lunes, julio 06, 2015

Video del testimonio de Antonio Rodiles tras brutal golpiza y arresto del 5 de julio 2015 . Antonio Rodiles, operado tras sufrir la 'fractura del hueso nasal' en una golpiza de la Seguridad del Estado


Testimonio de Antonio Rodiles tras brutal golpiza y arresto del 5 de julio 2015



'La Seguridad del Estado siente que puede golpear y violentar a los activistas sin consecuencias', advierte. 'Si no hay un llamado de alerta serio, contundente, al régimen, las cosas irán empeorando cada día'.

*********


Antonio Rodiles, operado tras sufrir la 'fractura del hueso nasal' en una golpiza de la Seguridad del Estado

*******
Unos 80 activistas y Damas de Blanco detenidos en el duodécimo domingo represivo.
*******

DDC
La Habana 
5 Jul 2015

Alrededor de 80 Damas de Blanco y activistas de derechos humanos sufrieron hoy arrestos en La Habana, en algunos casos violentos, en el duodécimo domingo de represión, informaron fuentes de la disidencia interna.

Al menos 20 (siete mujeres y 13 hombres) fueron detenidos antes de llegar a la iglesia de Santa Rita, informó a DIARIO DE CUBA el historiador Boris González Arenas desde el parque Gandhi, donde las mujeres se reúnen tras asistir a misa y realizar su habitual caminata por la Quinta Avenida del barrio de Miramar.

En ese grupo de detenidos estuvieron Antonio Rodiles, director del proyecto independiente Estado de Sats, el fotógrafo Claudio Fuentes y el disidente José Díaz Silva, indicaron González Arenas y la activista Ailer González Mena.

Rodiles sufrió la "fractura del hueso nasal" producto de una "paliza" que le propinaron agentes de la Seguridad del Estado, denunciaron González Mena y la opositora Martha Beatriz Roque.

El activista tuvo que ser operado, aseguró González Mena. Regresó a su casa  "lleno de sangre y vendado", agregó.

Unas 60 Damas de Blanco lograron llegar la Iglesia y caminar por la Quinta Avenida, informó Roque. Todas habrían sido arrestadas luego junto a su líder, Berta Soler.

Boris González Arenas, colaborador de DIARIO DE CUBA, también fue detenido más tarde, al igual que los exprisioneros políticos Egberto Escobedo y Ángel Moya.

"Los que participaron en el operativo no parecían policías, no conocían la unidad a la que debían trasladarnos", dijo González Arenas tras liberado junto a Daniel Alfaro, de San Antonio de los Baños; Aurelio González, de Guanajay, y otros tres disidentes.

Según varios opositores, el régimen estaría trasladando personal desde Matanzas para los operativos dominicales en La Habana.

En el centro de procesamiento penal conocido como VIVAC, "uno de ellos empezó a discutir con uno de los detenidos. Un agente de la Seguridad del Estado vino y le dijo 'con los detenidos no se habla', y lo mandó a salir", relató el activista.

El régimen realizó también operativos en Aguada de Pasajeros, Cienfuegos, donde el párroco de la iglesia local ha prohibido a las Damas de Blanco asistir a misa.

El exprisionero político del Grupo de los 75 Iván Hernández Carrillo informó a través de Twitter que los disidentes, Alberto de la Nuez, coordinador en la localidad del Movimiento Ciudadano Reflexión y Reconciliación, y Rainel Acosta, fueron arrestados en la madrugada de este domingo como parte de una "redada policial" contra opositores que suelen acompañar a las mujeres en sus caminatas tras salir de misa.

Las Damas de Blanco de Aguada de Pasajeros habían advertido que continuarían intentando asistir al oficio religioso dominical, pese a la oposición del cura.

********

Rodiles: "La situación en Cuba puede empeorar"

Martinoticias.com
julio 06, 2015


Decenas de Damas de Blanco y activistas de Derechos Humanos sufrieron arrestos en La Habana este domingo cuando finalizó el encuentro dominical en el parque Gandhi y se dirigían a 3ra. Avenida, en Miramar, portando proclamas con las exigencias de la hoja de ruta del Foro por Derechos y Libertades y fotos de presos políticos cubanos.

Otro grupo integrado por unas 7 mujeres y 13 hombres fueron detenidos en otros puntos de La Habana cuando salían de sus casas para dirigirse a la iglesia de Santa Rita.

Antonio Rodiles, coordinador del Foro por Derechos y Libertades y director del proyecto Estado de Sats fue detenido en la 3ra. Avenida en Miramar e introducido en un auto patrullero donde un militar lo golpeó y le produjo una fractura del hueso nasal que requirió una intervención quirúrgica, según explicó a Martí Noticias.

"Me golpearon en el rostro cuando estaba esposado y dentro del carro. Luego me llevaron al centro de detención del VIVAC y de ahí al Hospital Nacional, donde me atendieron. Tengo fisuras en un dedo del pie izquierdo, golpes y magulladuras en otras partes del cuerpo", detalló el activista.

Agrede policía cubana a Antonio Rodiles


El activista alertó que la situación en la isla puede ir empeorando mucho más. Recordó que el Foro por Derechos y Libertades ha alertado de la situación y se queja de que no acaba de ocurrir una denuncia (por parte de Obama) y una manifestación de la comunidad internacional sobre el aumento de la represión contra la sociedad civil en la isla.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Juan Juan Almeida: Con la familia Castro no se veían los excesos; pero existían


 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Por supuesto que en el fururo postCastrismo  no se debe actuar como lo hicieron  Lenin y los ¨chekistas¨que asesinaron, mediante el ametrallamiento. al zar y a su familia, incluyendo a mujeres y niños, así como a algunos de sus sirvientes y hasta a los perros mascotas de la familia. Ahora bien, las propiedades robadas que han usado y disfrutado deben de devolverlas.

A la  madre de Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, yerno del tirano en funciones  Raúl Castro  y Coronel director de  la  gigantesca empresa  GAESA del consorcio militar Castrista, cuando era alumna de la Escuela de Matemática de la Universidad de La Habana en algunas ocasiones hubo que  examinarla  fuera del período  ordinario  en diferentes asignaturas porque tenía que ir de vacaciones con el General Guillermo Rodríguez del Pozo, ¨Gallo ronco¨,  de vacaciones a Paris, Francia. Ella se llama   Cristina Adelina López-Callejas Hiort-Lorenzen y es, o era hasta hace unos años, Profesora Titular del Centro de Estudios Demográficos (CEDEM) de la Universidad de La Habana,  la cual  visita los EE.UU. ya que otro de sus hijos, hermano de Luis Alberto,  vive cerca de Cape Coral si mal no recuerdo. Para cualquier duda le pueden preguntar a Arturo López-Callejas (Analista de Inteligencia de la tiranía de los Castro que pasó por una Escuela de Inteligencia en Cuba) quien desde hace años se llama  Arturo López-Levi, que es sobrino de Cristina.

 Otra persona con la que pueden verificar lo anterior, respecto a los viajes de vacaciones al Exterior,  es en la Universidad de La Habana con Baldomero Valiño, que era la persona  encargada, en esos años,  de informar y hacer cumplir con disciplina el reglamento docente y que después de hacer la excepción con Cristina, tenía que  ponerle  la cara al resto del alumnado.
***************

Con la familia Castro no se veían los excesos; pero existían

******
A los Castro que no hayan cometido delitos graves, se les debe ofrecer una libertad sin consecuencias ni responsabilidades.
******

Por Juan Juan Almeida
julio 06, 2015

Ha pasado mucho tiempo, demasiado –creo yo–, desde que el apellido Castro entrara aparatosamente al salón de la fama cubana. Lo más curioso es que aún, los miembros de esa familia, continúan marcando el trending topic de la historia. O de la histeria, da igual, ambas son una misma mentira que forman un rompecabezas armado con diferentes fragmentos de impresionantes verdades. Y es que el Gobierno de La Habana, más que un sistema monárquico, intentó y casi logró una calaña con estructura eclesiástica que veneró el fidelismo, no como ideología sino como religión.

Inventó símbolos, mitos, ética, estilo de vida, doctrina, lugares históricos y hasta un libro sagrado (La Historia me absolverá) que, a fuerza de premio y castigo, permanecían unidos con relativa adherencia a una malsana devoción hacia sus dirigentes-deidades, que escondían verdaderas galimatías tras un muro de austeridad que les servía de pantalla. Aquella extraña comunión de hombres "cuasi perfectos" lograron mantener la privacidad, en una suerte de claustro, durante el ancien regime, que duró hasta el 2006.

No se veían los excesos; pero existían, claro está. Ibiza, Mykonos, París, Mónaco, Puerto Banús o Saint Tropez fueron destinos seguros hasta que apareció internet y destapó la olla.

El muro terminó de agrietarse cuando el nuevo líder tomó las riendas del poder. Los fieles comunistas pierden el credo al conocer que su general, Raúl Castro, se beneficia directa e indirectamente de los dividendos que a su familia le reportan las acciones de Bacardí, una de las empresas más vilipendiadas por el Gobierno cubano.

Algunos dirigentes comentaron, en su momento, que sobre los años 90 ejecutivos de esa compañía intentaron comprar las acciones en manos de los Castro Espín y que, después de una secreta reunión familiar, los tenedores actuales del preciado poder cubano, declinaron vender.

No se trata de un acto ilegal; pero sí de un rasgo inmoral que alborotó a todo el rebaño. El más reciente episodio para desmitificar tan "pulcra" falsedad lo protagonizó el carismático, elegante, encantador y arrogante ortopédico, Antonio Castro Soto del Valle, que vive y disfruta su vida importándole un comino lo que piensen los demás.

