el domingo 8 de marzo un juez de Cartagena impuso medida de aseguramiento al capitán del barco. Luego de una audiencia de tres días, que se prolongó por dificultades para conseguir un traductor, la Fiscalía le imputó el delito de tráfico, fabricación y porte de armas de uso privativo militar. Un delegado diplomático chino en Colombia acudió en ayuda de su connacional y le ubicó un apartamento en Cartagena al determinar el juez la detención domiciliaria del capitán.

Pero quedaba pendiente otro “chicharrón” para las autoridades portuarias: ¿Qué hacer con los 15 contenedores repletos de explosivos y con un barco, que, para ese momento, ya completaba un mes retenido en Cartagena? La trascendental decisión quedaría entonces en manos del juez 12 de control de garantías de esa ciudad. En una breve audiencia del pasado 21 de abril que se inició a las 9:38 a.m. y que finalizó a las 10:58 a.m., el funcionario dio vía libre para que el barco zarpara a Cuba. “Este despacho ordena y autoriza, en aras de salvaguardar los derechos fundamentales, el zarpe de la embarcación Da Dan Xia y la salida de 15 contenedores en los cuales almacenan los materiales bélicos, previo el cumplimiento de las normas de seguridad para el conocimiento de las sustancias peligrosas”. Casi de inmediato el barco zarpó a Cuba, al tiempo que su capitán permanece detenido en Cartagena.

Esta semana el asunto tomó vuelo y llegó al Congreso. El representante a la Cámara Federico Hoyos citó a un debate al Gobierno y con mínima asistencia evidenció la que considera una medida apresurada. “Sorprende la incoherencia entre los argumentos de la justicia para dejar zarpar el buque cargado de armamento ilegal y lo que dice el Gobierno. Comprobamos con estudios técnicos de la capacidad del puerto de Cartagena y con las declaraciones del contraalmirante Pablo Romero y del viceministro de Defensa Jorge Bedoya que las Fuerzas Armadas tienen plena capacidad para manejar y destruir el armamento ilegal que venía en el buque”. Para Hoyos, el material debió ser destruido o entregado a las FF.MM.

Al respecto el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, respondió a la Comisión Segunda de la Cámara que el Comando de las Fuerzas Militares, previo concepto de la Dijín de la Policía, Interpol e Indumil, determinó que era imposible almacenar y custodiar el material explosivo encontrado en la embarcación Da Dan Xia, por seguridad nacional y por protección a la población civil. Además, reconoció que se han incautado fusiles y pistolas de la marca china Norinco en todo el país y que cuando se trata de armamento convencional incautado a las Farc, se destruye de acuerdo con los protocolos.

Por su parte, la canciller María Ángela Holguín respondió en un documento de seis páginas que el caso es de competencia de la Fiscalía, reconoció que Colombia es “un país profundamente afectado por el fenómeno del tráfico ilícito de armas” y destacó que el país ha tratado de liderar el tratamiento del tema a nivel global. A su vez, el contraalmirante Pablo Romero, director de la Dimar, indicó que nunca se tuvo información de que el material explosivo tuviera como destino el puerto de Cartagena.

Los 15 contenedores con los explosivos no reportados fueron entregados en el puerto Mariel de Cuba el pasado 28 de abril. El capitán Wu Hong espera nuevas decisiones judiciales, en un proceso que va para largo. Su abogado, Enrique del Río González, proclama su inocencia. El Gobierno argumenta que actuó en el marco de la ley y el juez ratifica que era material peligroso que ponía en riesgo a la gente. China se consolida como potencia productora de armas en el mundo.

Las armas chinas en Colombia 

Los negocios ilícitos de armamento chino en Colombia en la última década dan cuenta de significativas incautaciones por parte de las autoridades. Se trata especialmente del decomiso de fusiles. Entre 2007 y 2008 las autoridades expresaron su preocupación, y se lo hicieron saber al gobierno chino a través de diversos canales diplomáticos de la incautación de al menos 12.000 armas.

Según los reportes de la Dijín de la Policía, un arsenal estimado en 5.000 armas llegó al puerto de Turbo (Antioquia). Otro grupo de fusiles cercano a los 7.000 fue ingresado al país por el puerto de Buenaventura. Al parecer, se trata especialmente de material bélico fabricado en la empresa Norinco, bajo las referencias CQ 556 y Type 56, conocida como una versión china del AK-47 ruso.

La estrategia oficial para evitar el tráfico de armas
Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, los preceptos para combatir el tráfico de armas que ha generado consenso a nivel internacional son la penalización del porte ilegal e ilícito de armas pequeñas y ligeras. Otro principio es la cooperación interinstitucional e internacional y el intercambio de información y la inclusión de la prohibición de la transferencia a actores no estatales.

La Cancillería señaló que además Colombia suscribió el Tratado sobre Comercio de Armas (ATT) y resaltó que China se abstuvo de votar en la Asamblea de las Naciones Unidas la adopción de ese tratado. La iniciativa a nivel local se tramita en el Congreso con ponencia del senador Jimmy Chamorro


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

miércoles, mayo 27, 2015

Alfredo M. Cepero: EL MUNDO ENAJENADO DEL PRESIDENTE BARACK HUSSEIN OBAMA

EL MUNDO ENAJENADO DE BARACK OBAMA

Por Alfredo M. Cepero
Director de www.lanuevanacion.com
Sígame en: http://twitter.com/@AlfredoCepero

Desde sus primeras incursiones en la vida pública Barack Obama ha sido un camaleón que ha sabido ocultar su ideología política y la agenda que se proponía implantar si llegaba a ser gobierno. En su discurso de presentación de John Kerry como presidente en la Convención Nacional Demócrata en 2004, en Boston Massachusetts, Obama se vendió como un enamorado del sueño americano proclamando:"Yo digo esta noche que no hay una América de izquierda y una América de derecha, sino unos Estados Unidos de América." Y disfrazó aún más su diatriba politiquera afirmando: "Digo que no hay una América negra y una América blanca, una América latina y una América asiática, sino unos Estados Unidos de América". Se le olvidaron los indios americanos, pero no tuvo importancia porque los votos de esa minoría no deciden elecciones. El tiempo y su elección al poder nos mostrarían más adelante en toda su dimensión al fanático y enajenado Barack Obama.

Como ni el espacio de este artículo ni el nivel de atención de mis lectores es ilimitado, hago referencia a la última expresión del fanatismo y la enajenación de este sujeto. Hace sólo unos días el renuente Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas pronunció el discurso de graduación de cadetes de la Guardia Costera. En una página sacada de George Orwell, Obama dijo: "Estoy aquí para decir que el cambio climático constituye una seria amenaza a la seguridad mundial y una amenaza inmediata a nuestra seguridad nacional. Y, no se equivoquen, la misma impactará la forma en que nuestros militares defienden a nuestro país. Por lo tanto, tenemos que actuar y tenemos que actuar ahora mismo".

Más adelante manifestó que desequilibrios climáticos como la sequía en Nigeria crean las condiciones para que grupos terroristas como Boko Haram resulten atractivos a los marginados. Con respecto a grupos barbáricos como ISIS, Obama dijo que Estados Unidos ha logrado debilitarlo pero admite que todavía queda camino por andar. Tomando en cuenta que ISIS controla actualmente la mitad de Siria, la afirmación de Obama tiene que ser contemplada como la expresión de un hombre divorciado de la realidad. La definición casi exacta de un orate con credenciales para presidir el manicomio de Saint Elizabeth, ubicado precisamente a unas cuantas cuadras de la Casa Blanca, en la Ciudad de Washington .

