martes, mayo 03, 2016

Cuba. La disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) denuncia más de 5.000 arrestos políticos de enero 2016 hasta abril 2016. Cubano que esperaba el ‘Adonia’ portando bandera de EEUU. Cubano opositor que esperaba el ‘Adonia’ portando bandera de EEUU, hablando de los derechos del pueblo cubano es detenido

Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

A la tiranía Castrista  no le importa desde hace más de una década si llevas (al Malecón habanero o a otro lugar cualquiera)  una bandera norteamericana  en un vestido, ¨pulover¨, camis, pantalón o una bandera cubriéndote el cuerpo  si lo haces buscando  ¨marchantes¨,  ¨puntos¨  o clientes para:  ¨jinetear¨, llevarlos a un restaurant ( ¨paladar¨), a alquilar en una casa particular ( ¨rent room¨), a montar un ¨almendrón¨,  etc. buscando tu ¨comisión¨  con la prostituta, el ¨chulo¨, el dueño de la ¨paladar¨ , del ¨rent room¨, o de ¨buquenque¨ con  el  dueño del ¨almendrón¨,  etc.

Llegada del crucero Adonia pone una sonrisa en los labios de los cubanos


A la tiranía, y a su ¨porra¨Castrista,  lo que le importa es si exiges tus derechos ciudadanos y los del pueblo cubano. Si los exiges o  los vives, te reprimen de diferentes maneras, incluyendo las golpizas, la prisión o ambas inclusive.

De todos los pasajeros que  viajaron en el Adonia esta primera vez, sólo 20 eran cubano-americanos y  8 de ellos eran funcionarios de Carnival; ví en un video a una de esos funcionarios de Carnival  expresar que la compañía le había pagado el viaje: supongo que no haya sido la única persona cubanoamericana a la que la compañia le haya pagado el pasaje.
 *******************************
Cubano que esperaba el ‘Adonia’ portando bandera de EEUU es detenido

******
Agentes vestidos de civil lo sacaron del lugar en una patrulla de policía
******
Cubanet
Mayo 2, 2016

Cubano que esperaba el ‘Adonia’ portando bandera de EEUU es detenido



MIAMI, Estados Unidos.- Un cubano que sostenía una bandera estadounidense para recibir el “Adonia” fue arrestado esta mañana, según publicaron varios medios de prensa. El individuo se encontraba entre la multitud que recibió el primer crucero estadounidense a Cuba en medio siglo.

El hombre, identificado como Daniel Miranda, fue detenido por varios hombres vestidos de civil y conducido en una patrulla de policía a lugar desconocido, según reportaron varios medios y apareció en un vídeo publicado en las redes sociales.

La publicación añade que Miranda sostenía la bandera de EE.UU. cuando una mujer “lo increpó, diciéndole payaso” debido a que portaba esa prenda. La mujer luego hizo un gesto racista por el color de piel de Miranda, quien dijo sentirse orgulloso de llevar esa bandera y que no tenía miedo “de expresar sus ideas”.

La agencia noticiosa AFP, por su parte, refiere que entre las personas que se hallaban en el Malecón para ver la entrada del “Adonia”, había un hombre de unos 40 años envuelto en la bandera de Estados Unidos que fue insultado mientras hablaba con la prensa. Presumiblemente se trataba de Daniel Llorente.

Al hombre le gritaban “¡Traidor!”, y discutía en voz alta con quienes lo atacaban. Fue retirado del lugar bajo una salva de aplausos, según dice haber observado un equipo de la referida agencia de prensa.


AFP añade que la presencia de efectivos de la policía este lunes superaba a la que se despliega habitualmente ante el arribo de un crucero.

 *********************
 Tomado de http://todoelmundohabla.com/

Por  Liu Santiesteban
2 mayo, 2016


“Ya lo dijo Obama: Si queremos Libertad tenemos que hacerlo nosotros!”

Se llama Daniel Llorente y protagonizó hoy un debate con una otra cubana a la llegada del crucero de Carnival a Cuba. El primer barco americano en arribar a Cuba en mas de 50 años.

El cubano citó frases del discurso del presidente Obama en su reciente viaje a la isla y dijo no sentir miedo. También afirmó que todos los que habían desfilado hoy en la Plaza Cívica José Martí, por el priemro de MAyo, era unos hipócritas.

La gente lo aplaudió y apoyó mientras habalaba, turistas y prensa hacían fotos y videos.
Cuando llegó la policía la multitud se unió a la protesta.

Liu Santiesteban

Vídeo cortesía de Telemundo 51
*****************
Tomado de http://www.diariodecuba.com

La CCDHRN denuncia más de 5.000 arrestos políticos hasta abril

DDC
La Habana
3 Mayo 2016

La disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) denunció este martes que en los cuatro primeros meses de 2016 se produjeron en la Isla al menos 5.351 detenciones arbitrarias por motivos políticos, de ellas 1.380 en abril.

"Esto confirma la política ultrarepresiva, adoptada al más alto nivel del Gobierno de la Isla, encaminada a tratar de silenciar las voces disidentes y cualquier forma pacífica de manifestación pública de inconformidad", indica el informe mensual del grupo.

En su reporte, la CCDHRN reconoce "la imposibilidad de cuantificar los actos de represión y el clima de intimidación contra toda la sociedad, víctima, además, de masivas campañas de desinformación y propaganda" por parte del Gobierno cubano.

Según el grupo, la represión política en Cuba "no se limita a las breves detenciones arbitrarias" y pone como ejemplo los 82 cubanos encarcelados por "delitos contra el Estado", cifra que se incrementó "apenas unos días después" de que esta organización publicara el pasado 25 de abril una lista parcial de prisioneros por motivos políticos.

La Comisión menciona a "otras cuatro mujeres que se encuentran en prisión provisional luego de ser detenidas el 15 de abril" y precisa que se trata de "cuatro militantes de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) que lanzaron proclamas y gritaron consignas antigubernamentales en las cercanías del Capitolio" de La Habana.

"Sus nombres son: Xiomara de las Mercedes Cruz Miranda, Yunet Cairo Reigada, Yaquelin Heredia Morales y Marieta Martínez Aguilera. Dos de ellas también integran el duramente reprimido movimiento de las Damas de Blanco", explica el comunicado.

La Comisión insistió en que "de manera inmediata" solicitará "su adopción internacional como prisioneras de conciencia, al igual que con otros 20 prisioneros políticos pacíficos".

También continuarán exigiendo "la excarcelación, por razones puramente humanitarias, de otros 22 reclusos calificados como presos contrarrevolucionarios que llevan en las prisiones castristas entre 24 y 13 años de encarcelamiento" y calificados como "enemigos del pueblo".