El cuarto de los cinco hijos nacidos de la unión del dictador Fidel Castro con Dalia Soto del Valle, creció rodeado de halagos. Siente que sus privilegios son absolutos derechos que le tocan por nacimiento y, harto de falsa modestia, sabe que a sus influencias puede sacarle un mayor y mejor partido que cualquier jinetera a su cuerpo.

Personalmente, no soy partidario de echarle petróleo a esa llama; la atmósfera social cubana de hoy es muy parecida a la que se vivió en República Dominicana durante los años postrujillo. Por eso opino que para lograr una verdadera reconciliación entre cubanos, e intentando estimular una sanidad democrática, a los Castro que no hayan cometido delitos graves, se les debe ofrecer una libertad sin consecuencias ni responsabilidades para que, en nombre de cada familia separada, de la agonía de las viudas y de cada hijo que creció sin padre, se larguen todos del país.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Raúl Rivero: El poder del idioma español


El poder del idioma español

*****
No se llama de verdad Juana Bacallao. No sabe cantar ni bailar, desafina y se le olvidan las letras de las canciones o las confunde y las reinventa.
*****
Por Raúl Rivero
Madrid
27 Jun 2015 -

No se llama de verdad Juana Bacallao. No sabe cantar ni bailar, desafina y se le olvidan las letras de las canciones o las confunde y las reinventa. Aprendió sola a tocar el piano y las tumbadoras. Es una antigua empleada doméstica que se sube a los escenarios y hace cualquier cosa. Por eso mismo, ahora a los 95 años, recién casada y llena de ilusión, es la última diosa viva de los cabarés cubanos de toda la vida y una leyenda de la música popular del Caribe.

Nació en el barrio de Cayo Hueso, en la zona de Centro Habana, en un familia pobre y la bautizaron como Neris Amelia Martínez Salazar, pero el compositor Obdulio Morales la escuchó cantar un día en la casa donde trabajaba como criada y la convidó a que estrenara en un espectáculo una guaracha llamada "Yo soy Juana Bacallao", escrita para una voz como la de ella. Con esa canción se volvió a bautizar y le faltaba otro: Juana la Cubana.

En los años 50 hizo su carrera en los clubes de segunda, tercera y cuarta categoría de la capital cubana, con ese público selecto y pendenciero que marcó definitivamente su estilo en escena. Aunque estuvo muchos años prohibida en la televisión durante las dictaduras de Fulgencio Batista y de Fidel Castro, poco a poco llegó a los programas musicales más importantes y a la pista de Tropicana, donde compartió actuaciones con Nat King Cole, Bola de Nieve, Lucho Gatica, Cantinflas y Chano Pozo y otros artistas de aquellos mundos.

Ha trabajado, además, en México, España, Venezuela, Estados Unidos y República Dominicana.

Es famosa por su afán de vestir con elegancia y se dice que su atuendo lo han diseñado siempre las envidiosas amantes de su maridos oficiales. También se vanagloria de ser una artista culta y que domina a la perfección el idioma español.

En ese sentido se perfila su único encuentro con Fidel Castro. Se dice que estaba de visita oficial en Cuba la gran cantante mexicana Toña La Negra y pidió actuar junto a Juana Bacallao. Le avisaron a la cubana y se presentó en el teatro donde estaba Castro en primera fila.

La artista llegó tarde y, por lo tanto, hizo esperar una media hora al dirigente, a la invitada extranjera y al público. Juana Bacallao llegó resuelta al micrófono y le dijo directamente al entonces presidente del país: "Disculpe mi tardanza, pero estoy un poco nerviosa porque es la primera vez que actúo para usted y sus secuaces".

Ese momento se considera la primera crítica directa, aunque inconsciente, de un artista al jefe del régimen. Juana Bacallao con sus historias de irreverencias inocentes es, de todas formas, en los escenarios y en las calles, un recuerdo remoto de la libertad.

******

 Leyenda De La Musica Juana "La Cubana" Bacallao Cantando y Entrevista en ENTN (12-13-11)

 ****




Juana "La Cubana" Bacallao Cantando, Segunda Visita en Esta Noche Tu Night (12-14-11)


****
 JUANA BACALLAO THE PLACE DIC 2011. ACTUACIÓN COMPLETA


*****
Juana Bacallao hace 20 años: 'Que me digan fea




Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Cuba. Jaime Ortega repele con 'agresividad' a opositores que le reprochan negar la existencia de presos políticos. Jaime Ortega niega haber calificado a la prensa del exilio de 'gusanera' y 'contrarrevolucionaria'



Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Hace aproxmadamente 20  años que oí por Radio Martí una grabación que le  hizo en La Habana a Jaime Lucas Ortega  el opositor y periodista independiente Martínez Pulgarón, el cual se ocupaba, entre otras informaciones,  de cubrir las noticias de carácter religioso. En esa grabación  Jaime Ortega trató grosamente a  Pulgarón  por estar presente en una actividad que se había anunciado pública, pues, según  Jaime Ortega, Martínez Pulgaron. creaba enredos (esa no fue la palabra empleada) en sus informaciones periodísticas. Martínez Pulgarón llegó a decir que en los cuarteles de la Seguridad del Estado le habían tratado con más respeto.

En los archivos de Radio Martí debe de estar esa grabación de Martínez Pulgarón.
 *************************
Tomado de http://www.diariodecuba.com

Jaime Ortega niega haber calificado a la prensa del exilio de 'gusanera' y 'contrarrevolucionaria'

******
El Arzobispado de La Habana admite la discusión del cardenal con exprisioneros políticos en una recepción de EEUU en La Habana, pero desmiente su versión.
******
DDC
La Habana
6 Jul 2015

El Arzobispado de La Habana ha negado este lunes, a través de un comunicado, que el cardenal Jaime Ortega empleara las expresiones "prensa de la gusanera" y "prensa contrarrevolucionaria” en la discusión que mantuvo con exprisioneros políticos el jueves durante una recepción en la residencia del Jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

El viernes varios opositores y activistas relataron su versión del incidente, según la cual el cardenal, al ser interpelado por un grupo de opositores durante la recepción, se habría puesto agresivo lanzando ataques verbales contra la prensa del exilio y amenazando a sus interlocutores con pedir su expulsión del lugar.

El arzobispado ha precisado que es cierto que el exprisionero político Egberto Escobedo intentó entregarle a Ortega un documento sobre presos políticos y que el eclesiástico le emplazó a llevarlo a sus oficinas.

Asimismo, la nota añade que el opositor ya ha mantenido otros contactos "respetuosos" con Ortega y que anteriormente incluso "ha apreciado la obra de la Iglesia en La Habana, como los cursos de entrenamiento para cuentapropistas de Cuba emprende, que son patrocinados por el Arzobispado de La Habana, de lo cual él mismo se benefició".

La nota explica que el exprisionero se molestó y empezó entonces a "a criticar en alta voz al cardenal por las declaraciones dichas semanas atrás [afirmó que en Cuba no hay presos políticos], así como su intervención durante el proceso de excarcelación de presos políticos en los años 2010-2011".

El cardenal, prosigue la nota, "le respondió que no debía guiarse por lo que dijeran ciertos medios de comunicación, pues era mucha la acción de la Iglesia a favor de los presos que no se conoce y se hace en silencio". Y recalca que "las expresiones 'prensa de la gusanera' y 'prensa contrarrevolucionaria' no fueron utilizadas por el arzobispo de La Habana, ni se corresponden con su vocabulario".

La nota indica que Escobedo continuó con "sus fuertes críticas" y entonces fue cuando "uno de los sacerdotes de La Habana presentes y testigos del incidente" le conminaron a "mostrar respeto y comportarse como es debido, pues de lo contrario habría que llamar a un agente de seguridad de la Sección  de Intereses de los Estados Unidos presentes en el lugar para que pusiera fin al desagradable encuentro".

El comunicado, que firma el portavoz de Jaime Ortega, Orlando Márquez, agrega que "antes de retirarse del lugar, un diplomático de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana, tras conocer el lamentable incidente ofreció sus formales disculpas al cardenal".
*****
Tomado de http://www.diariodecuba.com/
Jaime Ortega repele con 'agresividad' a opositores que le reprochan negar la existencia de presos políticos

******
Exprisioneros le recriminaron sus declaraciones en una recepción organizada por EEUU y el cardenal respondió con 'amenazas' y ataques a la 'prensa de la gusanera'.
******

DDC
 La Habana
3 Jul 2015

Exprisioneros políticos y activistas han denunciado este viernes que el cardenal cubano Jaime Ortega discutió con ellos de forma "agresiva" durante una recepción organizada en La Habana el jueves por la Sección de Intereses de Estados Unidos para celebrar el 4 de julio. Los opositores intentaron entregarle una lista actual de presos políticos, dado que hace unas semanas el eclesiástico negó que en la Isla hubiera ninguna persona encarcelada por causas políticas.

En declaraciones a DIARIO DE CUBA, el opositor José Díaz Silva explicó que un grupo de exprisioneros se acercaron a Ortega para entregarle el documento y reprocharle sus declaraciones sobre la inexistencia de presos políticos en la Isla. El eclesiástico rechazó el material y manifestó que lo hacía porque eran informaciones que procedían de la "prensa de la gusanera de Estados Unidos", según explica Díaz Silva.

La discusión con los opositores generó, de acuerdo con su relato, la "agresividad" del cardenal que llegó a "amenazar" con llamar a los agentes de seguridad del local para que expulsaran a los opositores del recinto.

DIARIO DE CUBA ha intentado infructuosamente contrastar esta información con el Arzobispado de La Habana. El portavoz de Ortega, Orlando Márquez, ha declarado que desconoce lo ocurrido porque este viernes regresaba de un viaje desde España y ha agregado que tampoco había posibilidad de obtener información precisa sobre lo ocurrido.