Por su parte, algunos ex militares que no defienden sus puestos en el gobierno de Obama, le salieron al paso. El siempre moderado John McCain montó en cólera en el hemiciclo del Senado y dijo a grito pelado: "El Presidente de los Estados Unidos dice que debemos estar preocupados por el cambio climático. Yo estoy preocupado por el cambio climático pero me pregunto: "¿nos importa un comino lo que está pasando en las calles de Ramadi?'".

Por mi parte, creo que todos debemos estar interesados en un planeta limpio y, para ello, debemos eliminar las emisiones dañinas a la salud general. Pero de ahí a decirle a un grupo de jóvenes militares que la lucha contra el cambio climático es una prioridad constituye una alucinación. Estos jóvenes han mostrado su inclinación a defender este país frente a enemigos jurados como los terroristas islámicos, no en ser un ejército al servicio de la izquierda obsesa con una teoría cuya validez sigue siendo ampliamente debatida. Bill O'Reilly, de Fox News, lo dijo gráficamente: "Esto es como si George Washington le hubiese dicho a sus tropas (hambrientas y congeladas) en Valley Forge que debían concentrarse en elaborar velas de cera y cidra de manzana". Y yo me pregunto, si este delirio del presidente será resultado del "mejunje ideológico" ingerido por el niño Obama de manos de su abuelo zurdo y de mentores comunistas como Frank Marshall.

A mayor abundamiento, aunque no en la misma escala de maldad o dimensión de daño, Barack Obama tiene antecesores en la historia de fanáticos y enajenados que han desatado sus aberraciones psicológicas sobre las pueblos que han gobernado. En octubre de 1917, Vladimir Lenín y sus bolcheviques, un grupo minoritario dentro de la oposición rusa, se apoderaron del gobierno. Su primer acto fue reunir al consejo de soviets, asambleas de obreros, soldados y campesinos, para discutir las condiciones de la firma de un acuerdo de paz con Alemania, con quien se sostenía una guerra que había minado las finanzas rusas.

Como resultado, Rusia perdió varios territorios al oeste del país. Entre esa fecha y la caída del Muro de Berlín en 1989, la locura de la ideología comunista infringió al mundo más de 100 millones de muertos ( 20 millones en Rusia, 65 millones en China y 6 millones si sumamos a Vietnam, Corea, Camboya y Europa Oriental). Todo esto minuciosamente documentado en El libro negro del comunismo: crímenes, terror y represión (1997), un libro escrito por profesores universitarios e investigadores europeos y editado por Stéphane Courtois, director de investigaciones del Centre national de la recherche scientifique (CNRS).

Andando el tiempo, la "civilizada" y "sofisticada" Alemania cometió la estupidez de dar poder absoluto al orate de Adolfo Hitler, el cual ejerció su dictadura desde el 30 de enero de 1933 hasta el 8 de mayo de 1945 en que se dio un pistoletazo para evitar ser apresado por las tropas rusas. Después de la designación de Adolf Hitler como Canciller, el 30 de enero de 1933, los líderes del nuevo Gobierno (una coalición de nazis y nacionalistas alemanes) pasaron rápidamente a suspender los derechos civiles básicos de todos los alemanes. Hitler abolió la presidencia y se proclamó Führer del pueblo alemán (Volk). Todo el personal militar y todos los funcionarios públicos prestaron un nuevo juramento de lealtad personal hacia Hitler como Führer. Quien también conservó el cargo de canciller del Reich (jefe del Gobierno). La suerte fue echada y el mundo pagó el error del pueblo alemán y la debilidad de Occidente para enfrentar al monstruo con otros 100 millones de muertos.

En 1959, el pueblo cubano cometió el mismo error de los alemanes entregando su suerte a otro loco que se proclamó nuestro Mesías. No en balde, el monstruo decrépito que se niega a morir fue un admirador de Adolfo Hitler desde sus años de estudiante de secundaria. Desde su primer año en el gobierno, robado por la fuerza de las armas, se dedicó a exportar revolución y muerte, primero a todo el Continente Americano y más tarde a África y al Oriente Medio. Según "El Libro Negro del comunismo: crímenes, terror y represión" (1977), ya citado en este trabajo, el Castro Comunismo ha producido el saldo macabro de más de 150,000 muertos en Cuba y en otros país de la América Hispana, sin contar los ocasionados por sus guerras africanas como condotiero de la Unión Soviética.

El eslabón que une esta cadena de admiración de Barack Obama por los tiranos cubanos es su gestión para salvar del naufragio a un barco castrista cuyo casco ha sido horadado por 50 años de crímenes e injusticias. Con la segunda elección de este fanático camaleónico el pueblo norteamericano cometió el mismo error de alemanes y cubanos, así como ha mostrado una supina ignorancia política. Ya Washington no puede endilgarnos el calificativo despectivo de "republicas bananeras". Con su elección de Obama, este país ha demostrado no ser otra cosa que una república bananera cualquiera, sólo que con más dinero.

De hecho, ha quedado ampliamente demostrado que, bajo Barack Obama, el "Sueño Americano" ha devenido en una horrible pesadilla. Los blancos y los negros se odian con una intensidad que recuerda los años previos a los de la década de 1960. Los obreros han visto reducir sus ingresos en términos de poder adquisitivo. La clase media casi ha desaparecido. Los niños de familias pobres, tanto blancos como negros, no reciben una educación adecuada para competir por empleos bien remunerados.

En el ámbito internacional, los enemigos de los Estados Unidos no respetan a un presidente que amenaza sin cumplir su palabra ni temen a una potencia que se muestra renuente a utilizar la fuerza para defender la libertad en el mundo, como lo ha hecho en los 70 años posteriores al final de la Segunda Guerra Mundial. Como resultado, los aliados no confían en Barack Obama ni quieren ser identificados con una nación que suplica ser amada antes que demandar ser respetada.

Mientras tanto, este hombre ignora la realidad y, como el perro huevero, no puede sacudirse la obsesión izquierdista de considerar al cambio climático como una amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos. Al igual que Nerón en el año 64 durante el incendio de Roma, Obama toca su arpa ideológica totalmente indiferente a las ominosas amenazas del terrorismo islámico. Y, como Nerón, a la hora de asignar culpabilidad por los males del país, Obama la emprende contra los cristianos. Nuestro último recurso es ponernos en manos de Dios, desde luego, siempre que no tengamos que pasar por las de su aliado en la resurrección del castrismo el Papa Francisco.

5-25-215

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Tania Díaz Castro desde Cuba: Augusto César Sandino: Otro pseudohéroe revolucionario


Tomado de Cubanet.org

Sandino: Otro pseudohéroe revolucionario

******
Por estos días de mayo, en que la prensa nacional castrista ha recordado otro aniversario del natalicio de Sandino, recuerdo a aquel amigo, al que llamábamos El Nica
******

Tania Díaz Castro 
mayo 26, 2015 |

LA HABANA, Cuba. – Las revoluciones o tragedias pasajeras, bien calificadas por el poeta Octavio Paz, cuando dijo: ¨Son fenómenos traumáticos que comienzan con una promesa, se disipan en violenta agitación y se congelan en sangrientas dictaduras¨, necesitan de los llamados héroes, en busca de seguidores.

Allá por los años setenta, cuando yo trabajaba en el Instituto Cubano de Radio y Televisión, conversé en muchas ocasiones con un periodista nicaragüense sobre Augusto César Sandino -1895-1934-. Aquellas conversaciones jamás las he podido olvidar.

Comenzó diciéndome que El General de Hombres Libres, como le llaman al guerrillero nicaragüense, era un verdadero asesino, que él tenía unos quince años cuando Sandino murió y que tanto él como los más viejos de Nicaragua, recuerdan muy bien las barbaridades que cometió en su guerra.

En ningún momento dudé de sus palabras. Las expresaba con un gran dolor, como si brotaran de su alma, pese a sus convicciones políticas.