*********
Published on May 2, 2016
Imagenes correspondiente al domingo 1 de mayo de 2016,cuando tropas represivas de regimen castristas arremetieron contra la campaña #TodosMarchamos frente a la sede de las Damas de Blanco ubicada en calle E No.51, Lawton-La Habana, despues del acto vandalico comenzaron a quemar las octavillas,




Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Video. Documental revela datos desconocidos de la muerte de Frank País. Testimonua su hermano Agustín País

 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Vamos a dejar las cosas  lo más clara posibles sin involucrar explícitamente  a personas.

Un amigo y muy conocido opositor antiCastrista  que fue, entre otras actividades,  un destacado luchador en contra del régimen de Fulgencio Batista en Santiago de Cuba  y que  se relacionó con Frank País cuando aún Frank no se había  incorporado a la lucha,   me dijo hace años lo siguiente:
  • Frank no tenía ningún  carisma; su carisma comenzó cuando mató  a dos personas a las que le había dado dinero para comprar  armas y esas personas  invirtieron muy mal el dinero en la compra de esas armas, sospechando Frank que esas personas  se habían quedado con una parte del dinero. El carisma de Frank  comenzó cuando al conocerse ese hecho  las personas empezaron a temerle.
  • Una persona, cuyo nombre me dijo y yo he olvidado,  le contó a mi amigo que después de tener una reunión con Frank País en Santiago de Cuba, recordó que  se le había quedado algo en la casa donde tuvo la entrevista  y que al regresar fue mucha su sorpresa  cuando vió a Frank País reunido con conocidos comunistas de esa ciudad.
Leí hace décadas un artículo ¿entrevista?  de Vilma Espín donde ella  expresó que Frank País  enviaba  a las misiones de ejecutar (léase matar)  a alguien,  a aquel luchador  revolucionario al  que le fuera más difícil matar a sangre fría (es decir: no en un combate) por los principios y sentimientos humanos que tuviera esa persona.

(Vilma, Fidel, Raúl, Celia)

  Frank País tenía su novia oficial, pero se dice que él y Vilma habían tenido relaciones amorosas pese a ese noviazgo oficial ya existente, pero  la relación con Vilma ya se había roto. Si eso fuera verdad,  una persona despechada con grandes aspiraciones (como después los años confirmaron que tenía) que se vieron  frustradas, en ese momento,  es una ¨bomba de tiempo¨.

La versión oficialista del Castrismo es que Frank País no quiso quedarse en la Sierra Maestra y por eso volvió a Santiago de Cuba donde finalmente fue encontrado y matado; este bloguista tiene la opinión que hay muchas maneras de decirle a otra persona que se vaya. Lo sucedido con Jorge Sotús  al llegar a la Sierra Maestra, al cual se le envió rápidamente al exterior cubano sin necesidad alguna  (después del triunfo revolucionario Jorge Sotús fue encarcelado, por conspirar contra Fidel Castro, en el Presidio Modelo  del cual se evadió  con la ayuda de  valientes  personas, algunas de las cuales conozco) y  con  René Ramos Latour ¨Daniel¨, el sucesor de Frank País, el cual había llevado a cabo misiones y responsabilidades en el LLano,  por las que le correpondía  el grado de Comandante y  posteriormente el de Jefe de Columna o de un Frente y sin embargo, Fidel sólo le dió el grado de Capitán y lo enviaba a los lugares de más peligro en los combates y en las escaramuzas, hasta que Fidel logró lo que perseguía: que  mataran a Ramos Latour  en un combate. Ramos Latour y el Che Guevara tuvieron serios enfrentamientos epistolares pues en aquel momento el Che Guevara era comunista stalinista y Ramos Latour era socialdemócrata. Veamos una muestra de esos enfrentamientos:

El destacado historiador Rafael Rojas en su artículo El Crimen de un Pacto escribe los siguientes cuatro párrafos:
¨
En una carta del 31 de agosto de 1957, Guevara proponía a Fidel que, para evitar que ''lidercillos de baja calidad moral e intelectual trataran de suceder a Frank'', se enviara a Santiago a un hombre de la Sierra como Raúl, Almeida, Ramirito o él mismo. Varias semanas después, comenzó un intercambio epistolar sumamente tenso entre el propio Guevara, Fidel y Raúl Castro, de un lado, y Ramos Latour, del otro, en el que los primeros acusaban a este último de haber ''abandonado'' a la Sierra y de confiar en pactos con los ''politiqueros'' de la ortodoxia y el autenticismo.

Daniel se defendió en su correspondencia y durante una visita a la Sierra, en octubre de 1957, aduciendo siempre que la ''lucha no debía circunscribirse única y exclusivamente a las montañas''. La polémica con Guevara llegó a niveles de gran intensidad retórica e hizo evidente, desde entonces, que el comunismo de Guevara y la socialdemocracia de Ramos Latour eran dos ideologías en pugna por el futuro de Cuba. No hubo otro momento en que aquel conflicto, que sólo habría tenido solución en una Cuba socialdemócrata, quedara más claramente expuesto.

En una carta del 14 de diciembre de 1957, Guevara escribía a Daniel: ''Pertenezco por mi preparación ideológica a los que creen que la solución de los problemas del mundo está detrás de la llamada cortina de hierro y tomo este movimiento como uno de los tantos provocados por el afán de la burguesía de liberarse de las cadenas del imperialismo''. Más adelante, confesaba que se ''avergonzaba'' de haber pensado que Fidel era un líder de derecha --``lo que ustedes representan''--, ya que la reacción de Castro contra el Pacto de Miami lo había convencido de que éste estaba ``por arriba de su clase''.

Daniel responde a Guevara el 18 de diciembre de 1957: ''Los que tienen tu preparación ideológica piensan que la solución a nuestros males está en liberarnos del nocivo dominio yanqui por medio del no menos nocivo dominio soviético''. En aquella misma carta, Ramos Latour agregaba que la ideología del Movimiento 26 de Julio se inspiraba en el pensamiento político de José Martí, que consistía en hacer de Cuba un país democrático y próspero, pero con justicia social, y que los pactos con otras fuerzas opositoras eran necesarios y saludables.

Frank País y René Ramos Latour (y otros más) le estorbaban a Fidel  Castro en sus aspiraciones de conformar un poder absoluto, totalitario y unipersonal. 