Los opositores se sienten ahora "doblemente ofendidos" por Ortega, señaló Díaz Silva, "porque se ve que los fines que persigue no se acogen a los pasajes bíblicos sino a los pasajes del régimen castrista". El opositor agregó que el cardenal está totalmente desconectado de la realidad de la Isla y que desconoce el "sufrimiento" de los "cubanos de a pie" y de todos los presos políticos.

En la misma recepción, aunque no participó en la discusión, estuvo el director de Estado de SATS, Antonio G. Rodiles. En declaraciones a DIARIO DE CUBA, Rodiles ha afirmado este viernes que el hecho muestra que Ortega "descalifica a la oposición" mientras sigue negando la existencia de presos políticos, algo que "evidentemente causa molestia entre los afectados".

"Me parece lamentable para él porque se está descalificando como actor de cualquier proceso político como mediador; el papel del 2010 no se repetirá jamás, él ha descalificado a los presos políticos", añadió Rodiles. En la misma recepción, el opositor le entregó al cardenal una copia de la propuesta de Ley de Amnistía, texto que presentó este viernes en el marco del Foro por los Derechos y las Libertades.

El documento calcula la existencia de unos 74 presos políticos actualmente en la Isla. Rodiles explicó que los criterios para considerar quién es preso político en Cuba necesitan matices y no siempre sirven los estándares internacionales.

La causa de esta situación se explica por la "manipulación de los procesos judiciales" que hace el régimen, encarcelando a personas por causas diversas aunque en realidad el motivo es político.

Como ejemplo citó el caso de Darsi Ferrer, que fue encarcelado por comprar cemento en el mercado negro. También reveló que el régimen presionó a la persona que vendió los puercos a El Sexto para la performance por la que está encarcelado para que dijera que los había robado, algo que la Seguridad del Estado no logró.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Esteban Fernández: UN MAL ENTENDIDO

UN MAL ENTENDIDO

Por Esteban Fernández

Era la época beligerante y de efervescencia anticastrista en la ciudad de Los Ángeles. De bronca en bronca, ya se había terminado como la fiesta del guatao la celebración del 26 de Julio en la First Unitarian Church y lanzado gases lacrimógenos en varios actos principalmente durante la visita de Hortensia Bussi viuda de Salvador Allende.

Hubo aquí un grupo de jóvenes que se llenaron de gloria durante esa etapa y hoy mediante estas líneas les rindo un humilde homenaje a Alberto Barco, Carlos Fandiño, Carlos Hurtado, Franklin Denis, Pepito Garcell, Héctor Casanova, Saúl Menéndez, Andy Campillo, Pedro Gaviña, Milton Sorí, Roberto Romagosa, Fulgencio Gil y el inolvidable Pepecito Martínez Alegría.

Pero les cuento que una tarde se presentó en mi apartamento de la calle Coronado un compañero del grupo. Me dijo que el periódico Herald Examiner se había comunicado con él y que querían entrevistarse con algunos dirigentes de las organizaciones locales.

En primer lugar yo no me consideraba ni era líder de nada y mi respuesta rápida y absurda fue: “¿En inglés?”. Y a Ernesto Estévez parece que le hizo gracia mi inocente pregunta porque me dijo sonriente: “Claro, chico, el Herald es un periódico americano ¿en qué idioma tú quieres que nos hagan preguntas?”

Le dije: “Sí, entiendo, pero conmigo no cuentes para eso porque tú sabes que  mi inglés es de ‘Tom is a boy and Mary is a girl’ sólo para defenderme en mi trabajo, no para representar la causa”

Y ahí se estuvo 15 minutos más tratando de convencerme para que participara en la reunión con los periodistas del Herald Examiner. Un poco molesto terminó diciéndome: “Contra, Estebita, yo acepté cuando me invitaste a participar en las acciones, ahora yo te pido que vengas conmigo a explicarle a los lectores del segundo periódico más importante del área los motivos por los cuales nos estamos fajando con los comunistas y tú te rajas”

Yo seguí firme simplemente porque consideraba que para representar a la lucha debían ir los que no hicieran el ridículo chapurreando el Inglés. Se fue pero al otro día se aparecieron Néstor Aranguren  de Alpha 66 y miembros de otras organizaciones del patio para  convencerme. Al principio yo propuse que fuera el comandante José Duarte Oropesa por mí   porque  era completamente bilingüe a pesar de que yo no me llevaba bien con él.

Pero ante la presión de todos mis amigos acepté  con la condición de que yo no diría una sola palabra y que ellos me traducirían el interrogatorio periodístico. Yo solo haría acto de presencia como si fuera un feo adorno. La entrevista se llevó a efecto en un restaurante que tenía el fotógrafo de La Prensa Claudio Ferreiro en la calle Sunset y Virgil en Los Ángeles.

Yo iba a la cañona, forzado, serio, con cara de pocos amigos, intimidado por mi poco dominio del idioma en que se celebraría el encuentro. De principio a fin yo actúe completamente acomplejado.

El corresponsal del Herald hacía las preguntas y los presentes me las iban traduciendo.  Yo escuchaba distraído, serio,  aburrido y les respondía con un simple monosílabo. Si surgía alguna cosa que yo consideraba importante entonces con pocas palabras metía la cuchareta y daba una pequeña opinión en español que acto seguido  la traducían al periodista.

Yo salí de allí muy incómodo, bravo conmigo mismo y durante el viaje de regreso en el carro repetí como cinco veces: “He hecho el papelazo del siglo, discúlpenme, se los dije que no me trajeran, me siento que he puesto a las agrupaciones por el suelo” Compasivamente cada uno de ellos respondía a mi violenta autocrítica diciéndome: “No, compadre, no te preocupes, estamos seguros que él se dio cuenta que tú no hablas bien inglés, eso es todo”

Esa noche apenas dormí dando vueltas en la cama recordando cada palabra que entendí y las muchas que no entendí en la entrevista. Creo que estuve la mayoría del tiempo con los ojos abiertos como un pescado en tarima porque por la mañana cuando me miré en el espejo del baño los tenía completamente rojos.

Me levanté a las seis, me vestí y me monté desesperado en mi carro a buscar el primer estanquillo donde vendieran el Herald. Busqué  aterrorizado el escrito, pensando  que lo menos que se diría de mí era que yo era un cretino.

Nunca leí nada al respecto.  Pero lo gracioso de la historia  fue que una semana más tarde yo le comentaba a Ernesto Estévez que “la culpa de que no se hubiera publicado la entrevista era por mi torpeza” y me dijo “No, muchacho,  nada de eso, parece que hubo UN MAL ENTENDIDO porque hablé con el reportero y me dijo que lo que más le impresionó  fue el respeto absoluto de todos por el  que parece ser el líder del grupo de apellido Fernández quien no se dignó a dirigirme la palabra, y todos -antes de contestar mis preguntas- consultaban cada palabra con él antes de darme una respuesta o trasladarme sus opiniones, y yo le seguí la corriente”

Me regresó el alma al cuerpo. Al otro día Carlos Hurtado riéndose me dijo filosóficamente: “Bueno, ahora entiendo lo fácil que le resultó a Fidel Castro engañar a Herbert Matthews en la Sierra Maestra”.

Moraleja: En la vida por mucho que uno se menosprecie siempre existen quienes nos sobreestimen. Y viceversa.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

r Julio M. Shiling: Embajadas, revoluciones y la nueva «Realpolitik» ¿Qué podría ser lo que motiva a la democracia más potente querer encontrar la reconciliación con una dictadura hostil?

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Ese¨ Golpe de Estado¨ después del triunfo revolucionario de enero de 1959 (pero comenzado de manera visible de la reunión de Altos de Mompié después del fracaso de la Huelga de Abril de 1958)  se llevó a cabo desde las oficinas del Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA)  y sus primeros pasos se hicieron por Fidel Castro, Raúl Castro, Ernesto ¨Che¨Guevara y Osvaldo Sánchez (junto a Joaquín Ordoqui del brazo armado del Partido Socialista Popular y probablemente  agente del Comintern) en los primeros días de enero de 1959  durante la convalecencia del Che Guevara  en  una amplia residencia de Tarará (posteriormente clínica del Plan de Becas del Gobierno Revolucionario de la Ciudad Escolar¨ Ciro Redondo¨) por causa de una crisis de asma.

En los archivos de la KGB y del Buró  Político del Partido Comunista de la Unión Soviética, PCUS,  quizás se encuentren  antecedentes de ese Golpe de Estado dentro de la Revolución  y hasta de la propia Revolución ¨tan verdes como las palmas¨:En Razones de Angola IX, de César Reynel  Aguilera se lee:

¨La inteligencia checa, que desde 1948 era incapaz de tomar una sola decisión sin consultar con Moscú, pidió asesoramiento de los soviéticos y recibió respuesta a través de la decisión del Presidium de Comité Central que hoy puede ser consultada en el Archivo del Presidente de la Federación Rusa (Extracto del Protocolo 198, reunión del Presídium de diciembre 27, 1958, folio 3, lista 65, Fichero 871). En esa resolución (que ya está desclasificada y es pública), el PCUS aprobó “la intención de los amigos checos de ayudar al movimiento de liberación en Cuba”, y dio instrucciones precisas de no dejar ningún rastro escrito diciendo que la armas eran para Cuba, que verificaran exhaustivamente la seriedad de las intenciones de la compañía (léase contacto), y que no enviaran ningún arma que pudiera ser rastreada como perteneciente al bloque soviético.