Por estos días de mayo, en que la prensa nacional castrista ha recordado otro aniversario del natalicio de Sandino, recuerdo a aquel amigo, al que llamábamos El Nica.

Me explicó qué el gobierno de Daniel Ortega, para que no se conociera realmente al hombre que ¨había inspirado la insurrección contra Somoza¨, jamás ha permitido que los periodistas revisen la documentación que se conserva en los Archivos Históricos de Managua.

(Augusto César Sandino)

¨En esos Archivos –me dijo-, a través de documentos, fotografías de las víctimas, testimonios, denuncias personales y colectivas, cartas y mensajes que escribió Sandino, sus consignas y manifiestos, está reflejada su verdadera personalidad, su sadismo, sus ambiciones personales, su falta de moral, sus mentiras, pruebas evidentes del terrorismo que puso en práctica para, según él, echar del territorio nicaragüense a las tropas norteamericanas.

¨Cuando no quedó en el país ningún soldado estadounidense, Sandino continuó su lucha. Su estrategia era apoderarse de Nicaragua. En ese Archivo oculto, que seguramente no han desaparecido, Sandino está retratado de cuerpo entero tal como era: un verdadero bandido. Fue una suerte que no se apoderara del país. Lo hubiera destruido.¨

¨Su estilo era matar a todos los que no cooperaran con él, nacionales o extranjeros, despojándolos de sus bienes, sin piedad alguna para niños y ancianos, cortar las manos de los que asesinaba para enviarlas al enemigo sobre el lomo de sus bestias.¨

Pasaron los años y busco en Internet mucho más sobre aquella historia. Pese a la muy lenta, bloqueada y frágil conexión que tenemos ciertos cubanos con acceso a ese milagroso y maravilloso mundo de la información, encuentro lo que buscaba.

El salvajismo en la guerra de Augusto César Sandino no es historia muerta.

Varios intelectuales y periodistas de gran prestigio, como el hondureño Froylán Turcios y Alejandro Reyes Huete, lo dejaron escrito para las generaciones de hoy. Turcios, que al inicio apoyó la lucha de Sandino, cuando descubrió quién era, lo abandonó para siempre y Reyes Huete calificó esa lucha como ¨una encrucijada, cuyos resultados fueron el robo y el asesinato¨.

¨ Sandino tuvo la habilidad –escribió Reyes Huete- de disfrazar sus propósitos con un gesto de patriota, enarbolando la bandera de la soberanía nacional. Esa habilidad y la literatura antiimperialista, en boga entonces en algunos talentos hispanoamericanos, dieron a Sandino relieves de símbolo para los países de América, celosos de la preponderancia de los Estados Unidos.¨

El prestigioso periódico La Nación, de Buenos Aires, Argentina, que también defendió el sandinismo en sus primeros meses, terminó criticando duramente en un artículo publicado el 25 de enero de 1929, ¨su política divisionista y sus acciones sanguinarias y destructoras¨.

Como todo líder revolucionario, Augusto César Sandino declaró ser un iluminado. Según entrevistas que le hicieron en campaña, sobre todo la de Ramón Beláustegui, explicó que como clarividente, seguía un credo espiritualista y que por medio de su voz magnética, dirigía su tropa, ya que ¨también los espíritus combaten, encarnados y sin encarnar¨. Días después, el periodista Beláustegui confesó que Sandino lo tenía muy confundido.

En el manifiesto ¨Luz y Verdad¨, escrito por Sandino en sus últimos tiempos, quedó claro que su cerebro estaba enfermo y que sus alucinaciones lo llevaban a una franca esquizofrenia, al asegurar que ¨…después del triunfo -el suyo en el poder-, la Cábala me permitirá dar explicaciones¨.

En la noche del 21 de febrero de 1934, una descarga de fusiles puso término a la vida de este hijo del desorden y la locura, como tantos pseudohéroes revolucionarios que conocemos muy bien.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Video de la entrevista completa a un canal chileno del emblemático cantautor Pablo Milanés:critica fuertemente al régimen Castrista en su acercamiento a los EE.UU. y las faltas de libertades en Cuba

 Entrevista a Pablo Milanes en La Habana Cuba TVN Chile. Previo a su recital que brindo en Santiago de Chile en el Teatro Caupolican, el pasado 20/03/2015.-

Entrevista a Pablo Milanes en La Habana Cuba TVN Chile 19/03/2015



 *******
Publicado 26 mayo 2015 por TV Martí

El cantautor Pablo Milanés criticó en una entrevista que concedió a TVN Chile, a los dirigentes de la isla por negar a los cubanos la oportunidad de construir Cuba, algo que le ofrecen ahora a los Estados Unidos, calificándolo de plan Marshall.

Pablo Milanés: acercamiento de Estados Unidos a Cuba es un plan Marshall


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Roberto Álvarez Quiñones: Barack Hussein Obama y la realpolitik


 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Lo notable de la política de Barack Hussein Obama, respecto a la inmensa mayoría de los  anteriores Presidentes de los EE.UU.) es que como consecuencia de ella  EE.UU. está quedándose en el mundo  sin  gobiernos aliados y amigos, ya sean permanentes o temporales, y los enemigos ya no los respetan,  pues saben que pueden pasar las líneas rojas de Obama las veces que les den sus deseos  pues   Obama no es coherente con sus propias advertencias y cuando actúa, lo hace tarde y debilmente.

Tengo la opinión que los generales que en un momento lucharon en la Sierra Maestra o en misiones (intervenciones) internacionalistas lo que desean en Cuba es un gobierno, Castrista o no,  estable que le garantice ahora y en el futuro  las fortunas y las propiedades robadas  en las que viven y aquellas  con las que lucran para así seguir viviendo como millonarios los años que les quedan de vida y dejárselas como herencia segura a sus privilegiados descendientes, vivan o no, en Cuba.  Ya no hay generales ciegos seguidores a una ideología pues los años y los hechos  vividos les  han enseñado;  lo que sucede es que el continuismo que les ofrece el  Raulismo es lo más seguro  que ellos tienen para sus ¨vidas y haciendas. Por supuesto que algún que otro fanático ideológico  siempre queda,  pero esas son las excepciones que confirman la regla.

El eminente matemático Ramón Rubio, ya fallecido, condenado al ostracismo aún desde antes de partir en 1984 para Francia,  escribió un muy documentado  libro sobre William James.

La doctrina  de la ¨fruta madura¨ NUNCA fue  apropiarse de Cuba imponiéndole la anexión a los cubanos. sino que los cubanos vieran las ventajas de anexarse a los EE.UU. como resultado de los beneficiosos  que esas relaciones les aportaba. Considero que es útil conocer, para apropiarse de la  esencia de esa política, que John Quincy Adams se opuso a la esclavitud en EE.UU., a la Guerra Mejicana y también a la anexión de Texas, la cual se llevó a cabo después que el Congreso de los EE.UU. rechazó ocho veces la petición de Texas en la que solicitba ser anexada. Adams planteaba además, que la Unión Americana no podría oponerse a ella ( o sea, a la anexión de Cuba) aunque lo quisiera. Ese es el espíritu y la letra de tan  vilipendiada política. Veamos un fragmento de la mencionada política:

“  Puede darse por sentado que el dominio de España sobre los continentes americanos, septentrional y meridional, ha terminado irrevocablemente. Pero las islas de Cuba y Puerto Rico aún permanecen nominalmente, y hasta tal punto realmente, bajo su dependencia, que todavía goza aquella del poder de transferir a otros su dominio sobre ellas y, con  éste, la posesión de las mismas. Estas islas por su posición local son apéndices naturales del continente americano, y una de ellas (la isla de Cuba), casi a la vista de nuestras costas, ha venido a ser, por una multitud de razones, de trascendental importancia para los intereses políticos y comerciales de nuestra Unión. La dominante posición que posee en el golfo de México y en el Mar de las Antillas, el carácter de su población, el lugar que ocupa en la mitad del camino entre nuestra costa meridional y la isla de Santo Domingo, su vasto y abrigado puerto de  La Habana que hace frente a una larga línea de nuestras costas privadas de la misma ventaja, la naturaleza de sus producciones y la de sus necesidades propias, que sirven de base a un comercio inmensamente provechoso para ambas partes, todo se combina para darle tal importancia en la suma de nuestros intereses nacionales, que no hay ningún otro territorio extranjero que pueda comparársele, y que nuestras relaciones con ella sean casi idénticas a las que ligan unos con otros los diferentes Estados de nuestra Unión.
Son tales, en verdad, entre los intereses de aquella isla y los de este país, los vínculos geográficos, comerciales y políticos, formados por la naturaleza, fomentados y fortalecidos gradualmente con el transcurso del tiempo que, cuando se echa una mirada hacia el curso que tomaran probablemente los acontecimientos en los próximos cincuenta años, casi es imposible resistir a la convicción de que la anexión de Cuba a nuestra República federal será indispensable para la continuación de la Unión y el mantenimiento de su integridad ( ... )
 Es obvio que para ese acontecimiento (la anexión de la Isla a Estados Unidos)  no estamos todavía preparados, y que a primera vista se presentan numerosas y formidables objeciones contra la extensión de nuestros dominios dejando el mar por medio ... Pero hay leyes de gravitación política como las hay de gravitación física y así como una fruta separada de su árbol por la fuerza del viento, no puede aunque quiera, dejar de caer en el suelo, así Cuba, una vez separada de España y rota la conexión artificial que la liga con ella, es incapaz de sostenerse por  si sola, tiene que gravitar necesariamente hacia la Unión Norteamericana, y hacia ella exclusivamente, mientras que la Unión misma, en virtud de la propia ley, le será   imposible dejar de admitirla en su seno

Por otra parte:  el sabio cubano Fernando Ortiz en el texto de su conferenia, devenido en artículo, Los factores humanos de la cubanidad expresó  en el año 1939:

¨La vecindad de esta poderosa cultura es uno de los más activos factores de la cultura nuestra; positivos o negativos, pero innegables. No nos ciegue el resquemor que en nosotros ha sido latente por sus invariables egoísmos, por sus frecuentes torpezas, a veces por sus maldades y a menudo por sus desprecios. No es un problema de gratitud, sino de objetividad.¨ 

y más adelante agregó:
¨Sabemos del vecindaje su historia, sus hábitos, sus petulancias, sus prepotencias, su sequedad fría y desdeñosa, su absorbente imperialismo...Sabemos que esa poderosísima industria sacarífera, que nos domina y es dominada por el anónimo extranjero, a pesar de haber ganado en una sola zafra unas utilidades mayores que el valor de todo el capital invertido en ella, no ha regalado a Cuba ni una modesta fundación benéfica o educativa que testimoniase al pueblo cubano la realidad de algún don espiritual del industrial forastero que se llevó nuestra dulzura. Pese a todo, de ese poderosísimo Niágara de fuerzas que es la civilización norteamericana nos llegan corrientes que nos arrastran pero que nos elevan a la espuma, corrientes que nos llevan lejos, en zozobras, pero sin hundirnos [....] El porvenir estará en aprovechar la corriente pero sin sumergirse en ella

Para finalmente advertir:

 ¨Perdonadme lo esquemático y elemental de estos apuntes. Es a vosotros, jóvenes estudiantes cubanos,  de cubanidad y cubanía, a quienes corresponderá agotar la investigación, la experiencia, el juicio y hasta la práctica. No desmayéis en su estudio. En ello os va la vida¨

Pese a esas críticas, Fernando Ortiz, el tercer descubridor de Cuba,  no se fue nuevamente exiliado a los EE.UU. (estuvo desde diciembre de 1930 hasta agosto de 1933 cuando fue derrocado el Presidente Gerardo Machado y Morales)  al implantarse la dictadura Castrista porque ya estaba viejo para empezar una vida en otro país; eso se  lo dijo a su entonces joven amigo el ya relevante  arquitecto Nicolás Quintana cuando este último iba camino al Exilio. Esa afirmación  la pueden oir en boca de Nicolás Quintana en su última conferencia ¨Sentir y Hacer¨, febrero de 2011, poco antes de fallecer y en la que   además honró este blog al tomar las imágenes y textos de este para  honrar y dedicarle esa conferencia al  extraordinario ingeniero estructural  cubano Ysrael Seinuk, su entrañable amigo.
***************
Tomado de http://www.diariodecuba.com/

Obama y la realpolitik

****
El problema de la elite militar de la Sierra Maestra es que no está preparada para abrirse  y relacionarse normalmente con Washington, a quien teme.'
****

Por Roberto Álvarez Quiñones
Los Ángeles
25 Mayo

Cuando se repasa un poco la historia de Estados Unidos se percibe que la estrategia del presidente Barack Obama hacia Cuba  no es tan nueva como parece a primera vista.

Y es que se trata de  realpolitik,  palabra alemana que significa  pragmatismo político a ultranza, y que se sintetiza en una frase de John Foster Dulles,  secretario de Estado con el presidente Dwight Eisenhower en los años 50:  "Estados Unidos no tiene  amigos, sino intereses".

Dulles  lo que hizo en realidad  fue resumir  otra  frase  pronunciada por el también secretario de Estado  John Quincy Adams, pero en 1823, cuando sentenció: "Estados Unidos no tiene amistades permanentes, sino intereses permanentes".

Por cierto,  Adams ese mismo año enunció la política de "la fruta madura", según la cual, por gravitación geográfica inevitable,  Cuba sería  parte de la Unión Americana al separarse de España .  Y también en su  fecundo 1823,  Adams  elaboró la tesis de  "América para los americanos",   que fue llamada  Doctrina Monroe  porque  era James Monroe el presidente y no Adams, quien lo fue dos años después.

O sea, esta política de Washington de acercamiento a los Castro sin tener en cuenta factores "sentimentales"  es añeja.  Lo que es nuevo es que de los 11 presidentes que ha tenido EEUU desde que Fidel Castro entró triunfante en La Habana hace 56 años, Obama es el que más se ciñe a esa doctrina Adams-Dulles, y que tiene cierto parentesco con el cínico pragmatismo  del filósofo estadounidense Williams James (1842-1910) y que se sintetiza en una insólita sentencia suya: "Solo es verdad lo que me es útil".

En el caso de los Castro no hay solo parentesco, sino que es James el guía doctrinario del régimen. En su filosofía se basan los medios de la Isla, y el Gobierno,  para la manipulación de la realidad:  si algo es verdad pero no conviene al régimen, es mentira;  si es mentira pero  conveniente, es verdad. Y punto.

Vecinos más cercanos


Los intereses  de EEUU  respecto a Cuba se expresan en la apetencia que tienen los hombres de negocios de hacer negocios  con las Isla. La razón es simple: si  europeos, chinos, rusos y brasileños  quieren meterse en la Isla, con más razón deben hacerlo  sus vecinos más cercanos.  Por la parte castrista  se manifiesta en la necesidad de tener un asidero  al que agarrarse ante el cada vez más incierto futuro de Venezuela,  mecenas de Cuba.

De una u otra manera  todos los gobiernos actúan como lo definieron Adams y Dulles. Solo  en tiempos de guerra, o de catástrofes naturales  los Estados actúan solidariamente en  tareas puntuales. Y también en las  entregas de ayuda humanitaria a países con crisis alimentaria o con gente muy necesitada, y en la lucha contra el terrorismo, o la protección del medioambiente, etc.