Vilma al igual que Celia Sánchez estudiaron cierto período en los EE.UU.; Vilma comenzó sus estudios en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachussets, ITM,  en  una especialidad de  Química, pues su padre  era uno de los principales contadores de la firma Bacardí y era uno de los accionistas minoritarios de dicha fábrica; Vilma no terminó esos estudios y se dedicó a la subversión..
 ***********************************
Published on May 2, 2016
Un nuevo documental producido en Miami aborda el trágico destino de Frank País, uno de los líderes del Movimiento 26 de Julio. Los testimonios de amigos y familiares hablan de su legado y el uso que la Revolución Cubana ha hecho de sus mártires.

Documental revela datos desconocidos de la muerte de Frank País

***************
Tomado de http://www.elnuevoherald.com

Estrenan documental ‘Doble asesinato: Frank País y la revolución cubana’

*********
Está basado en pasajes de la vida Frank País, líder y mártir de la lucha clandestina contra la dictadura de Fulgencio Batista
El evento contó la asistencia del director José ‘Pepín’ Álvarez, Agustín País, hermano de Frank, y varios testimoniantes que aparecen en el metraje
*********

Por Arturo Arias-Polo
aarias-polo@elnuevoherald.com

Con esta investigación periodística nos adentramos posiblemente en una de las páginas más tenebrosas de la revolución cubana de Fidel Castro.

Frank País es de los pocos mártires de la nación cubana que fue objeto de un doble asesinato cruel. Era obvio que la jefatura represiva del régimen batistiano buscara su cabeza a cualquier precio en aquel fatídico 31 de julio de 1957.

Pero lo inaudito de este escenario sangriento que analizamos, era que la jefatura de la Sierra Maestra que todavía no había declarado su filiación marxista por circunstancias de conveniencia, fuera la que finalmente entregara la cabeza de Frank País al régimen de Fulgencio Batista, por ese temor enfermizo de Fidel Castro a la autoridad civilista y libertaria que se consolidaba alrededor del carácter y la personalidad de este joven de creencias cristianas muy arraigadas, que era el máximo dirigente de las fuerzas de la clandestinidad del Movimiento 26 de Julio.

Entre el LLANO y la MONTAÑA, durante la revolución contra el régimen de Fulgencio Batista, se crearon en los niveles de las dirigencias, dos mentalidades con diferencias muy marcadas:

En la SIERRA yacía el autoritarismo gansteril de Fidel Castro que todo lo supeditaba a su mando egocentrista. Su mirada prepotente y altanera desde lo alto de la MONTAÑA despreciaba cínicamente a todos los de abajo.

En el LLANO se consolidaba el civilismo libertario de Frank País que fundamentaba el futuro del país a elecciones democráticas, división de poderes, estado de derecho, libertad de prensa y el respeto a la dignidad de la persona humana.

Claro, que esto no quiere decir, que en la MONTAÑA no hubiesen combatientes heroicos con mentalidad civilista, ni que en el LLANO no hubiese alguno que otro marxista encubierto. El heroísmo en ambos escenarios fue liberalizante y ejemplar.
(José ‘Pepín’ Álvarez)

Cuando marcamos las diferencias, entre uno y otro sector, nos referimos concretamente a la mentalidad autoritaria predominante en la jefatura o cúpula dirigencial, que en la SIERRA la caracterizaban Fidel Castro, su hermano Raúl y el Che Guevara. Y que en el LLANO la personalizaron con perfiles civilistas de excepción, hombres como Frank País, su hermano Josué, Menelao Mora y José Antonio Echeverría, por mencionar a algunos de los más destacados a nivel nacional.

A 50 años de la muerte de Frank País, que precisamente celebramos en estos días, los recuerdos de su vida al servicio de Cuba se consolidan como un faro de luz inagotable de libertad y de justicia hacia su Patria oprimida, que nos obligan a mostrar las graves afirmaciones, ya expuestas, sobre el doble asesinato a su persona.

Frank País fue el héroe de Santiago de Cuba que creyó en la libertad y en el poder soberano de la nación cubana para sacudirse del yugo militar autoritario y murió al frente de aquella legión de jóvenes combatientes que soñaron con una Cuba libre de tiranos.

Lo paradójico de toda esta historia de tensiones y desprecios por parte de Fidel Castro, como el caudillo de la MONTAÑA, hacia los hombres que combatían en el LLANO, es que los expedicionarios del Granma no hubiesen podido subsistir el fracaso de su desembarco en Playa Colorada el 2 de diciembre de 1956, de no haber recibido el apoyo solidario en armas y combatientes que fueron enviados desde la ciudad heroica de Santiago de Cuba por Frank País.

Cuando apenas la SIERRA MAESTRA contaba con un puñado de treinta y dos combatientes mal equipados y maltrechos, Frank País organizó un contingente armado de casi CIEN hombres, que bajo la jefatura de Jorge Sotus, subieron a las montañas para darle estructura y pujanza combativa a las expedicionarios desvalidos y desorientados del buque Granma.

Sin embargo, en menos de sesenta días, Fidel se desprendía de los servicios de Jorge Sotus, enviándolo con evidente desprecio a una innecesaria misión al extranjero, hecho que disgustó profundamente a Frank País.

Quiere esto decir, que la SIERRA MAESTRA no se hubiese convertido nunca en el baluarte estratégico de la revolución cubana contra la dictadura batistiana, de no haber mediado la ejecutoria revolucionaria eficiente y solidaria de Frank País.

Pero sigamos en la línea argumental de la diferencia entre el LLANO y MONTAÑA que explica con creces, como Fidel Castro no solamente nunca quiso que Frank País fuese el que abriera el Segundo Frente guerrillero de la Sierra Cristal en 1957, sino que se opuso siempre con vehemencia a que Frank se uniera a la guerrilla, a pesar de que todos los compañeros de la jefatura desde Santiago de Cuba lo sugerían por razones elementales de proteger al joven dirigente santiaguero.

Después de la muerte de su hermano Josué, la permanencia de Frank en la ciudad era realmente muy riesgosa, casi un suicidio metafórico, pues el acoso de las fuerzas represivas iba cerrando el cerco cada día del dirigente harto conocido.

También se sabe que desde la época de la famosa entrevista de Herbert Mathews en la SIERRA MAESTRA, Vilma Espín recibió órdenes precisas de Fidel Castro y de su hermano Raúl, con el cuál a propósito iniciaba su relación sentimental, para que informara a ambos de todo lo relacionado a las decisiones, al pensamiento y a la vida cotidiana de Frank País.

Ya entonces era conocida la aversión que la jefatura de la Sierra Maestra tenía sobre las ideas religiosas y democráticas de Frank País, que se volcaban en los documentos que éste escribía para el M-26 de Julio.