Una lectura ingenua de esa resolución podría ser que los soviéticos, o la KGB, ante la inminencia del triunfo castrista, decidieron sumarse a la Revolución. La realidad, sin embargo, es que en Cuba, en diciembre de 1958, ni los más optimistas soñaban con la fuga batistiana. Al mismo tiempo, esas operaciones de contacto y solicitud de ayuda no se preparan de un día para otro; lleva meses hacerlo de una forma adecuada y segura. Por último, el hecho de que esa solicitud haya alcanzado el conocimiento del Presidium no significa que otras operaciones similares, y anteriores, no hayan podido suceder sin el conocimiento y la autorización de la política soviética. Si algo enseña la historia de la KGB, después del XX Congreso del PCUS, es que su condición de poder, dentro del poder, le dio un alto margen de libertad a la hora de decidir qué informar y qué no informar.
¨
 ********************
Tomado de http://www.cubaencuentro.com
Embajadas, revoluciones y la nueva «Realpolitik»

***********
¿Qué podría ser lo que motiva a la democracia más potente querer encontrar la reconciliación con una dictadura hostil?
***********
Por Julio M. Shiling
Miami
06/07/2015

De la Revolución Norteamericana brotó el ensayo democrático más exitoso en la historia. Sí, gústele a quién le guste y pésele a quién le pese, éste es el caso más allá de los cuantiosos defectos y las imperfecciones inherentes de la democracia estadounidense.

Recogiendo el sentir de un total combinado de nueve declaraciones y resoluciones previamente enunciadas, la Declaración de Independencia de los EEUU formalizó el razonamiento de por qué las trece colonias deberían ser libres e independientes. Este insigne documento se redactó y pronunció en medio de la guerra revolucionaria estadounidense. Para ser preciso, fue un año y dos meses después del inicio de la gesta bélica independentista (Lexington y Concord) y cinco años y tres meses antes de su última batalla (Yorktown).

Filosóficamente, si fuéramos a categorizar la ideología política estadounidense sería esta una fusión de calvinismo, liberalismo y republicanismo. Todo esto formulado dentro de un marco de claro apego al principio del derecho de rebelión (o revolución).

La Declaración de Independencia en el sentido abstracto y los Ensayos Federalistas (1787-1788) en el práctico, encapsularon el credo norteamericano y guiaron y moldearon los propósitos de la Revolución Norteamericana.

Consustancial a esta ideología está la Ley Natural fuente de los derechos naturales que Tomás Jefferson, la pluma que más pesó sobre la Declaración, prefirió llamar “inalienables”. Derechos preeminentes, como son los naturales, presuponen la obligación de limitar el alcance desmedido del gobierno, que siempre fue entendido como un usurpador potencial de estos derechos de Dios. Por eso se estructuró un modelo político que enfatizaba el dividir las funciones de gobernar, el separar las ramas del poder, el promover la moderación por medio de un sistema electoral que disuade los extremos e induce la acción política hacia la síntesis.

Dicho esquema que da supremacía a valores que no provienen de acciones convencionales, como la libertad, coloca a veces a la democracia en un conflicto. ¿Dar preferencia a la voluntad absoluta de una mayoría (“tiranía de la mayoría”) o frenarla si viola derechos preeminentes? El imperio de la ley (“rule of law”) obliga la predominancia de la segunda opción. Eso es un sello distintivo de la democracia norteamericana. El Tribunal Supremo, en muchas ocasiones, ha sido el reforzador de esta noción democrática que obliga una confrontación con una legalidad mayoritaria y popular, con tal de defender valores primordiales.

En Cuba, el orden socio-político existente también obedece a los resultados de una revolución. Aquí hay que ofrecer una aclaración. ¿De cuál revolución hablamos? Definitivamente no la de nuestros mambises. La Cuba de hoy es la antítesis de lo que quería Martí, Varela, Céspedes, Maceo o Agramonte. Tampoco es la Revolución de 1933. Esta, pese a haber tenido determinadas inclinaciones o filtraciones marxistas, estaba atiborrada de credenciales y propuestas democráticas.

Ni siquiera a la gesta para remover a la dictadura de Batista se le puede ligar integralmente con el proceso revolucionario dictatorial cubano. La revolución que llegó al poder tras el derrocamiento del régimen batistiano, padeció un golpe de Estado ideológico antes de que concluyera su primer año en el poder.

Los jacobinos hicieron lo mismo en Francia. Afortunadamente para los franceses y el mundo, fueron removidos por la fuerza (igual que entraron ellos) un par de años después. La revolución castrocomunista o lo que algunos llaman en término genérico la “revolución cubana”, en lo concreto, terminó materializando una burda dictadura comunista con liderazgo sultánico, con enormes deficiencias materiales, cometiendo crímenes de lesa humanidad y aboliendo la libertad. Eso sí, con una enorme y exitosa capacidad para proyectarse favorablemente y propagar mitos y alocuciones románticas. Ahora dicho sistema/revolución se ve en las corridas para superar sus ineficiencias y contradicciones sistémicas, antes de que su vieja guardia fundacional desaparezca de esta tierra. EEUU al rescate, ha sido la salida.

Para el día 20 de este mes de julio, se proyecta la apertura de las embajadas de EEUU y Cuba. Cada país es portador de un sistema que proviene de un proceso revolucionario. ¿Qué podría ser lo que motiva a la democracia más potente querer encontrar la reconciliación con una dictadura hostil? La respuesta que profesan sus adherentes más entusiastas y sinceros es la realpolitik. Este principio, que en alemán quiere decir algo como “política de la realidad”, busca extirpar cualquier consideración ideológica o moral, de la conducción política de un Estado. Es el ejercicio de un pragmatismo subordinado a la percepción de intereses o beneficios utilitarios. Esta corriente es un desprendimiento de la escuela de pensamiento del realismo, cuyos padres, Nicolás Maquiavelo y Tomás Hobbes, nunca fueron los defensores más entusiastas de la libertad.

Históricamente, los proponentes de la realpolitik han buscado establecer un balance de poder entre gigantes de la panorámica internacional.

La política de détente con la Unión Soviética es un ejemplo clásico y moderno de esta corriente de pensamiento en acción. Sin embargo, habría que indagar si valió la pena. ¿Obtuvo el mundo libre ganancias de dicha política de coexistencia y acuerdos armamentísticos con el imperio soviético? Los números argumentan contra dicha política. El comunismo sacó tremendo provecho de esta política. Solo hay que ver un mapa para concluir que mientras más se sentaban a firmar acuerdos “realistas”, más se enrojecía el globo. Fue Ronald Reagan quien, al sustituir la política de realismo político por una de idealismo político, echó abajo la noción de contener y coexistir y puso en práctica con acciones concretas la política de revertir y resistir. La historia demostró que si lo que se buscaba era degollar al comunismo soviético, lo logró.

Volvemos a la incógnita de lo qué pudiera motivar a EEUU a concederle un reconocimiento diplomático a la dictadura de los Castro, con todo la legitimación que dicho acto encierra. ¿Será la recuperación de los $7.000 millones que el comunismo cubano le robo a ciudadanos y empresas norteamericanas? ¿Será que la dictadura va a retornar a los asesinos de policías estadounidenses prófugos de la ley y que residen bajo el amparo de la dictadura cubana? ¿Será que van a prender a los estafadores del contribuyente norteamericano, esos que han saqueando al Medicare y Medicaid? ¿Perseguirá la dictadura ese dinero estafado y lavado en Cuba hoy? ¿Renunciará el régimen castrista a la subversión continental? No lo creo. Menos aún el último planteamiento.

La realpolitik ejercida por EEUU parece estar sustentada exclusivamente por propósitos comerciales. Los valores fundacionales de la república norteamericana parecen haber sido reemplazado por los intereses de los comerciantes y los políticos que dependen de ellos. Así de sencillo. En este mes de julio, un mes lleno de celebraciones de independencias americanas, es una triste ironía. Para EEUU, el símbolo emblemático de su celebración, la Declaración con su apego insistente a la libertad y los derechos naturales y humanos, ha sido agredida. Para Cuba, pese a tener el día de su independencia en mayo, tiene también una fecha emblemática este mes. Pero es una fecha convertida infame por ser representativa ésta de la larga pesadilla castrocomunista: el 26 de julio. La bandera estadounidense estará de luto el día 20.

© cubaencuentro.com


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Ángel Tomás González desde Cuba: '¿Apertura en Cuba?' Muero de risa'


'¿Apertura en Cuba? ' Muero de risa'

*********
    Los ciudadanos de a pie no confían en que el proceso con EEUU les reporte beneficios.
    "Yo no espero nada nuevo en diez años. Debe irse la generación que hizo la revolución".
*********

Por  Ángel  Tomás González Ramos *
 Especial para EL MUNDO
 La Habana
05/07/2015

Cuba ha levantado un huracán mediático por razón de su restablecimiento de relaciones diplomáticas con su ex enemigo, EEUU. Muchos cubanos creen que la nueva convivencia de Cuba con el ex «imperialismo yanqui» se ejecutará a ritmo de boleros y con susurros en las orejas dado que ambos mandatarios, Raúl Castro y Obama, son buenos bailadores. Pero no se descartan los pisotones que despierten ira temporal.

FABRICIO ORTIZ. Profesor universitario.


«El Gobierno cubano va a manejar las relaciones con EEUU con dosis homeopática, pero al menos espero que los cambios económicos internos los ejecute con prontitud porque cada día se hace más difícil sobrevivir. Hay mucha gente que cree que todo va a mejorar el día que vengan turistas americanos. Pero ese turismo a quien favorece es al Estado y al nicho de personas que alquilan habitaciones, o sea, a un tanto por ciento de cubanos de a pie".

"El único beneficio que la apertura me ha aportado hasta ahora es que han bajado a dos CUC (moneda convertible local) la hora en Internet, y sigue siendo cara porque son 50 pesos en moneda nacional y yo gano 400 pesos al mes. Así que esa hora en internet es el 13% de mi salario. Ahora han puesto wifi en sitios públicos de La Habana, pero tienes que conectarte sentado en una acera de la calle porque no hay cibercafé. Por lo que te aseguro que, como cubano de a pie, no he obtenido ningún beneficio directo. Así, que puedo decir que me importa un bledo que vengan los americanos porque el único favorecido, como siempre, es el Estado. EEUU podrá levantar el embargo, pero del modo que está diseñado este sistema no reportará ningún beneficio personal. Las provincias sin nichos turísticos ni siquiera se van a enterar que los americanos ya volvieron».