A fines de la Segunda Guerra Mundial, con sus 67 millones de muertos y una destrucción material sin precedentes, hubo consenso internacional en que las naciones debían ser más "amigas" y  coordinar políticas para evitar una hecatombe humana como la ocurrida.  Y  así, en junio de 1945 un total de 51 países firmaron en San Francisco la Carta de las Naciones Unidas.  Surgió la ONU.

Pero nació  tarada por el derecho de veto en el Consejo de Seguridad, el único órgano  capaz de aprobar resoluciones de cumplimiento obligatorio para los Estados miembros. Ese privilegio de poder vetar,  que paraliza constantemente a la ONU, fue  la condición sine qua non que exigieron las cinco grandes potencias vencedoras en la guerra  para crear la entidad política global. Y  sin ser muy  "amigas" se constituyeron en miembros permanentes del Consejo de Seguridad: EEUU, Gran Bretaña, Francia, China y la Unión Soviética (hoy Rusia).

Con la expansión geográfica del comunismo y  la  Guerra Fría  no cuajó del todo el  plausible propósito de la ONU.  La realpolitik lo impidió. Con la descolonización de Africa y  Asia, y la independencia de otros territorios, se cuadruplicó su membresía  y hoy la organización tiene 193 países, que muy poco pueden lograr, salvo  recomendaciones  que nadie cumple. La entidad ha quedado más bien para la asistencia humanitaria en casos de crisis,  o  el despliegue de "cascos azules" en zonas de conflicto.

¿Internacionalismo?

Por lo demás,  mientras más poderoso es un país menos amigos y más intereses tiene, no importa la ideología.  ¿Era por  "internacionalismo proletario"  que la Unión Soviética subsidiaba al castrismo  y pagaba la libra de azúcar a 45 centavos cuando se cotizaba a 4 centavos en el mercado mundial?

Moscú pagaba,  y caro,  porque Cuba era su plataforma en el corazón del continente americano para expandir el comunismo y la influencia soviética en la región,  y  porque era su  base de inteligencia y contrainteligencia en las narices mismas de EEUU, entre otras  razones.


No fue por solidaridad revolucionaria  que Fidel Castro sembró de guerrillas y  quiso incendiar Latinoamérica con la ayuda del Che Guevara,  sino para convertir a Cuba en el centro ideológico y político de la región  y  vivir luego a expensas de las naciones liberadas de la "explotación imperialista". ¿Subsidia hoy Caracas a La Habana por solidaridad, o porque el chavismo sin la dirigencia cubana no puede sobrevivir?

Y  al colocar  35.000 médicos cubanos en Venezuela y Brasil,  sin sus familias,  los Castro no lo hacen por solidaridad con los pobres, sino porque esa es la principal fuente de ingresos en divisas —quintuplican los ingresos por el turismo— que tiene la arruinada economía cubana, y porque a la vez concientizan ideológicamente a decenas de miles de personas.


Pragmatismo excluyente


Lo peor es que el Gobierno castrista aplica la doctrina Adams-Dulles a su propio pueblo. El  bienestar del pueblo cubano, ya uno de los más pobres del hemisferio occidental, y la necesidad de restablecer derechos y libertades ciudadanos no cuentan a la hora de hacer política en La Habana. Lo que le importa a la cúpula dictatorial es perpetuarse en el poder, al precio que sea.

Es por ello que no quiere en realidad una normalización total de relaciones con EEUU. El propio Raúl Castro insiste en que eso tomará "mucho tiempo". Lo que quiere el régimen es que se levante el embargo, tener acceso a créditos internacionales, recibir mucho dinero de los turistas estadounidenses y capitales. Pero no como en China o  Vietnam, sino con muchas más restricciones para los cuentapropistas y la población en general.

A decir verdad, el problema de la  elite militar de la Sierra Maestra es que no está preparada para abrirse  y relacionarse normalmente con Washington, a quien teme por motivos reales y no ficticios como aquel fantasmal peligro de invasión militar.  No sabe cómo va a lidiar con una masiva invasión de yanquis pero sin armas, tanques y aviones. Es consciente de que por muchos controles y leyes que imponga, el riesgo de que la situación la desborde es real.

En resumen, la realpolitik de Obama con Cuba es económica, comercial y tecnológica, nada altruista, pero también la apuesta de que como efecto colateral el régimen se vea arrastrado a hacer cambios profundos.

La estrategia de los Castro, en tanto, es precisamente la de impedir que ese desbordamiento se produzca.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Waldo Acebo Meireles: Lo alcanzado y lo pendiente tras el establecimiento de la república de Cuba


Tomado de http://www.cubaencuentro.com/

“Cayó como un 20 de mayo”

******
Lo alcanzado y lo pendiente tras el establecimiento de la república
******
Por Waldo Acebo Meireles
Miami
25/05/2015

Ha pasado el 20 de mayo sin penas por allá y sin glorias por acá, o viceversa que es más o menos lo mismo. Se hubiesen cumplido 113 años de la fundación de la república, casualmente el mismo número que José Martí llevaba en su uniforme de preso político. Máximo Gómez al izar la bandera cubana con lágrimas en los ojos pensaba, con su ingenuidad política habitual, que ya habíamos llegado. Sí, llegamos a una república mediatizada, que como afirmó cierto político norteamericano poco le quedaba de independiente.

Enmienda Platt, tratados de reciprocidad permanente y de bases navales y carboneras, que eran más de una, aunque ahora solo quede la de Guantánamo, donde el único carbón que existe es para preparar barbecue, poca independencia le dejaban a la supuestamente soberana nación, pero teníamos una bandera y un himno y un presidente electo democráticamente.

A los cubanos no les quedó más remedio que aceptar las imposiciones, pero dentro de esa república tan vilipendiada, corrupta, entregada al imperialismo había fuerzas patrióticas suficientes para enfrentar durante años las obligatorias exigencias. La lucha contra esos tratados fue constante y tenaz y logró con un amplio apoyo popular la recuperación de la Isla de Pinos en 1925.

Intelectuales cubanos de la valía de Herminio Portell Vilá, al que un polemista comunista llamaba “el HP Vilá” presentó con la honestidad y valentía, que después demostraría en su obra Historia de Cuba en sus relaciones con los Estados Unidos y España, la posición de Cuba con relación a la intervenciones extranjeras en la conferencia de Montevideo de 1933. Su ponencia desempeño sin lugar a duda un papel fundamental en la derogación de la Enmienda Platt el 20 de mayo de 1934.

Lentamente se fue eliminando la dependencia y los “pro-cónsules” no podían maniobrar tan abiertamente y con resultados seguros en una república que poseía una prensa libre, y un sistema electoral que aunque víctima de algún que otro pucherazo, era básicamente democrático.

La república desarrolló un sistema educacional que era la envidia del resto de las naciones de América, los textos de los pedagogos cubanos se editaban, vendían y utilizaban en decenas de países hispanos parlante, aún andan por ahí las obras de Baldor, Rosell, Mario González, por referirme solo a las matemáticas.

En el campo de la salud pública, Cuba tuvo logros considerables para un país pequeño y subdesarrollado. Es cierto que los hospitales se concentraban en la capital y en algunas ciudades provinciales, pero varias enfermedades endémicas fueron erradicadas completamente —ahora han reaparecido—, también en este aspecto estábamos a la cabeza del resto de la América con muy bajos índices de mortalidad infantil. Incluso muchos latinoamericanos que no tenían recursos suficientes para ir a la Clínica de los hermanos Mayo [Mayo Clinic] buscaban con los eminentes médicos cubanos una cura para sus males.

La república sufrió un duro golpe con el “madrugonazo” de marzo de 1952. pero como podría decir algún anciano en un desvencijado asilo, y posiblemente hoy en Cuba nadie entenderá, con el 1ro de enero de 1959 “le cayó un 20 de mayo” a la república.