Las desavenencias entre las dirigencias de las dos partes del proceso revolucionario, la Montaña y el Llano, eran de conocimiento de un gran número de combatientes.

Resulta revelador el testimonio de Enrique Canto, el hombre más cercano a Frank País dentro de las filas de la clandestinidad y Tesorero Nacional del M-26 de Julio, que afirma en su libro histórico-autobiográfico, que después de la entrevista de Mathews, a la que Frank y Vilma asistieron por razón de sus respectivas jerarquías, Frank le había ordenado que evitara darle a Vilma Espín información sobre su paradero y sus teléfonos.

¿Qué puede explicar este temor de Frank País a que Vilma Espín supiera la dirección de su refugio y conociera su teléfono de contacto?
Al menos una profunda desconfianza.

En esta sucesión de hechos que investigamos hay testimonios muy esclarecedores, como el de Jorge Gómez, dirigente sindical del M-26 de Julio y uno de los últimos compañeros del LLANO que coincidió en una casa de seguridad con Frank País, unos días antes de su muerte.

Gómez nos dice que además de que Fidel fue el inventor de la intriga entre la MONTAÑA y el LLANO, a Frank le molestaba mucho la obsesión de Vilma por seguir sus pasos y por saber dónde se encontraba escondido.

A Frank realmente lo asesina indirectamente Fidel Castro al dejarlo desprotegido en el LLANO, nos añade con su voz altiva pero rajada por los años, este viejo luchador santiaguero.


¿Qué puede explicar la indiferencia de Fidel Castro ante los peligros que asediaban a Frank País y la obsesión de Vilma Espín por conocer su paradero?
(El Coronel Roger Rojas Lavernia y el Bloguista de Baracutey Cubano)

Pero el testimonio más revelador de toda esta complicidad criminal, que parece haber entregado sin decoro y sin recato alguno la cabeza de Frank País, nos lo da el Coronel Roger Lavernia, segundo jefe del Buró Represivo de Actividades Anticomunistas (BRAC), cuando nos dice, que ella, refiriéndose a Vilma Espín, tenía que saber que las fuerzas policiales tenían tomados todos los teléfono de la ciudad.

A pesar de eso, Vilma hace una llamada a la casa de Raúl Pujol, donde estaba escondido Frank País. Inmediatamente las fuerzas del coronel Salas Cañizares detectan la llamada de Vilma a Frank y rodean todas las casas de la cuadra. Esta llamada telefónica quedó registrada en al BRAC y en los archivos de la policía.

A los pocos minutos Frank País caía vilmente asesinado.


La ciudad de Santiago de Cuba se paralizó con el entierro multitudinario de Frank País, cuyo cadáver en hombros de su pueblo recorrió los barrios y las calles de toda la ciudad. La conmoción en la ciudad duró varios días. Un hondo sentimiento de luto se impregnó en el sentimiento de la ciudadanía santiaguera.

¿Por qué Fidel Castro quería deshacerse de Frank País y Vilma fue el instrumento mediador de la llamada indiscreta para que el coronel José María Salas Cañizares ejecutara el crimen?

Este crimen tenebroso sólo se explica por las intenciones totalitarias que ya se albergaban desde la MONTAÑA en la mente autoritaria y frenética de Fidel Castro.


Agustín País, el único hermano sobreviviente de Frank País nos ha confesado que él no tiene ninguna duda de que Vilma fue la que informó indirectamente a la policía. Inclusive ella reconoció públicamente con posteriordad de que Frank País se había negado a llamarla o verla en sus últimos días, antes de morir.

¿Por qué Frank País, en sus últimos días, quería mantener distante la presencia de Vilma Espín?

A los cubanos de todas las orillas les corresponde honrar hoy, a 50 años de su muerte, la memoria inolvidable de Frank País, un hombre de libertades y de honradez, que llevaba a Cristo en lo más profundo de su corazón.

Frank País será un referente libertario obligado en la Cuba democrática y civilista del futuro que se acerca con el debilitamiento progresivo de la dictadura castrista.
**********

FRANK PAIS NO CONFIABA EN VILMA ESPIN SEGUN ENRIQUE CANTO

Por Manuel Prieres

En las paginas 252 y 253 del libro autobiografico de Enrique Canto (dirigente clandestino del Movimiento 26 de Julio en Santiago de Cuba) salen a la luz publica testimonios del autor que muy bien pudieran arrojar un poco de luz alrededor de los ultimos dias de FRANK PAIS con vida. -Por la tarde me llamo Mr. Paterson por telefono. Deseaba que fuese al Consulado. Tenia necesidad de consultarme un asunto que estimaba sumamente delicado. Fui a verle rapidamente. -Me recibio inmediatamente. Y me dijo que leyera y le informara si yo creia que esa carta fuese autentica de Frank Pais. La lei. Estaba dirigida a Haydee Santa Maria. Su nombre en la clandestinidad era MARIA. La observe atentamente, sobre todo la firma de DAVID y llegue a la conclusion que la carta habia sido escrita por el mismo Frank y asi se lo di a entender a Mr. Paterson.

( Frank País García )

En la carta Frank, o DAVID, le daba cuenta a Haydee,o MARIA, de la marcha de la Revolucion en Santiago. La habia escrito solo unos pocos dias anteriores a su muerte. Habia en ella un parrafo en que le decia a Haydee (El gordito salio por la B. gracias a la ayuda de la Embajada). Me aprendi aquel parrafo de memoria por la importancia que el tenia. De este modo Frank le daba a entender a Haydee de la salida de Lester por la Base de Caimanera gracias al pase dado por Paterson. Este me comunico que dicha carta habia caido en manos del SIM (Servicio de Inteligencia Militar), quien habia presentado ante la Embajada Americana una protesta por estimar que se le estaba prestando ayuda a los revolucionarios, permitiendoles la salida del pais.