RAFAEL PÉREZ. Sociólogo.

«Yo no espero nada nuevo al menos en 10 años, que es cuando quizás ocurra un cambio real en la sociedad cubana. Cambiar la mentalidad que existe en el Gobierno de este país va a ser muy difícil. Hay que esperar a que se extinga la Generación Histórica que hizo la revolución y también la generación que viene detrás. Y el hecho de que EEUU llegue a levantar el embargo a mí no me aporta nada, porque voy a tener que pagar la comida al mismo precio caro que la vende hoy el monopolio gubernamental. Además creo que, aun cuando Washington quitara el bloqueo, seguiremos jodidos por un tiempo".

"El tema de una apertura económica interna es muy difícil que se haga realidad. Quizás permitirán una mayor presencia de negocios privados, pero muy controlados. Hasta después de 2020, dos años después que Raúl Castro haya abandonado el poder, no espero que ejecuten cambios trascendentes en este país. Pero también cuando Obama abandone la Presidencia, hay que pensar en si quien lo releve sea un presidente que no esté a favor de sostener una política hostil hacia Cuba».

GUIVEI SERRANO. Bibliotecario.


El restablecimiento de relaciones con EEUU es una bajada de pantalones. Pero todo eso estaba planeado. Primero nos vendieron la resistencia frente a su hostilidad y a su embargo contra la isla durante más de medio siglo. Y ahora cuando todos estamos cansados de eso, ambos gobiernos conversan en secreto y restablecen relaciones diplomáticas a bombo y platillo".

"Casualmente, todo esto ocurre cuando el Cuba ha aprobado una ley que permite al inversionista extranjero controlar el 100% de la empresa que se abra en el país, y le concede una excepción temporal de impuestos. Mientras los inversionistas se llevan toda la ganancia, a los cubanos, por ley, sólo se nos concede el derecho de ser empleados de una intermediara agencia estatal que define el salario a pagar. Y claro, pagando en moneda nacional muy por debajo de lo que pone el inversionista extranjero. Cuando escucho a extranjeros decir que Cuba está viviendo un proceso de cambios, me muero de risa».
******
* Ángel-Tomás-Gónzalez-Ramos   
Ángel Tomás González Ramos (Cuba, Ciego de Ávila, 1946) Directeur de l’Ecole Nationale d’Art de 1972 à1975, il a été rédacteur et critique d’art à El Caimán Barbudo, responsable de la section culturelle et chef de rédaction du quotidien Juventud Rebelde. Au début des années 90 il a abandonné la presse nationale refusant de faire un journalisme limité à la seule propagande politique.

Correspondant de la revue Cambio 16 et collaborateur de Radio Nacional de España. Depuis 1998 il travaille pour le quotidien espagnol El Mundo et Radio France International, entre autres média européens. Son roman  Les anges jouent des maracas, le premier livre à être publié en France, a été finaliste du prix Umbriel décerné dans le cadre de la « Semana Negra de Gijón »


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Las prisas del Presidente Barack Hussein Obama en Cuba. Manuel Aguilera: Que lo sean para Castro y sus estómagos agradecidos no es ninguna sorpresa.


Tomado de http://www.diariolasamericas.com/en-cuba.html

Las prisas de Obama en Cuba

**********
Que lo sean para Castro y sus estómagos agradecidos no es ninguna sorpresa.
 **********

Por Manuel Aguilera
02 de Julio de 2015

Me veo en la obligación de ser realista a la vez que pesimista y compartir con ustedes la sensación de que en el complejo tema del restablecimiento de relaciones entre Cuba y EEUU, el respeto a los derechos humanos y la llegada de la democracia a Cuba son asuntos totalmente secundarios.

Que lo sean para Castro y sus estómagos agradecidos no es ninguna sorpresa. En un régimen de libertades su vida no sería tan fácil ni en el caso de que se instaurara una ley de punto final para que no tuvieran que pagar por más de medio siglo de fechorías. En una democracia hay que conseguir el afecto de los ciudadanos pero no bajo amenazas y lavados de cerebro como ahora. Y dudo mucho que los antipáticos dinosaurios del Partido Comunista Cubano tengan ninguna aceptación por las nuevas generaciones que esperan la llegada del amigo americano con los básicos ideales de llenar el estómago y conectarse literalmente a un mundo del que se alejan día a día desde el mismo momento en que nacieron.

Lo que es especialmente doloroso que al presidente de los EEUU crea que generando relaciones comerciales y políticas con una dictadura esté haciendo un bien a los pueblos de Cuba y EEUU. Los dólares, la conectividad, el turismo, la expansión de empresas americanas en la isla son para el Partido Demócrata el manto bajo el que quedará sepultada la historia de los fusilamientos, las expropiaciones forzosas, los presos políticos, el fomento del terrorismo internacional, las vidas perdidas en el estrecho de Florida, y el dolor de cientos de miles de exiliados que perdieron su vida, su familia, sus recuerdos, sus raíces pero mantuvieron su dignidad.

Para que reflexionen les recuerdo a los miembros del Partido Demócrata que no es nada progresista mirar hacia otro lado mientras Castro sigue reprimiendo al mismo tiempo que algunas compañías se frotan las manos por el negocio que viene. Algunos partidarios del liberalismo salvaje en la economía que viven bajo el ala dura del Partido Republicano se sienten muy a gusto haciendo negocios en China y otros países carentes de libertades mientras sus arcas se van llenando más y más.


Desde el exterior. desde Latinoamérica y Europa, se cuenta la reapertura de las embajadas como si los gobiernos de Cuba y EEUU estuvieran a la misma altura moral. Parece un conflicto entre dos amigos que un día discutieron por un asunto banal y que ahora van a hacer las paces. Pareciera que Obama es el que pide perdón y que Castro acepta la disculpa. Nunca al revés. El otro día, una corresponsal de Televisión Española comentaba en Twitter que Cuba sería perfecta si tuviera WiFi. Es el mejor ejemplo de que la política de Obama ha transformado una película de terror en un cuento infantil.

El WiFi llegará pronto a Cuba, pero a muchos seguirán sin convencernos. Me comprometo desde mi humilde tribuna a contribuir al mantenimiento de la memoria de las víctimas del castrismo. Esto no ha terminado a pesar de las prisas de Obama.  



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Jorge Dávila Miguel: La oportunidad histórica de Raúl Castro


Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Desde hace casi una década Raúl  Modesto Castro Ruz ha tenido esa oportunidad perono  la ha aprovechado. Raúl Castro sólo hará las maniobras necesarias para que la cúpula Castrista mantenga el control  político, económico y social de la nación cubana.
Por otra parte, recuerdo unas palabras del Presidente  Ronald Reagan donde  señala que Estados Unidos no solo tiene supermercados llenos, etc. sino también valores. Esperemos que la codicia  y el egoismo no prevalezca sobre  los valores que han caracterizado a buena parte de la población norteamericana.
 *********************
La oportunidad histórica de Raúl Castro

*********
Cabe poca duda que ante el llamado de las corporaciones, el embargo acabará, pero ese llamado corporativo existirá mientras vean a Cuba eficiente, atractiva y comercial
*********
 
Por Jorge Dávila Miguel
Miami 
06/07/2015

La noticia fue en grande; como el acontecimiento, que fue histórico. Estados Unidos y Cuba restablecen relaciones. Aunque siguen las mismas críticas: que EEUU lo dio todo sin obtener nada; que Barack Obama es un ingenuo. ¿Y qué es lo que debía haber logrado el presidente Obama para quedar bien? Que La Habana, que le ganó la batalla diplomática a Washington a través de América Latina, hiciera concesiones políticas que desde el principio le aclaró que no iba a hacer; que aceptara un nuevo puente de plata disfrazado. Eso nada más puede ocurrírsele a los ideólogos del adjetivo, las medias verdades y el fracaso político en Miami frente a un gobierno que odian y un país que no conocen. Los que han delirado soñando que el Comando Sur los ponga en el poder ––o la USAID–– que es más o menos lo mismo.

En los 18 meses que estuvieron hablando en secreto, La Habana le repitió a Washington lo que ya el general Raúl Castro había dicho en 2007: Estamos dispuestos a hablar pero en “pie de igualdad”. Y los negociadores agregarían, para aclararlo todo bien: porque si tú me cuestionas mi sistema político yo te voy a cuestionar el tuyo y entonces no tendremos para cuando acabar. ¿Nos sentamos a negociar o no? Y entonces llegó el 17 de diciembre de 2014.

Y ahora viene la convivencia. Algunos se preguntan ¿Será posible la convivencia? Claro que sí. Cuba y EEUU son inseparables vecinos desde antes que George Washington pensara en cruzar el Potomac y en 1809 Thomas Jefferson ya quiso comprarle la Isla a España. No hay periodo en la reciente historia política norteamericana, casi no hay año, en que Cuba no haya tenido que ver algo con ella y viceversa. Bahía de Cochinos, Crisis de Octubre, asesinato de John F. Kennedy, Watergate, escándalo Irán Contra. La lista es nutrida. Las historias de ambos países están tan imbricadas que a menudo son una sola. Cuba, el tercer vecino más cercano. Ni tan frio como Canadá ni tan caliente como México, así será. La convivencia tendrá que suceder, porque no es un mandato moral, sino geopolítico.

Lo que no está tan claro es cómo serán las relaciones comerciales, sobre todo las célebres y esperadas inversiones de EEUU en la Isla.