© cubaencuentro.com
*****
(Fragmento de mi artículo ENMIENDA PLATT Y REPÚBLICA publicado en Cuba en la revista Vitral, número 48,  en el año 2002, año del Centenario de la República)

El destacado historiador pinareño Octavio Costa en su libro "Manuel Sanguily. Historia de un ciudadano", aporta elementos interesantes sobre el por qué algunos líderes cubanos interpretando correctamente el sentido del momento histórico, votaron finalmente por la aprobación de la Enmienda Platt.

"Sanguily sabe que si se rechaza la Enmienda no hay república. Esta es la triste y dramática verdad sobre la que se funda ciertamente la nueva posición del prócer rebelde y magnífico. Y entre un poder interventor indefinido, por benigno que sea, y una república con Enmienda, él prefiere esta última situación. Se vive un momento trascendente y singular. O se rechaza la Enmienda íntegramente o se acepta en su totalidad. Aceptarla, es para el tribuno decidir la independencia y la ventura de la Isla. Esta, en cualquier caso, jamás podrá impedir la intervención yanqui en casos de conflagración o de amenaza para la seguridad del Norte y admitir este derecho formalmente es definirlo, determinarlo y limitarlo." (Costa, 91)

En las votaciones de los constituyentes cubanos sobre la Enmienda Platt podemos encontrar situaciones interesantes como la de ser aceptada por reconocidos independentistas hasta ser rechazada por antiguos autonomistas (por ejemplo: Alfredo Zayas y José Fernández de Castro, aunque este último, devino en independentista).

Sabiduría vs imposición

La República nació con su independencia y soberanía limitadas en cuanto a principios se refiere; eso es un hecho innegable en nuestra historia. Los cubanos más preclaros se decidieron por la opción de aceptar por el momento la mencionada enmienda ante la alternativa de la ocupación indefinida de Cuba por las tropas norteamericanas y que la misma pudiera desencadenar una inútil guerra de guerrillas contra el Gobierno Interventor norteamericano que destruyera, más aun, al ya devastado país. El Mayor General Calixto García después de concluida la Guerra Hispano Cubana Norteamericana había dicho:

"Yo creo que los Estados Unidos no faltarán a su palabra empeñada; pero si así fuera siempre habría tiempo para morir, ya que no para vencer" ( Rodríguez, 44 y 45)

La sabia estrategia planteada desde los mismos inicios de la República por Don Juan Gualberto Gómez, y otros patriotas, y que está expuesta en las siguientes palabras, demostró ser la más adecuada para la joven república.

"Declaración solemne del propósito de que mientras ese tratado esté vigente, será escrupulosa y lealmente observado por el pueblo cubano y por su gobierno; sin perjuicio de que el Gobierno de la República de Cuba aproveche cualquier oportunidad favorable que pueda presentarse en el porvenir para influir cerca del Gobierno de los Estados Unidos, a fin de obtener por mutuo acuerdo, la modificación de aquellas cláusulas del Tratado en que el pueblo cubano encuentra limitada su independencia y mermada su soberanía." (Ibarra, 245)

Los contenidos más lesivos de la Enmienda Platt en contra de la plena soberanía cubana fueron abrogados en 1934.

Balance controversial de la Enmienda Platt

El balance de la Enmienda Platt es muy controversial. Considero que sus consecuencias deben analizarse desde al menos dos perspectivas o ángulos diferentes. Una primera perspectiva nos dice que la mencionada enmienda:

1) Propició el aumento significativo de las inversiones extranjeras en un país totalmente destruido necesitado de las mismas. La mencionada enmienda garantizaba, en cierto medida, el ambiente de paz necesario para el desarrollo de las inversiones en el país.

2) Contribuyó grandemente para que no sucedieran en Cuba, largas y sangrientas guerras fratricidas similares a la ocurrida durante y después de la independencia en muchas repúblicas hispanoamericanas y en Haití, o como la ocurrida en los propios Estados Unidos con la guerra de Secesión.

3) Limitó significativamente la posibilidad de una agresión extracontinental por parte de las potencias europeas como la efectuada por Alemania, con la ayuda de Inglaterra, a Venezuela en 1901 mediante los bombardeos a La Guaira, Maracaibo y Puerto Cabello, por ésta no pagar las deudas adquiridas con un poderoso consorcio alemán. Anteriormente, en 1897, la marina alemana ya había realizado demostraciones de fuerza en Haití.

Una segunda perspectiva de la Enmienda Platt nos dice que:
1) Limitó en cierta medida, en cuanto a principios se refiere, la soberanía de Cuba, otorgándole a la república desde un punto de vista formal, una independencia restringida.

2) Creó una mentalidad de Patronato en ciertos segmentos del pueblo cubano mediante la cual, se esperaba que los norteamericanos fueran los que resolvieran nuestros problemas políticos. En otros segmentos de la población cubana, creó o acentuó un sentimiento nacionalista antinorteamericano.

La enmienda Platt nos privó de gozar de una independencia y soberanía total, pero también nos evitó grandes desastres y sufrimientos.

Manuel Sanguily como Ministro de Estado (responsabilidad que corresponde a la de Canciller o Ministro de Relaciones Exteriores en nuestros días) del gobierno de José Miguel Gómez, en su discurso en el teatro Polyteama, a poco más de una década de la imposición de la Enmienda Platt, expresó:

"Mantendrá el Gobierno las relaciones más cordiales en el orden diplomático y de los negocios, con las naciones amigas entre nosotros dignamente representadas, y sobre todo cultivará los grandes y vitales intereses que en franca y afectuosa correspondencia nos ligan a los Estados Unidos, no ya solo en consideración a las ventajas que deriva de ellos nuestra economía, sino por los incomparables servicios que el pueblo y el Gobierno americanos han prestado a la causa de la justicia, de la civilización y de nuestra nacional soberanía.

Y no os sorprenda esta sincera manifestación de quien siempre ha vivido inquieto y receloso en el temor de los grandes y los fuertes. Dos veces -una, por la ceguedad de nuestra vieja y orgullosa Metrópoli; otra por la ceguedad de enconos fratricidas-, vinieron aquí los americanos traídos por su fortuna o llamados por nuestras discordias, y siempre se retiraron de nuestro territorio, haciéndonos el doble beneficio de construir dos veces la república, y dejándonos en el corazón atribulado, desengaños y escarmientos; más en ambas ocasiones, motivos superiores de admiración y de gratitud por esa magnánima conducta que jamás en la historia habían observado los pueblos fuertes y triunfantes con los débiles, conturbados y decaídos
" (Ibarra, 312)

He escogido esas palabras de Manuel Sanguily en el teatro Polyteama, y no las de otro cualquier patriota o ciudadano, por la posición vertical que siempre mantuvo Sanguily en su quehacer político:
******
 (Fragmento de  mi artículo UNA PRIMERA APROXIMACIÓN A LA REPÚBLICA (1902-1958) publicado en  Cuba en la revista Vitral, número 49, en el año 2002)

Al instaurarse la República en 1902, la labor de higienización continuó:

¨Los salubristas cubanos, bajo la dirección de Finlay (1902-1908), logran disminuir la mortalidad por tétanos infantil a partir de 1903; erradicar la fiebre amarilla definitivamente en 1908; establecer de manera permanente la vacunación contra la viruela; y elaborar una avanzada legislación en materia sanitaria. Más tarde, al discutirse una nueva ley sobre la estructura del poder ejecutivo en la Comisión Consultiva, se aprobó una Secretaría de Sanidad y Beneficencia, que unía a los departamentos nacionales de Sanidad y Beneficencia, y que entró en funciones el 28 de enero de 1909. Este fue el primer Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba, y del mundo. ¨(Álvarez, 2)

En las dos primeras décadas la labor con respecto a la salud pública fue tal que:

"El país es uno de los más sanos del mundo, como lo demuestran, los datos del último censo, que consignan la proporción de 14,2 de fallecimientos por cada 1 000 habitantes y los publicados por la Cámara de Comercio Americana de la Habana, en su folleto de fines de 1924, que consigna sólo el 12, 54" (Estos últimos años Tomo I, 410)

En 1931 la esperanza de vida de los habitantes de Cuba era de aproximadamente 42 años (Atlas Demográfico de Cuba, 57)

En 1958 había aproximadamente 97 unidades hospitalarias, de ellas, 47 prestaban servicios en zonas rurales (Abreu, 40), y 52 casas de socorro municipales además de alguna que otra instalación a cargo del estado y 242 clínicas mutualistas, de ellas 96 en la capital (Anuario Estadístico, 565 y 566 y Álvarez, 2). Las clínicas mutualistas, uno de los representantes de la salud rentada (la otra representante eran las consultas particulares o privadas), eran instituciones que por una módica mensualidad se tenía derecho a consulta, ingreso y cirugía así como a medicamentos; las había de poco más de 2 pesos mensuales, que eran la mayoría, hasta algunas de 10 pesos. En los años cincuenta, aproximadamente millón y medio de personas estaban asociados a las clínicas mutualistas:

¨ Desde la primera mitad del siglo XIX comienzan a fundarse casas de salud privadas y, en la segunda mitad, las asociaciones regionales españolas de ayuda mutua fundan, también, casas de salud mutualistas; ambas consolidan su labor en el presente siglo. Estos dos llamados sistemas de salud (privado y mutualista) tendrían a su cargo, con el SNS estatal (Sistema Nacional de Salud), la atención médica de la población cubana ..." (Álvarez,2)

La Salud en la República, al igual que la Educación, Sistema Judicial, Seguridad Social, Sistema Tributario, Sistema Electoral (salvo en las elecciones de 1901), Sindicalismo, etc., tuvieron siempre su identidad propia, diferenciándose mucho de sus homólogos norteamericanos, lo cual avala la identidad propia que tuvo la República cubana nacida en 1902. Es mi criterio personal que el antiguo Sistema de Salud cubano tenía algunas características muy superiores al Sistema de Salud norteamericano.

En 1958 la tasa bruta de mortalidad de la población era del 6,4 por cada mil habitantes (Zuaznábar, 1) pese a la situación política y de confrontación armada que existía en el país; en 1953 había sido de 6,3 por cada mil habitantes. Esa tasa ubicaba a Cuba entre los países de menor tasa de América Latina y con índices que solamente alcanzaron muchas de sus repúblicas hermanas iberoamericanas veinte años después (Anuario Estadístico de 1988,629 ). La esperanza de vida al nacer era de 58.8 años y la mortalidad infantil en menores de un año era de 32,5 por cada mil nacidos vivos, la cual desde principios de siglo seguía una tendencia decreciente (Zuaznábar, 1) pese al existente rechazo social al recurso del aborto, rechazo que existía hasta en casos en que se presentaran malformaciones fetales en el embarazo, y la no invención todavía en el mundo de algunas pruebas de análisis de laboratorio clínico o algunos instrumentos de la electromedicina(como es, por ejemplo, el equipo de ultrasonido) los cuales permiten detectar tempranamente problemas serios en el embarazo. La esperanza de vida de 58.8 años era superior en esa época a la de muchos países de América Latina y el Caribe, y mayor que las que alcanzaron veinte años después todos los países de África, salvo Argelia y Túnez (Anuario Estadístico 1988, 627). La cifra de mortalidad infantil cubana de 32,5 correspondiente a 1958 era todavía en la primera mitad de los años ochenta mejor que la de muchos países de Latinoamérica en esos años: Paraguay (45,0), Ecuador (69,5), Brasil (70,6), Méjico (53), Colombia (50), Bolivia (124,4), Honduras (82), Perú (98,6), Argentina (35,3), El Salvador (35,1) y Guyana (36,2) (Anuario Estadístico de 1988, 629). América Latina en su conjunto presentó aún en el año 2001 la cifra de 32 (Granma, 5). Cuba en estos dos últimos parámetros tenía índices pertenecientes al Primer Mundo de esos años según los datos de la UNICEF que aparecen en la Tabla de la página 16 del Material de Estudio Nro. 3 del Ministerio de Educación; los valores de Cuba en 1958 en estos dos parámetros con respecto de los Países en Desarrollo y Países menos Desarrollados fueron similares o mejores que los que ellos presentaron en 1992: En China y Vietnam la mortalidad infantil en 1996 era respectivamente de 34 y 40 por mil nacidos vivos (Robaina, 35).

La población cubana en 1958 era de aproximadamente 6 763 736 habitantes y había en el país 6 286 médicos ( sin incluir estomatólogos ) y un total de 32 501 camas y de ellas 28 536 de asistencia médica (Anuario Estadístico de 1988, 564 y 569). Del total de camas de servicio hospitalario 10 643 pertenecían al servicio estatal, servicio en el cual laboraban 1 125 médicos (Zuaznábar, 5). El 51% de las camas de los hospitales estaban situadas en la capital del país (Abreu, 40). Los números de habitantes por cama (237) y de habitantes por médico (1076) en 1958 eran mejores que los de la mayoría de los países latinoamericanos en esa época y más aún, que los que tuvieron esos países aproximadamente 20 años después como se puede comprobar observando la página 675 del Anuario Estadístico de 1988. Observando las cifras de aproximadamente el año 1980 diré, que solamente Puerto Rico (789), Argentina (521), Uruguay (533) y Venezuela (888) tuvieron mejores índices de habitantes por médico que el que tuvo Cuba en 1958; el resto lo tuvieron peor. Al comparar las cifras de aproximadamente el año 1980 con relación al número de habitantes por camas diré que solamente Argentina (176 ), Puerto Rico (229) y Guyana (215) tuvieron mejores índices que el que tuvo Cuba en 1958; el resto de los países latinoamericanos todavía en el año 1980 presentaron índices peores que el que presentó Cuba en 1958. En la Cuba de 1958 el número de camas de asistencia médica por cada 100 000 habitantes era de 422, En América Latina en su conjunto y en estos momentos (año 2002) es solamente de 220 camas (Granma, 5).

La prevalencia de la Lepra en 1958 era de 0,7 por cada mil habitantes (Informe Anual 1976, Anexo p. 46). Las tasas de morbilidad por cada 100 000 habitantes de muchas enfermedades en la Cuba de finales de los años cincuenta eran también mejores que las de muchos países latinoamericanos: Tuberculosis (18,2); Difteria (2,4); Escarlatina (0,1). No se habían presentado casos de Fiebre Amarilla, Tifoidea y Peste Bubónica; al comenzar la República, la Tifoidea, por ejemplo, había presentado una morbilidad de 5,1 por mil habitantes. Las cifras de morbilidad de Viruela, Tifus, Tosferina, Sarampión, Sífilis y Hidrofobia eran de las mejores en América Latina. Las siguientes tasas de muerte por 100 000 habitantes en el año 1958, salvo que se especifique otro año, apoyan lo anterior: Fiebre Tifoidea (0,4); Tétanos (3,0); Tuberculosis en 1959 (16,6); Poliomielitis aguda (0,1); Sarampión (0,4); Meningitis no meningococcica (2,1); Paludismo (0,4); Difteria en 1959 (0,9); suicidio o lesiones autoinfligidas (13,9); accidentes de vehiculo de motor y otros accidentes de transporte (7,2); defunciones maternas (125,3) y defunciones maternas por aborto (9,3). Las dos últimas tasas son por cada 100 000 nacidos vivos. (Informe Anual de 1976, Anexos 36-43). La tasa de mortalidad materna de Cuba en 1958 de 125,3 era mejor que las que aún aparecen en el año 1992 para Países en Desarrollo (350) y Países menos Desarrollados (590) en la Tabla mencionada del Material de Estudio del MINED.