Nuestro Consulado, me dijo Paterson, se ha visto libre de acusacion porque Frank puso en ella equivocadamente (gracias a la Embajada y nosotros somos Consulado). Continuo diciendome: ESTA CARTA LA ENCARGADA DE ENVIARLA A LA HABANA ES VILMA, ya que creo que ocupa el puesto de relaciones exteriores dentro del Movimiento, y ella me ha negado que fuese auténtica, y es por ello que le he rogado a usted viniera para informarme la verdad sobre su autenticidad. La volvi a leer de nuevo. La carta estaba escrita con la letra de Frank que yo tanto conocia y su firma (DAVID) era inconfundible para mi. Mr. Paterson no hizo ningun comentario sobre mis palabras. Habia sin embargo en el una honda preocupacion y un raro gesto de asombro. Jamas llegue a conocer de que modo aquella carta habia ido a parar al SIM (SERVICIO DE INTELIGENCIA MILITAR)

( Vilma Espín Guillois )

¿ Cómo era posible que Vilma hubiese tenido, al parecer, un descuido de tanta importancia, y por que habia negado a Mr. Paterson la autenticidad de una carta que era realmente escrita por Frank? Aquella advertencia de Frank cuando le conducia a la casa de Pujols, prohibiendome que comunicara a Vilma a donde le llevaba, me hería violentamente. Su deseo, mas tarde, de ser ella quien mandara y dirigiera el Movimiento, a lo que me opuse, podria ser la respuesta a la pregunta que sin querer me hacia yo mismo. ¿Como era posible que la policia conociera en donde estaba escondido Frank y no fuese directamente a buscarle a la casa a la cual yo le habia llevado? ¿Que juego sucio se escondia detrás de todo aquello? ¿Seria posible que alguien tuviera interés en que Frank desapareciera y fuese totalmente aniquilado del campo revolucionario?

Venian también a mi memoria las palabras de Frank cuando le pedi que se ausentara de Santiago por un tiempo. Tengo que cumplir ordenes. Tengo que permanecer en los LLANOS mientras me lo pidan. Habia en sus palabras un raro dejo de amargura. Despues de su muerte pensamos muchos que habia sido sacrificado por un interés que jamas habia llegado a conocer ni siquiera sospechar.

Hasta aqui fragmentos del libro autobiografico de ENRIQUE CANTO BORY (MI VIDA) un prominente hombre de Santiago de Cuba y uno de los principales dirigentes del Movimiento 26 de Julio en la capital de Oriente- Cuba muy ligado a Frank Pais en las luchas revolucionarias.

Manuel Prieres
villagranadillo@ bellsouth. net

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

lunes, mayo 02, 2016

Roberto Álvarez Quiñones. Sí se puede presionar a los Castro tiranos de Cuba

Tomado de http://www.diariodecuba.com/

Sí se puede presionar a los Castro

Por Roberto Álvarez Quiñones
Los Ángeles
2 Mayo 2016

La aceptación de los hermanos Castro de que los cubanos residentes en EEUU puedan viajar a Cuba a bordo del crucero Carnival evidenció que sí son vulnerables, pese a los esfuerzos que hacen por aparentar lo contrario, y que sí se les puede presionar con éxito.

Queda ahora pendiente exigir que se elimine el indignante requisito de que los cubanos necesiten una visa para visitar su propio país y que quienes tengan la ciudadanía norteamericana puedan viajar con su pasaporte de EEUU, pues incluso la Constitución socialista en su artículo 32 prohíbe la doble ciudadanía.


Y es que la respuesta positiva al exilio cubano en el caso del Carnival habría sido impensable en los tiempos en que Moscú subsidiaba a Cuba con miles de millones de dólares anuales, o durante las "vacas gordas" del chavismo en Venezuela, cuando el precio del barril retozaba con las nubes y le regalaban alegremente a los Castro 36 millones de barriles anuales de crudo y miles de millones de dólares en cash al año.
Aquella alegría chavista desapareció. En América Latina se están produciendo cambios que han comenzado a modificar ese panorama de Jauja y agravan por día la situación financiera del régimen, ya calamitosa  por su sistema socioeconómico inviable.

Es cierto que la motivación de esa aceptación castrista tuvo que ver con que Cuba no tiene capacidad hotelera suficiente para hospedar la avalancha de turistas que llega hoy a la Isla y el Gobierno no quiso perder el dinero que deja un hotel flotante en la bahía habanera.

Pero más allá de eso está la devastadora crisis en Venezuela, la caída cada vez más probable de la profesora de marxismo y exguerrillera guevarista Dilma Rousseff como presidenta de Brasil, y la llegada al poder en Argentina de Mauricio Macri, quien puso fin al kirchnerismo y ha marcado el puntode inflexión del populismo de izquierda, dominante en Latinoamérica desde principios de siglo, y el posible retorno a la democracia liberal.

Agreguemos que Evo Morales perdió su plebiscito y no podrá reelegirse en Bolivia y que el próximo presidente de Perú ya no será de izquierda, pues no lo es ninguno de los dos candidatos que van a la segunda vuelta electoral el próximo 5 de junio.

En peligro el hombre de La Habana

Nicolás Maduro vivió en Cuba en los años 80 y estudió en la Escuela Superior del Partido Comunista "Ñico López" de Jaimanitas, La Habana. Allí fue captado por la inteligencia castrista y comenzó a trabajar para el Departamento América dirigido por el comandante Manuel Piñeiro (alias Barbarroja), coordinador de grupos izquierdistas terroristas en Latinoamérica, muchos de ellos entrenados en Cuba. O sea, Maduro tenía lazos personales más fuertes con la cúpula castrista que Hugo Chávez. Por eso le pidieron que fuera Maduro su sustituto.

Pues bien, al parecer el tiempo que le queda a Maduro en Miraflores no será mucho. Y nadie que lo sustituya va a ser tan sumiso a la dictadura cubana, aun siendo chavista. Dada la crisis espantosa que sufre Venezuela, forzosamente los subsidios a Cuba van a caer, o incluso pueden desaparecer si los chavistas pierden el poder. Con esos truenos, y la certeza de que Rusia, China, Brasil u otro país va a sustituir a Caracas como mecenas de los Castro, estos necesitan de Estados Unidos.

Si cesan o disminuyen las subvenciones venezolanas y brasileñas (hay en Brasil miles de médicos cubanos a los que el régimen les confisca el 70% del salario), la economía de la Isla va a depender de su vecino del Norte, es decir, de las remesas y paquetes, y del turismo cubano y norteamericano, que es el único que puede crecer en grande y rápidamente si cesa el embargo, lo cual le permitiría además a Cuba obtener créditos internacionales y comerciar con EEUU.

Pero con bravuconadas difícilmente en el Congreso de EEUU habrá votos suficientes para levantar el embargo. Y ahí está el detalle, el discurso insolente de Raúl  Castro, de Fidel y de toda la elite dirigente en el reciente VII Congreso del Partido Comunista no tiene base de sustentación económica, ni política, y mucho menos moral.

Tal guapería de barrio es más bien para el consumo interno. Los Castro debieran ser presionados para que aflojen la mano. Temprano o más tarde lo tendrán que hacer, al menos en cuanto a derechos ciudadanos elementales del pueblo y a prohibiciones vigentes de todo tipo contra los cuentapropistas y los cubanos de a pie.