Cuba brilla como un nuevo Eldorado; está de moda. Muchos inversores querrían llenar la Isla de todo lo que el dinero y el progreso tecnológico saben dar. Pero ya lo ha repetido Raúl Castro: marchamos “sin prisa pero sin pausa”; vamos a nuestra velocidad. El único problema es que algunas velocidades pueden resultar lentas para las medidas económicas, judiciales, sociales y estructurales necesarias en un país moderno que necesita mantener el interés inversor.

Cuba tiene todo el soberano derecho de legislar y organizarse dentro de sus fronteras como le apetezca; pero también, de cómo se organice y legisle, depende el efecto que producirá sobre los también soberanos millones de dólares americanos dispuestos a arriesgarse.

Porque son precisamente los esperanzados inversionistas quienes cabildearan, tanto ante políticos demócratas como republicanos para que se levante el embargo comercial y se normalicen ––como pide el gobierno de La Habana–– las relaciones diplomáticas. Cabe poca duda que ante el llamado de las corporaciones, el embargo acabará. Pero ese llamado corporativo existirá mientras vean a Cuba –– soberana y socialista, como requiere el presidente Castro–– pero también eficiente, atractiva y comercial. Si no, los motivados de hoy, serán los desmotivados de mañana, el embargo no se levantaría, y todo podrá proseguir entonces ––muy tranquilamente–– con la misma velocidad empresarial de la Isla en los últimos 33 años, desde el discreto Decreto-Ley 50 del año 82[i].

Nunca se normalizarían pues las relaciones diplomáticas, y eso estaría mal, digamos. Habría fracasado todo.

A menos que La Habana nunca haya tenido, realmente, como un objetivo estratégico y primordial el total levantamiento del embargo. Si miramos bien, con lo que la diplomacia cubana ya obtuvo, ya ganó: Washington reconoció la legitimidad del gobierno de Raúl Castro, abandonó su política de cambio de régimen, liberalizó los viajes de norteamericanos a la Isla, permite el acceso de La Habana a organismos de crediticios internacionales, entre otros varios efectos colaterales. Realmente, “¿son tan importantes las inversiones norteamericanas como para apurar mi paso?”, puede preguntarse el gobierno cubano. “Tal vez no”, puede responderse. Esa también sería una decisión independiente y soberana, aunque no muy sabia.

Porque no solo la política y las relaciones exteriores deciden en el gobierno de una nación. El presidente Raúl Castro tiene una oportunidad inigualable y tal vez ineludible ante la historia de su país. Independientemente de todas las conquistas sociales de la Revolución Cubana y los triunfos que la propaganda o la realidad proclamen, los desniveles económicos y la pobreza material en la población cubana son hoy en día notorios, poco menos que urgentes y rampantes.

Cuba, “Perla de Las Antillas” y “Faro de América Latina” es hoy por hoy un país que envejece debido a su baja tasa de natalidad, donde los jóvenes emigran, entre otras razones, porque en su tierra no tienen posibilidad de progreso económico-social. Por eso es justo la responsabilidad del gobierno de un país, en este caso el cubano, de adecuar sus velocidades, no solo a la comodidad, la prudencia o su costumbre política, sino también a las crecientes necesidades de los ciudadanos que gobierna, representa y en los que, al fin y al cabo, reside la soberanía de la nación.

Es como si la revolución cubana, con sus ansias de justicia social, modernización, riqueza nacional, industrialización y bienestar para todos ––su proclamado objetivo en 1959–– no hubiera tropezado entonces con la enemistad de Washington y el embargo comercial. Hubiera podido hacerlo todo.

Y por eso, en estos días, con la misma revolución en el poder –– cuando todos los principales obstáculos con EEUU se vayan disipando–– uno diría que el presidente Raúl Castro y su legado de gobierno tienen la responsabilidad y la gran oportunidad histórica de llevar a Cuba a su lugar en el siglo XXI. ¿No?

[i]http://www.trabajadores.cu/temas/decreto-ley-50/

Jorge Dávila Miguel es columnista de El Nuevo Herald. Es columnista y analista político de CNN en español.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

domingo, julio 05, 2015

Carlos Alberto Montaner: Las embajadas y el dinosaurio al pie de la cama


Tomado de Tomado de http://www.elblogdemontaner.com/l

Las embajadas y el dinosaurio al pie de la cama

Por Carlos Alberto Montaner
2 de julio de 2015

(El Mundo ) El primer paso fue sacar a Cuba de la lista de naciones que auspician el terrorismo. Era sólo el comienzo. El 20 de julio próximo está previsto que las oficinas de representación recíproca que hay en Washington y en La Habana eleven la jerarquía de sus relaciones diplomáticas.

No obstante, no será tan sencillo como parece. Mauricio Claver-Carone, editor de un blog muy consultado por los legisladores norteamericanos llamado ‘CapitolHillCubans.com’, alega que la ley "Libertad Act" (Helms-Burton) que regula las relaciones entre ambos países, establece dos condiciones muy claras para reanudar los vínculos con Cuba: primero, el presidente norteamericano debe determinar que en la Isla existe un gobierno electo democráticamente, y, segundo, que hayan sido satisfechas las reclamaciones pendientes por las confiscaciones de propiedades de norteamericanos llevadas a cabo por el gobierno cubano en los años sesenta del siglo pasado. Ninguna de las dos premisas se confirman en el caso de la dictadura cubana.

Sin embargo, lo más probable es que la Casa Blanca se salte a la torera ambos aspectos de la ley vigente, lo que seguramente terminará en los tribunales. El presidente Obama está decidido a que parte de su legado histórico en materia de política internacional sea la restauración de las relaciones con Cuba interrumpidas en enero de 1960 durante la administración de ‘Ike’ Eisenhower, y no vacilará en hacer las concesiones que sean necesarias para lograr su propósito. Si Nixon logró ‘a posteriori’ la aprobación de la sociedad norteamericana a su acercamiento con China, ¿por qué no pasar la página de la diminuta dictadura cubana sin exigirle nada a cambio? Al fin y al cabo, ni Nixon ni su consejero Kissinger le exigieron a Mao que cediera un ápice en su sangriento estalinismo.

Es muy posible que Obama esté bajo la influencia del politólogo Charles Kupchan, funcionario importante del Consejo Nacional de Seguridad y profesor de Georgetown University. Hace pocos años, Kupchan publicó un libro sobre la política exterior que es casi una parodia de la famosa obra de Dale Carnegie. El de Kupchan se titula ‘How Enemies Become Friends: The Sources of Stable Peace’ (Cómo los enemigos se convierten en amigos: la fuente de una paz estable).

La tesis, disputada por numerosos estrategas, es alarmantemente sencilla: entréguesele al enemigo todo lo que solicita sin requerirle nada a cambio. Estados Unidos, con sus 320 millones de habitantes, un enorme territorio asomado al Atlántico y al Pacífico, un PIB de 17 billones y un presupuesto militar de 600.000 millones de dólares anuales, no tiene por qué temerle a una empobrecida isla del Caribe, legendariamente torpe en el manejo de su economía y extremadamente cruel en la forma en que maltrata a los demócratas de la oposición.

La apertura de las embajadas, obviamente, es sólo un paso. El próximo será devolver la base de Guantánamo al Gobierno cubano. Por lo pronto, la Casa Blanca ya ha ordenado el cierre de la cárcel y le ha pedido a un gran bufete de abogados una opinión sobre la autoridad que tiene el presidente para entregarle al régimen cubano la base militar adquirida en el 1903. Simultáneamente, ha solicitado la opinión de la Marina sobre la utilidad y la relación costo-efecto que tienen esas instalaciones más de 100 años después de haber sido alquiladas a Cuba. Presumiblemente, la Marina sostendrá que a estas alturas de la historia es perfectamente inútil. Si se cerró Roosevelts Roads en la vecina Puerto Rico, la mayor base naval del mundo, no hay duda de que Guantánamo apenas sirve como centro de detención.

Pero el presidente Obama no se detendrá en ese punto. Dijo en Panamá, durante la Cumbre de las Américas, que su país renunciaba al "cambio de régimen" en la Isla. Eso quiere decir que eventualmente desmontará Radio y TV Martí, y le negará cualquier tipo de ayuda financiera federal a los programas de fortalecimiento de la democracia que todavía se mantienen vigentes. Su decisión, contraria a más de 60 años de contención del comunismo, es convivir pacíficamente con la dictadura cubana.

¿Cómo culmina todo esto? Este cambio de política por parte de Obama tendrá un primer final -habrá otros-con una visita del presidente norteamericano a Cuba en el 2016, poco antes de abandonar la Casa Blanca, tal vez tras las elecciones de noviembre de ese año, cuando no pueda perjudicar al candidato demócrata. Se dará un baño de multitudes. Y, cuando se despierte de su sueño, como el dinosaurio del cuento de Monterroso, la dictadura cubana seguirá ahí junto a su cama, imperturbable y feroz.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

La Capitulación. Antonio Sánchez García: lo que ha capitulado ha sido la democracia de la región, acéfala, extraviada, ultrajada y humillada bajo el consentimiento del Departamento de Estado y del Vaticano


La Capitulación

*********
Estamos solos. Siempre lo estuvimos. Aquellos a quienes auxiliamos en nuestro inmediato pasado con desbordante generosidad cuando estuvieron solos, hoy nos vuelven la espalda. Antes que latinoamericanos, hispanoamericanos, bolivarianos, latinos o como quiera llamárseles, son marxistas, seguidores de un señor nacido en Treveris, Alemania, y de un cubano tiránico y brutal llamado Fidel, hijo del gallego Ángel Castro. Como diría Hamlet: the rest is silence.
*********

Por Antonio Sánchez García*
@sangarccs
4 de julio 2015
A Carlos Alberto Montaner

Confieso haber creído, inicialmente,  en la tesis de la capitulación. El antiimperialista, cuyos últimos vestigios aún se ocultan en mis venas, se negó a aceptar un giro tan descomunal en la política internacional de Cuba, la irredenta. ¿Un Castro, hermano del más implacable, tozudo y feroz enemigo jurado de los Estados Unidos, como Fidel, que jamás le perdonó a Kruschev haberle impedido presionar el botón que dispararía un misil con una bomba nuclear a territorio estadounidense para iniciar la más devastadora guerra atómica de la historia, prestándose a reiniciar las relaciones suspendidas desde hace más de medio siglo con los Estados Unidos? ¿Sin pedir nada a cambio? ¿Fidel capitulando, a los 90 años y 56 de tiranía absoluta?