Todo esto debemos de enmarcarlo en el desarrollo incipiente que existía de las vacunas y, en general, del desarrollo de las Ciencias Médicas en esa época a nivel mundial (por ejemplo, la vacuna antipoliomielítica que se aplica en Cuba desde hace cuatro décadas fue creada por Albert Sabin a principios de la década de los sesenta), aunque debo recordar que en esos años los niños de entonces recibimos de manera masiva y gratuita en las escuelas, yo era alumno de escuela pública, las vacunas contra el tétanos y el tifus. Existen cifras de una muy citada encuesta de 1957 de la Agrupación Católica Universitaria realizada a una muestra de 2 500 familias de obreros agrícolas que difieren mucho de esos índices (Pino, 119-120) y que a mí personalmente, me hacen cuestionar la representatividad de la muestra o la fiabilidad de las fuentes indirectas por mí consultadas sobre esa investigación, aunque conozca que en el ambiente rural las cifras de morbilidad y mortalidad de muchas enfermedades eran muy superiores a las que se presentaban en el entorno urbano. La prostitución, de la que se habla en el Análisis Globalizador, se había reducido extraordinariamente pese a la propaganda de algunas agencias de viajes extranjeras, publicadas también en algunas revistas extranjeras, que promocionaban a Cuba como el burdel de América. El bajo índice de enfermedades venéreas que presentaba el país y la información aparecida en el periódico El Mundo del 14 de febrero de 1958 que plantea, que aproximadamente 11 000 personas vivían de la prostitución, hablan del bajo índice de prostitución del país. Debo aclarar que en esa cifra se encuentran: los dueños de casas, burdeles y bares, las matronas, los proxenetas, el personal de servicio y limpieza, los policías corruptos, etc. y los llamados inversionistas, que eran los que echaban a andar el negocio (Abreu, 49). Esa actividad se llevaba a cabo generalmente en zonas muy específicas y era criticada y rechazada socialmente.

En 1958 los gastos del presupuesto del Estado para la salud pública fueron el 5,3% (18 millones) del total de gastos del presupuesto nacional para ese año (Zuaznábar, 107).

Los tres sistemas nacionales de salud (estatal, privado y mutualista) existentes al triunfo de la Revolución de 1959, no cubrían las zonas rurales más apartadas del país. En 1959 se inició la construcción acelerada de 50 hospitales rurales (Informe Anual 1976, 22). A finales de la década de los cincuenta, la muerte por enfermedades diarréicas agudas, muertes fácilmente evitables, ocupaba el tercer lugar entre las causas de muerte para todos los grupos de edades y en primer lugar para los menores de un año (Informe Anual 1976, 45); esta situación continuó hasta 1963 en que ocupó el quinto lugar con el 6,0% del total de defunciones del país. La corrupción administrativa en el sistema nacional de salud estatal provocaba que se dieran tristes situaciones como, por ejemplo, la del hospital psiquiátrico ubicado en la localidad de Mazorra; otra mácula en ese sistema de salud estatal es que frecuentemente se utilizó la asistencia médica (en particular los ingresos hospitalarios) con fines políticos dada la existencia de un sistema pluripartidista con elecciones periódicas y el oportunismo de algunas personas.

*****
Una observación sobre el mundo al advenimiento de la República de Cuba (1902)
(Fragmento donde no se abordan los casos de África, Asia y otras regiones)

Por Pablo J. Hernández

Los particulares pormenores en que surgió laRepública de Cuba a inicios del siglo xx han motivado, por lo regular, interpretaciones severas, por parte de historiadores y cronistas que han indagado en nuestros avatares. El virtual protectorado establecido por el consabido apéndice constitucional de 1901, a favor del gobierno norteamericano, sobre los asuntos del nuevo estado antillano, ha sido interpretado con las apropiadas reservas que en nuestros tiempos despiertan semejantes conductas internacionales del pasado. Cierto es que la soberanía cubana, como entidad política constituida, estuvo limitada por una influencia clara e indiscutible y condicionada por la sempiterna posibilidad de una intervención armada del poderoso vecino hemisférico, un vistazo a las  circunstancias mundiales de la época  pudiera, a la vez que ilustrarnos sobre la proliferación de semejantes prácticas en las relaciones interestatales, servir para que intentemos interpretar nuestros procesos históricos con un tinte menos incriminativo, quizás.

Si en ambas Américas podían celebrarse como mayoría aquellas naciones políticamente soberanas desde los Estados Unidos hasta Chile, o con un grado ejemplar de autogobierno dentro de una entidad imperial (Canadá), y aunque no estuvieran ausentes reivindicaciones de corte cultural como la de las comunidades francófonas canadienses o los indígenas mayas del Yucatán oriental, este cuadro continental no era precisamente la norma, ni siquiera en el civilizado continente europeo. América era el único continente donde las grandes potencias imperiales habían disminuido su presencia territorial desde 1860, controlando el 27,2% del espacio hemisférico.

En efecto, a inicios de la centuria, las cuestiones étnicas, religiosas y políticas que originaron no pocos de los conflictos pasados y futuros, aún estaban sin resolver en gran parte del globo, al mismo tiempo que ondeaba la bandera tricolor en el habanero Palacio de los Capitanes Generales. Con su enmienda a la carta fundamental, los cubanos habían alcanzado en 1902 una de las aspiraciones que entonces o eran una lejana posibilidad o apenas un triste recuerdo ante el peso de los ambiciosos poderes mundiales: Cuba accedía a la independencia tras casi un siglo de turbulencias, y eso le confería una apreciable singularidad en un mundo donde la corriente parecía inclinarse al signo contrario.

1. aspiraciones y posibilidades

Intentemos ilustrar la anterior aseveración en varios continentes. Si miramos al centro cultural, político y económico mundial de entonces, Europa, veríamos que pueblos más antiguos, cultivados y ansiosos de un lugar, no disfrutaban de la posición que estrenaban nuestros compatriotas de antaño: Finlandia, pueblo orgulloso, era apenas un territorio autónomo dentro del Imperio Ruso y sus aspiraciones nacionalistas le llevarían en pocos años a la supresión de estas limitadas concesiones. Algo más afortunados al tratar con una potencia más benévola, los habitantes de Noruega, unidos desde 1815 a Suecia, aspiraban conseguir un estado nacional desde fines del siglo anterior, y aún esperarían tres años para conseguir su completa separación de la monarquía sueca. Bohemia, hogar de la comunidad checa, era parte del patrimonio imperial austriaco, en tanto que Polonia, de larga y esforzada historia, era apenas una tierra repartida entre alemanes y rusos, y sometida por éstos a uno de los más despóticos sistemas de la época. Los magiares compartían constitucionalmente con la comunidad germana el imperio de los Habsburgos: la extensa Austria-Hungría, pero muchos de ellos intentaban erigirse en otra potencia centroeuropea para preocupación de sus vecinos serbios y rumanos. Constituirse en estados, entre las comunidades de Lituania o los musulmanes de Albania, era mera especulación para los respectivos nacionalistas. Por su lado el balcánico reino de Serbia tenia entre sus proyectos estratégicos la incorporación de todos los pueblos eslavos de los Balcanes, algo que —alentado discretamente por Rusia—, despertaba inquietudes entre las grandes potencias, y no escaso desasosiego entre los croatas, montenegrinos, turcos, griegos y búlgaros. Irlanda, Macedonia y Bosnia constituían serios problemas étnico-políticos sin soluciones aparentes. Las ricas y pobladas provincias de Alsacia y Lorena seguían constituyendo un contencioso político-étnico sin solución que alimentaba la animosidad de Francia contra Alemania.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...