Más vulnerables que nunca

Los Castro están perdiendo, o a punto de perder, el blindaje político y económico que le han proporcionado durante décadas los subsidios externos y el contubernio de los gobiernos populistas latinoamericanos. Nunca como ahora han sido tan vulnerables.

Eso es algo que la Casa Blanca ya debe asumir. Con ambos comandantes en el poder no habrá reformas estructurales en Cuba, pero ahora son frágiles. Y Obama hizo todas las concesiones unilaterales que podía hacer como presidente de EEUU para complacer a La Habana. Por tanto, su Administración debe modificar la política complaciente de mostrar la otra mejilla para que le peguen.

El regreso castrista al discurso estalinista ortodoxo muestra también algo que ni la Casa Blanca ni el Departamento de Estado acaban de metabolizar: la táctica del abrazo a los Castro para contagiarlos de democracia no funciona.

Es cierto que la visita de Obama a la Isla asustó a la cúpula dictatorial, pues mostró a los cubanos cómo contrasta la dictadura que sufren con la democracia moderna occidental. Pero ya hemos visto la reacción para tratar de borrar los efectos "contrarrevolucionarios" de dicha visita, al punto de que fue paralizado  de hecho el proceso de normalización de las relaciones bilaterales.

Ello en buena medida frustró el legado que quería dejar el mandatario norteamericano como el normalizador de las relaciones con Cuba. Porque una cosa es haber restablecido las relaciones diplomáticas —como las hubo con la Unión Soviética durante casi  60 años— y otra es el regreso a relaciones sin tensiones políticas ni discursos agresivos contra EEUU. Eso no se ha logrado.

"...O se tranca el dominó"

Las buenas intenciones y el optimismo de Obama, los demócratas, y el empresariado norteamericano, su deseo de olvidarse del pasado y enfocarse en el futuro de las relaciones bilaterales para beneficio del pueblo cubano, chocan con el carácter retrógrado de los jerarcas castristas, a quienes solo les interesa mantenerse en el poder. Jamás el bienestar de los cubanos ha sido una prioridad para el Gobierno.

Pero ocurre que esa misma elite cívico-militar está obligada a entenderse con Washington para poder seguir gobernando. Es cuestión de vida o muerte. Claro, al régimen sí le queda mucha fuerza para controlar y reprimir al pueblo cubano. Y eso también debe ser objeto de la presión internacional, e interna.

Precisamente la diáspora cubana, al reivindicar su derecho a viajar a la isla por mar, también mostró su fuerza si se canaliza adecuadamente. Esto y el aumento de la admirable lucha de disidentes y opositores políticos, conforman un arma formidable. Con una hábil coordinación de esfuerzos conjuntos entre esos tres factores se podrían obtener otras victorias frente a Raúl Castro y su Junta Militar. Ayer no era posible, hoy sí lo es.

Y  la Casa Blanca debiera decirles de una vez: "O mueven ficha, o se tranca el dominó"
.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Video. Causa 2 1989, Juicio a Jose Abrantes, Ministro del Interior de Cuba, Video Completo, mas de 4 horas . Fidel Castro y Raúl Castro vinculados al narcotráfico

Causa 2 1989, Juicio a Jose Abrantes, Ministro del Interior de Cuba, Video Completo, mas de 4 horas




********
Manuel de Beunza (Part.II)

( a partir del minuto  y 30 segundos  Manuel de Beunza  habla de una  reunión sobre narcotráfico en la que participaron él,   Fidel Castro, Ruiz Poo, Abrantes y  Osmany Cienfuegos. La parte que debía ejecutar Manuel de Beunza era el lavado producto de esas actividades de narcotráfico. Manuel de Beunza falleció en el 2013 si mal no recuerdo)


********
El ex Teniente Coronel de Seguridad Personal y ex guardaespalda de Fidel Castro, ya fallecido en extrañas circunstancias, Juan Reinaldo Sánchez narra la  participacion de Fidel y Raul Castro en el trafico de Armas y Drogas



********
Tomado de http://neoliberalismo.com/prologo_nttr.htm

Prólogo a Narcotráfico y Tareas Revolucionarias

Por Ernesto Betancourt

(FRAGMENTO, pero pueden leerlo completo haciendo click AQUÍ)

Las relaciones de Castro con el tráfico de drogas a través de Cuba y en el lavado de dinero son más que confirmadas por hechos anteriores y posteriores al juicio de Ochoa y han sido motivo de acciones legales en los tribunales de Estados Unidos. Norberto Fuentes agrega detalles reveladores en su narrativa que dan validez a esta hipótesis.

Ya en 1980 Castro decide suspender operaciones de tráfico de marihuana cuando el entonces Ministro del Interior, Ramiro Valdés, pidió órdenes por escrito del Comandante en Jefe para continuar dichas operaciones. Fuentes revela que Castro estuvo envuelto en los tratos con Vesco y con el M-19 de Colombia/Jaime Guillot Lara, casos objeto de grandes jurados en Estados Unidos. En 1983, Castro planteó a Tony de la Guardia y a otros funcionarios del MININT la necesidad de demostrarle la factibilidad de hacer operaciones de drogas en forma tal que permitiera negar su envolvimiento y le ordenó iniciar los contactos con Pablo Escobar. Paralelo a estas operaciones, hay notas sobre crecientes contactos con los carteles mexicanos para operaciones de gran envergadura en los que la participación de Tony de la Guardia es más tangencial, pero no pueden tener lugar sin el conocimiento y la aprobación de Fidel Castro.
Esta implicación directa de Castro continúa mucho después del fusilamiento de Tony de la Guardia. El contrabandista Jorge «Gordito» Cabrera, actualmente cumpliendo una sentencia de diez y nueve años, fue capturado en los Cayos de la Florida, en Enero de 1996, con 6,000 libras de cocaína y una foto de él con Fidel Castro. Esto alcanzó gran publicidad cuando, durante el escándalo sobre contribuciones ilegales a la campaña del Presidente Clinton, se descubrió que Cabrera había contribuido $20,000 a dicha campaña y había sido invitado a una fiesta de Navidad en la Casa Blanca, donde se retrató con la Primera Dama, y a otra en Miami, donde se retrató con el Vice Presidente Al Gore.