Poco a poco fui acercándome a la visión crítica e irreductible de mi admirado y respetable amigo Carlos Alberto Montaner. Detrás de la jugada del acercamiento se ocultaba una maniobra de alto ajedrez estratégico, muy propio de Fidel, el maquiavélico, de verse súbitamente reducido en sus iracundias homéricas a un tortuoso, infatigable y realista conductor político, aparentemente mediocre y desangelado: Raúl Castro. El servicial, beodo y ambiguo portamaletas del hermano genial. He terminado por convencerme de que, como el personaje de Stevenson, los dos Castro son una y la misma persona: Mister Jeckill y Mister Hyde, Fidel y Raúl, las dos caras de una misma moneda. Las máscaras de la tiranía.

Los hechos, como en la novela de Edgar Allan Poe, están sobre la mesa. Las amenazas de que la DEA procediera contra el gobierno forajido y narcoterrorista de Nicolás Maduro, repitiera el Noriegazo, encarcelara a Nicolás Maduro, a Diosdado Cabello y a Tarek El Aissami, congelando las relaciones y encarcelando sucesivamente a todo el personal comprometido con el colosal saqueo al erario venezolano – miles de millones de dólares en un asalto inédito a los bienes de un Estado en la historia universal – , para así cortar el cordón umbilical de la satrapía y arrebatarle su última base de resistencia estratégica debe haber encendido todas las alarmas de la nomenclatura cubana. ¿Perder PDVSA y ese territorio geoestratégico vital para enfrentar, desde su cara norte, a la potencia imperialista, volviendo a la más pesadillesca de las situaciones? ¿Vivir, a estas alturas, otro período especial?

Recientemente, la hija de un intelectual norteamericano que odia a Norteamérica – caso sólo posible en una democracia ejemplar, pues además de odiar a su patria ésta lo provee de todos los medios de comunicación que odia mortalmente y le abre sus universidades para propagandear ese odio y sumar aliados al odio y proveer de argumentos a los enemigos, sin que nadie se irrite o lo importune  – y que siguiendo su senda se ha especializado en el caso cubano, resaltaba la proeza del gobierno cubano, pues la última vez que visitara Cuba se había encontrado con que en los platos de los oprimidos cubanos había muchísimo más comida que hace veinte años.

La Srta. Chomsky, pues de ella se trata, le dio diez vueltas al gato para explicárselo, pasando por alto un dato que le viene de perillas a la estrategia de Castro, el menor y a la obnubilación de Obama, el nuevo mejor amigo de Raúl: esa comida que ahora sobra en los platos cubanos es precisamente la misma que hora falta en los platos venezolanos. Y esos dólares que ahora sobran en Cuba son los mismos que ahora faltan en Venezuela, convertida en satrapía de la tiranía cubana y cordón umbilical por el que maman de los últimos barriles que le quedan a la exangüe vaca petrolera venezolana, y cuya sobrevivencia depende que así sea: cinco mil millones de dólares anuales y cien mil barriles de petróleo diarios. O los que más sean, pues la crisis estrecha los márgenes de “generosidad del internacionalismo proletario” venezolano.

Imagino las carreras en el despacho presidencial cubano ante la sola posibilidad de que el Departamento de Estado, el Pentágono y la DEA respetaran su propia trayectoria, se respetaran a sí  mismos, velaran por sus propios intereses vitales y procedieran con el Pollo Carvajal, detenido en Aruba por órdenes de Interpol a solicitud de un juzgado de Florida que lo encausa por tráfico de drogas de alto calado en función de ser considerado el Kingspin del Cartel de los Soles, del mismo modo como procedieran con el panameño Noriega, un niño de pecho comparado con los narcogenerales venezolanos. Fue un pulso de horas: desde la intervención directa de Cristina Kirchner llamando a la reina de Holanda, la argentina Máxima Zorreguieta – por cierto, amiga del cardenal Bergoglio, mejor conocido como Papa Francisco, otro argentino y otra pieza clave del ajedrez castrista – con suficiente poder matrimonial como para bajarle los humos al gobernador de la colonia holandesa en el Caribe. Hasta mover todas las piezas de UNASUR, los gobiernos del Foro y la amenaza de un enfrentamiento contra toda la región, antinorteamericana por convicción, ideología, estulticia y doctrina. ¿Obama, el Departamento de Estado, la secretaria de Justicia y la DEA metidos en ese lío?

No ha sido Cuba la que ha capitulado. No han sido la OEA de Insulza y el Foro de Lula y de Dilma, los que han capitulado. No han sido los gobiernos de Argentina, en manos de los mafiosos montoneros descendientes de Perón, el caudillo, ni el de Chile en manos de la UP setentosa, los que han capitulado. Ha sido la democracia de la región, acéfala, extraviada, ultrajada y humillada bajo el consentimiento del Departamento de Estado y del Vaticano, amigos de la dictadura oprobiosa que humilla a los venezolanos.

Estamos solos. Siempre lo estuvimos. Aquellos a quienes auxiliamos con desbordante generosidad cuando estuvieron solos, nos han vuelto la espalda. Antes que latinoamericanos, bolivarianos o como quiera llamárseles, son marxistas, seguidores de un señor nacido en Treveris, Alemania, y de un cubano tiránico y brutal llamado Fidel, hijo del gallego llamado Ángel Castro. Como diría Hamlet: the rest is silence.
 *******
* Profesor de Filosofía Contemporánea en la Maestría de Filosofía de la Escuela de Filosofía de la Universidad Central de Venezuela.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Nicolás Águila: Juan Marinello , ¿mirlo blanco?

 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

El escritor Roberto Luque Escalona en su esclarecedor libro  Rolando Masferrer en el país de los mitos  escribió sobre como Rolando Masferrer, Sumum Cum Lauden y Premio Dolz de la Universidad de La Habana de la promoción de 1945 y ex combatiente herido  en la Guerra Civil Española,  anuló los ataques de sus ex camaradas del Partido Socialista Popular (nombre del entonces Partido Comunista en Cuba)  y en particular a Juan Marinello; leamos:

" Desde sus páginas arremetió Masferrer contra quienes lo atacaban. Los conocía a todos, los conocía bien  y aunque ninguno había sido herido  en España, sabía de qué pata cojeaban.  Los zarandeó  de mala manera  por la costumbre, generalizada entre ellos,  pero sabiamente oculta, de manetener amantes. ¨La querida del político¨ quizás no llegara a ser una institución nacional, pero cerca estaba, y a la cercanía  contribuían generosamente los supuestamente impolutos comunistas. En cambio, el joven periodista mostraba inclinación a la monogamia, lo que fortalecía su posición en el conflicto.

Blas Roca, que había seducido a la esposa de un miembro sin importancia del Partido, y Joaquín Ordoqui, que hizo lo mismo, pero convirtiendo en cornudo al también dirigente Carlos Rafael Rodríguez, quedaron muy mal parados, aunque el que salió peor fue, quizás, Juan Marinello.  Vástago de una rica familia villareña convertido al  al comunismo, su aspecto y maneras de patricio, así como su cultura lo llevaron a ser el mascarón de proa ideal de un partido encabezado en buena medida por negros y mulatos, ¨la gente de color¨,  que había desaparecido  de la actividad política después de su  desastroso enfrentamiento con el poder blanco en 1912, regresaba de mano de Marx. Lenin y Stalin; ni siquiera bajo el castrocomunismo ha habido en Cuba un partido político  con tan señalada característica racial. El blanco, aristocrático e intelectual Marinello  estaba que ni mandado a hacer  para encubrir aquel fenómeno.

Marinello, retratado por pintores de fama, calificado de ¨eminente¨ por Pablo Neruda, no era rival para el joven holguinero que lo demolió sacando a relucir  la aventura entre una alumna de la Escuela Normal y el profesor a quien todos  tenían por esposo ejemplar.

Por cierto, la muchacha, que ganó una notoriedad indeseable, era de mi clan familiar. Adolfo Luque, retirado hac'ia tiempo como jugador, estaba entonces en la cima  de su gloria como manager. No hacía mucho que su hija Olga había ganado competencias internacionales  de natación. La alumna Luque de la Escuela Normal  fue la tercera persona de ese apellido en alcanzar renombre aunque limitado y efímero, víctima indirecta del empeño de los comunistas de destruir a Rolando Masferrer. En todas las guerras hay víctimas civiles."  (pp 62-63)

********

 Juan Marinello aplaudiendo  con espejuelos o gafas oscuras al centro de la foto. Se distingue a Nicolás Guillén al otro lado de la persona homenajeada


Tomado de http://eldiariodelamarina.com/

Marinello, ¿mirlo blanco?

Por Nicolás Águila
Filólogo y periodista cubano,
 Madrid.
4 julio, 2015

Juan Marinello tenía fama de ser un señor amable y cordial. Un hombre caballeroso impregnado de la ética martiana. Un intelectual que pasaba de puntillas por el fango y no se manchaba con las intrigas del mundillo sórdido del leninismo cubano. Un militante distinto y diferente. Un tipo tolerante. Algo así como el mirlo blanco del Partido..