 
 Jorge Luis «Gordito» Cabrera y Hillary Clinton

 Jorge Luis  «Gordito» Cabrera y Al Gore

( Fotos y comentario añadidos por el bloguista de Baracutey Cubano:

En el American Thinker del 30 de abril de 2009 se lee

"Thanks to Castro" boasted the FARC's late commander " Tiro-Fijo" (sure-shot) in a 2001 interview, "we are now a powerful army, not a hit and run band." The conduit for Castro's aid was (and is), of course, Venezuela.
"The evidence against Castro is already greater than the evidence that led to the drug indictment of Manuel Noriega in 1988," Said one of the federal prosecutors to the Miami Herald in Judy 25, 1996. A total of four grand juries had revealed Castro's involvement in drug traffic.
Much of the evidence came from famous Clinton financial backer Luis "El Gordito" Cabrera. Pictures from the 1995 White House Christmas party, show him smiling with Hillary and backslapping with Vice President Gore.
During his arrest for cocaine smuggling exactly two weeks after that party, pictures turned up of "Gordito" Cabrera smiling and backslapping with Fidel Castro.

En Independet  del 25 de julio de  1996 se lee:

The drug arrest took place in Miami in January when police, following a tip about smuggled Cuban Cohiba cigars, raided a warehouse and found nearly three tons of cocaine. One Colombian and several Cuban Americans were detained, including 40-year-old Jorge Luis Cabrera, nicknamed "el Gordito" (the fat man), whose family owns a lobster and crab business in the Florida Keys.

The main basis for the supposed Castro link was alleged to be photographs found in a suspect's car at the scene of the bust, said to show "the fat man" posing with Mr Castro
.)

 Por su parte, de acuerdo con el periodista Andrés Oppenheimer, las autoridades mexicanas encontraron vínculos del Rey de los Cielos, Amado Carrillo Fuentes, con el régimen cubano. Este disfrutaba de una casa de protocolo del gobierno de Cuba durante sus visitas a la Habana, privilegio que cualquiera que sepa cómo se gobierna Cuba sabe es imposible de obtener sin la aprobación del propio Castro. Estas casas son asignadas personalmente por Fidel Castro y la administración de esas propiedades es una de las funciones de su Jefe de Despacho, el Dr. José M. Miyar Barruecos.

(Norberto Fuentes entre Fidel y Raúl Castro; nótese a Raúl eufórico. ¿estaría tomando  vodka con jugo de naranja?)

Finalmente, en este caso, lo que pudiera llamarse el «smoking gun», de acuerdo con el argot policíaco, es el incidente, ocurrido en enero 18 de 1991, en la prisión de Guanajay que albergaba tanto a los procesados en el caso Ochoa como en el caso Abrantes. En esa oportunidad Abrantes, antiguo Ministro del Interior, le confesó al general Patricio de la Guardia, cuyo hermano gemelo Tony fue uno de los ejecutados por Fidel Castro,  que él mantenía a Fidel Castro informado de todas las acciones de su Ministerio relacionadas con el tráfico de drogas.   Patricio reaccionó violentamente ante esta evidencia que confirmaba que su hermano había sido ejecutado por cumplir misiones aprobadas por Fidel.   Esta indiscreción de Abrantes ocasiona su misteriosa muerte el 21 de enero de 1991, tres días después, a causa de un fallo cardíaco que, en el mejor de lo casos, no fue atendido debidamente por sus carceleros y, en el peor, fue ocasionado deliberadamente por las inyecciones que le daban éstos.  

(Norberto Fuentes y Raúl Castro)

Pero, aparte de revelar que Castro sí ha estado y sigue estando envuelto en el tráfico de drogas, las revelaciones, hasta ahora inéditas, de Norberto Fuentes alimentan otra hipótesis sobre el caso de Ochoa. En vista de toda la evidencia aportada en esas notas, es razonable asumir que Ochoa estaba convirtiéndose en una amenaza para el monopolio de poder de Castro. Esto se deduce claramente del incidente ocurrido el 28 de Mayo de 1989 descrito en la narrativa de Fuentes. En esa oportunidad Raúl Castro, en presencia de los generales Ulises Rosales del Toro y Abelardo Colomé (Furry), se reúne con el General Ochoa, ya bajo arresto preventivo, y lo increpa en relación con cuatro temas:

Su juntadera con los generales soviéticos en Angola (en momentos en que Castro ya había dado órdenes al Ministro del Interior de seguir a los soviéticos en Cuba por desconfiar de sus contactos con funcionarios y oficiales cubanos);

Su desobediencia de las órdenes de Fidel en la última fase de la guerra en Angola (Ochoa se concentró en atacar a las fuerzas de Savimbi y Fidel quería que atacara a los sudafricanos);

El que hubiera apoyado la operación de ataque a la guarnición militar La Tablada en Buenos Aires sin haber consultado a la alta jerarquía del régimen (Ochoa había conocido a Gorriarán, el guerrillero argentino que lideró esa violenta acción, en Nicaragua y se habían hecho amigos); y, finalmente,

Sus esfuerzos por crear su propia organización para el tráfico de drogas en alianza con Pablo Escobar (lo que interfería con las mucho más amplias operaciones de narcotráfico que ya estaban en camino a través de Raúl y el Ministro del Interior, José Abrantes, con pleno conocimiento y aprobación del propio Fidel).

(Norberto Fuentes  hace unos pocos años en Miami)

Como puede apreciarse, la agenda anti-Ochoa era muy amplia. De hecho, constituía una respuesta al reto que él representaba al liderazgo de Castro en muchos frentes. La confirmación de este reto, que se acentúa con su regreso a Cuba y la intensificación de contactos con Pablo Escobar, coincide con las sentencias dictadas en el caso de los Ruiz en los tribunales de la Florida en Abril 23 de 1989. Este caso envolvía operaciones de tráfico de drogas que se estaban efectuando regularmente a través de Cuba, las cuales eran imposibles de llevar a cabo sin la aprobación de Raúl y, por consiguiente, del propio Fidel.  El dictador panameño Manuel Noriega advirtió a Castro que él era el objetivo en el caso de los Ruiz.

Castro decidió matar dos pájaros de un tiro. Ejecutando a Ochoa y sus principales colaboradores acusándolos de tráfico de drogas, silenciaba toda alusión al envolvimiento de él y su hermano Raúl en esas operaciones, y justificaba su inocencia, al mismo tiempo que se libraba de un peligroso rival potencial por el control del poder.