Bien es cierto que el escritor nacido de familia rica en Jicotea, L. V., en 1898, distaba años luz de la arrogancia y grosería de Aníbal Escalante o Joaquín Ordoqui, por citar nada más que a dos de los dirigentes de rompe y rasga del viejo PSP (sigla con que se camuflaban los ñángaras cubanos antes de Castro). Solo que la tolerancia y la bonhomía no se miden exclusivamente por los modales refinados y el talante avuncular, ni mucho menos por pedir un vaso de leche fría en el bar cuando el poeta y ensayista se reunía con sus amigos en las tertulias literarias. O por atender él mismo el teléfono, en vez de su criada, cosa que a Renée Méndez Capote le parecía el súmmum de la sencillez y humildad en Juan Marinello.

    No, señor mío. La tolerancia no es solamente cuestión de forma y apariencia. Es sobre todo de fondo y contenido. Los hay quienes jamás levantan la voz ni dan puñetazos en la mesa y son sin embargo esencialmente autoritarios e intolerantes. Tal es el caso del camarada Marinello, que era capaz de reprender con dureza a un subalterno por una supuesta falta de firmeza política, como en su momento Manuel Navarro Luna pudo constatar en carne propia..

El poeta manzanillero publicó, a la muerte de su madre, una elegía en la que se dolía de su pérdida irreparable. Y enseguida saltó Marinello. No le hacía ni puñetera gracia la manifestación de duelo público de Navarro Luna. Más aún, el tono elegíaco del poema le parecía una debilidad impropia de un militante comunista, de modo que así se lo hizo saber en una carta inusitadamente dura e insensible…

Conviene precisar que Marinello no le escribía solo a título de amigo y colega, sino también en calidad de alto dirigente del PSP (presidente pro forma), abusando por tanto de la relación asimétrica jefe-subordinado. Lo más triste, sin embargo, es que Navarro Luna obedeció disciplinadamente al censor estalinista en vez de mandarlo al infierno y un poco más allá si cabía. El infeliz poeta le respondió a Marinello jurando y perjurando que nunca más incurriría en semejante fallo y que en lo sucesivo se mostraría fuerte y firme como todo un comunista..

    Con esos antecedentes, a mí no me tomó de sorpresa muchos años después, en 1976, ver a un compungido Marinello asistir a la sesión inaugural de la llamada Asamblea Nacional del Poder Popular mientras su esposa de toda la vida, Pepilla “la de la frente alta”, se hallaba tendida en capilla ardiente en la funeraria Rivero de La Habana. Qué escena tan inhumana, bendito Dios, cuando las cámaras de la televisión lo captaban para que todo el país viera lo que era el temple de un comunista con una piedra por corazón..

Por más vueltas que le dé, no logro entender esa actitud y comportamiento. Sí comprendo, por ejemplo, que Anastas Mikoyán no pudiera asistir al funeral de su esposa en Moscú, pues se hallaba en Cuba con motivo de la Crisis de los Misiles, en octubre de 1962, tratando un asunto de importancia vital —literalmente vital— para la humanidad. El vicepresidente soviético intentaba convencer al cabezón en jefe sobre la necesidad imperiosa de desmantelar y sacar los cohetes estratégicos de la Isla..

Pero ¿qué diantres pintaba aquel anciano débil y achacoso, con la mujer muerta y aún por enterrar, en un evento adonde iba solo a aplaudir y levantar la mano mecánicamente para votar a favor? ¿Se hacía el militante puro y duro? Pues a otro perro con ese hueso. La pureza de Marinello no pasaba de ser pura pose. Y su bonhomía era apenas un bluf. En otra ocasión, con más tiempo y espacio, abundaré sobre el tema y me detendré en su conducta indecorosa hacia algunas damas, incluyendo un penoso caso de acoso sexual. Ahora solo añado, para concluir, que la leyenda del mirlo blanco era más rollo que película. Postureo martiano y sarampión partidista.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Mary Anastasia O’Grady del Wall Street Journal:


 Estados Unidos baila con otra dictadura 

Por Mary Anastasia O’Grady
22 de Junio de 2015

El embajador Thomas Shannon, asesor del Departamento de Estado de EE.UU., se reunió con el vicepresidente de Venezuela Diosdado Cabello. Reuters

¿Qué estaba haciendo recientemente un alto diplomático estadounidense en Haití reuniéndose con un político venezolano que, según reportes, está siendo investigado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por dirigir una gigantesca operación de tráfico de cocaína?

Esa es la pregunta que plantean las fotos que aparecieron la semana pasada en Internet en las que Tom Shannon, consejero del Departamento de Estado, aparece posando en Puerto Príncipe con el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Diosdado Cabello. En las fotos también aparece el presidente de Haití, Michel Martelly, la ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, y un francés chavista con ciudadanía venezolana que actualmente vive en Washington.

La respuesta más creíble es que el gobierno del presidente Barack Obama está una vez más trabajando para salvar un estado policial que está a punto de colapsar bajo su propio peso. El problema es que cada vez que el equipo de Obama se sienta a jugar póquer con mafiosos (estamos hablando de Rusia, Irán y Cuba) sale con los bolsillos vacíos. Los defensores de la democracia en la región tienen motivos para estar nerviosos.

No es de extrañar que Venezuela esté lista para hablar con EE.UU. Los dos países no tienen relaciones diplomáticas a nivel de embajada desde 2010. Ahora, la dictadura está prácticamente en bancarrota. Su dependencia singular de las ventas de petróleo para generar reservas de divisas funcionó en los días en que el barril llegaba a US$100. No obstante, el descenso de los precios y errores crasos de gestión en el monopolio estatal PdVSA han paralizado los ingresos. China e Irán tienen sus propios problemas y no están ayudando al país sudamericano como lo hicieron antes. A pesar de esto, Cuba, que maneja la inteligencia y la seguridad del Estado venezolano, sigue necesitando el crudo venezolano para sobrevivir.

Puede que Cabello también tenga un interés personal para hablar. El 18 de mayo, The Wall Street Journal citó a un funcionario del Departamento de Justiciadiciendo que Cabello es un “blanco principal” en lo que el diario describió como una investigación sobre acusaciones de que Venezuela se ha convertido en una “centro global para el tráfico de cocaína y el lavado de dinero”. Cabello ha negado cualquier lazo con el tráfico de drogas.

Entre la investigación del Departamento de Justicia y la situación de la economía venezolana, se podría pensar que EE.UU. lleva las de ganar en cualquier diálogo. Pero el gobierno del presidente Obama no ha demostrado mucha destreza a la hora de negociar con sus adversarios y Cabello tiene fama de ser implacable.

El político de 52 años es a menudo descrito como el número dos en Venezuela, pero puede que sea el que dirige el país. Se dice que tiene mayor influencia sobre las fuerzas militares que el sucesor de Hugo Chávez, el poco carismático dictador Nicolás Maduro. Si Cabello es el principal jefe narco, eso aumentaría su poder.

Un funcionario del Departamento de Estado me dijo la semana pasada que los temas analizados con Cabello en Haití incluyeron el tratamiento que el gobierno de Maduro le da a los prisioneros políticos, la importancia de establecer una fecha este año para elecciones parlamentarias y la provisión de observadores internacionales creíbles.

“Seguimos muy preocupados por el bienestar de los prisioneros políticos. Hemos hecho un llamado público por su liberación y creemos que en el caso de alguien como Leopoldo López [ex alcalde de Chacao, un municipio de Caracas, y miembro importante de la oposición] es un líder político muy valioso como para perderlo”, señaló el funcionario.

Desde abril, Shannon ha viajado dos veces a Caracas para mantener conversaciones bilaterales con Maduro. Tal vez la conversación fue trasladada a Haití este mes para reducir su prominencia. Pero el lunes durante la conferencia de prensa rutina, el vocero del Departamento de Estado, Jeff Rathke, dijo que no estaba al tanto de la reunión cuando le preguntaron sobre el papel de Cabello en Puerto Príncipe.

Eso quiere decir que la participación de Cabello en las conversaciones debería haber sido secreta o se presentó sin haber sido invitado. Claramente, las fotos no favorecen los intereses de EE.UU. Para Cabello, en cambio, brindan un aire de legitimidad que podría contraponerse a su imagen de narcotraficante. La posibilidad ha llevado a algunos observadores a especular que Shannon cayó en una trampa.

Un vocero del Departamento de Estado me dijo en un correo electrónico la semana pasada que la reunión fue “positiva y productiva”. Traducción: no hay nada que ver aquí, siga su camino. En realidad, hay mucho en juego en estas negociaciones. El fin de la dictadura del chavismo sería algo positivo, pero un descenso en un caos de proporciones africanas arrastraría el frágil movimiento pro-democracia.

Unas elecciones limpias podrían producir una transición de regreso a la democracia no muy diferente a la votación con monitores internacionales que sacó del poder en 1990 a Daniel Ortega en Nicaragua. Sin embargo, vale la pena recordar que los sandinistas de Ortega nunca dejaron las armas, ni cedieron el control de los tribunales, lo que hizo imposible una democracia verdadera.

El régimen chavista de Venezuela —con Cuba trabajando tras bambalinas— no está dispuesto a ceder el poder. Quiere la legitimidad internacional que ha perdido debido a las violaciones de los derechos humanos y el tráfico de drogas. Probablemente, Cabello también aspiraría a salir de la lista de sospechosos en la investigación de narcotráfico. Cualquier promesa que haga sobe pluralismo debe estar avalada por algo más que su palabra. Si Obama pretende obtener concesiones al apuntalar el régimen, como lo ha hecho con Cuba, hay motivos para preocuparse.

Escriba a O’Grady@wsj.com. 


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...