En este esfuerzo confiaba, además, en el apoyo incondicional que siempre ha tenido en los medios masivos de comunicación estadounidenses de simpatizadores o agentes de influencia como Ted Turner de CNN, Dan Rather de CBS y Peter Jennings de ABC, así como de algunos reporteros en los líderes de la prensa liberal como The Washington Post y The New York Times. Fidel Castro esperaba que esa interpretación, avalada por escritores como el premio Nóbel Gabriel García Márquez, iba a prevalecer en la opinión pública americana. Y así ha sido hasta ahora.
************


En Amazon:

En forma cronológica presenta el autor información no conocida sobre las actividades terroristas y en el narcotráfico del gobierno de Fidel Castro. Revela también informaciones sobre el juicio de la Causa #1 de 1989, sobre el general Arnaldo Ochoa y los hermanos De la Guardia, sobre la guerra en Angola y otros escenarios fuera y dentro de Cuba en los que participara directamente o tuviera información por sus amigos del MININT y el MINFAR, que participaron en ellos. Un libro inquietante y revelador que muestra importantes interioridades de la cúpula gobernante de Cuba. Prólogo de Ernesto F. Betancourt.
*************
Tomado de http://taniaquintero.blogspot.com

El Cártel de La Habana (IV)

(pueden leer la partes I, II y III haciendo click AQUÍ )

Por Juan Benemelis
(Ex diplomático Castrista vinculado a la Inteligencia)


En el curso de la década de los 70 se dieron cita dos coyunturas importantes. La primera tendría que ver con el consumo de narcóticos, que vería una gran expansión en Estados Unidos primero con la marihuana y luego con la cocaína.

La otra coyuntura tenía que ver con el narcotráfico en sí. El Cartel de Medellín necesitaba de un punto intermedio cercano para operar hacia aguas norteamericanas. El Cartel de Medellín llegará a introducir unas 45 toneladas de cocaína en Estados Unidos, representando 25 billones de dólares, y alrededor de 10 toneladas en Europa.

En una intervención ante el Senado, en abril de 1983, James H. Michel, Secretario de Estado para Asuntos Interamericanos, expresó que existían pruebas de que en 1979, el buró político del Partido Comunista de Cuba había aprobado un plan para intervenir en el narcotráfico utilizando a Cuba como puente y base de apoyo para las redes de traficantes de Estados Unidos.

El suministro se organizó desde las fuentes de abastecimiento en América del Sur y el gobierno de La Habana necesitaba recursos en moneda convertible que estaría dispuesto a obtener de cualquier manera. La vinculación cubana con el narcotráfico era inevitable desde un principio, y además tenía que producirse de manera casi natural: primero, porque en las áreas de producción de Suramérica, los guerrilleros sostenidos por Cuba ocupaban el mismo espacio ilegal que los narcotraficantes.

La guerrilla necesitaba armas y dinero, mientras que el narcotráfico, siempre abundante en dinero, necesitaba protección armada y, sobre todo, acceso a las redes de organización clandestina de la guerrilla y su experiencia conspirativa. Además, una parte importante de todo el tráfico de drogas cayó en manos de exilados cubanos, sobre los cuales La Habana tenía abundante información para el chantaje. La parte del exilio que se vinculó al narcotráfico con Cuba también se sentía razonablemente segura de que no sería traicionada.

En la medida que la crisis financiera y económica se hacía más profunda, la dependencia de la Isla para con los recursos extraídos de Angola y del narcotráfico se amplió. Apurado por lograr una nueva fuente de recursos, Castro se fue involucrando cada vez más en el tráfico de drogas, como apuntara el general cubano exiliado Rafael del Pino.

Tradicionalmente los barcos usados en el narcotráfico colombiano tenían que atravesar el Paso de los Vientos, entre Cuba y Haití, lo que muchas veces les situaba en aguas territoriales cubanas, donde eran interceptados. Las pérdidas de los narcotraficantes se incrementaron con alarma.

(Al centro el Embajador Fernando Ravelo y a su lado el alto Johny Crump)

Según el testimonio dado en 1982 por el narcotraficante colombiano de Miami Juan Lozano (alias Johnny Crump), es alrededor de 1975 que algunos de los más importantes narcotraficantes colombianos se entrevistaron en Bogotá con el embajador cubano Fernando Ravelo Renedo para negociar la devolución de los barcos y las tripulaciones.

El embajador cubano contestó con una contraoferta de La Habana: a cambio de 800 mil dólares por cada barco, Cuba estaba preparada no sólo para ignorar la actividad de los buques madres que se detectasen en sus aguas, sino que podía proveerles de servicios de reparación y gasolina en sus puertos, así como identificación y escolta cubana hasta las proximidades de los cayos de la Florida.

Así, los poderosos colombianos Alfonso Cotés y Alfonso García comenzaron sus negocios de tráfico a través de Cuba. Los agentes de inteligencia cubanos se pusieron en contacto con algunos potentados de la droga en Miami, como por ejemplo Johnny Crump y el conocido narcotraficante Jaime Guillot-Lara, quien con posterioridad sería empleado de los servicios secretos cubanos y se casaría con una hija de Raúl Castro.

Entre los cubanos exiliados en Estados Unidos implicados en el narcotráfico con Cuba estaban José Alvero Cruz y Osiris Santi. En noviembre de 1976, Alvero había viajado a España donde disponía de fondos bancarios, y allí obtuvo de la propia embajada cubana en Madrid un pasaporte cubano. En 1978, actuando como agente de Cuba, Alvero arregló el envío de 5,000 armas para las guerrillas sandinistas en Nicaragua. Por su parte, Osiris Santi era un narcotraficante cuyos barcos ya recibían protección en los puertos cubanos. Su lugarteniente, Orlando Torres, se entrevistaba constantemente en México con los funcionarios del régimen cubano destacados en Mérida.

El narcotraficante colombiano, Jaime Guillot-Lara -casado con la hija del ministro de defensa cubano Raúl Castro- será el contacto entre Cuba y el movimiento M-19. El 7 de noviembre de 1981, Guillot-Lara tiene que escapar a toda prisa de Colombia y se refugia en México, donde los agentes cubanos negocian su libertad con las autoridades mexicanas con el fin de evitar que se descubriera su conexión con La Habana. En 1982, Castro hablaba de Guillot-Lara como "un buen amigo".

(Jaime Guillot Lara, foto superior, y en la foto inferior René Rodríguez Cruz quien fuera una de las personas especializadas en dar el tiro de gracia a los fusilados en la Sierra Maestra  y al principio del triunfo de la Revolución; posteriormente fue Presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos o ICAP, una dependencia Castrista vinculada con la Dirección de Inteligencia. Murió en extrañas circunstancias en Cuba después de llegar huyendo por las acusaciones de narcotráfico. Comentarios y fotos añadidas por el bloguista de Baracutey Cubano)

La conexión cubana sería descubierta y probada más tarde. Los informes de la participación cubana en el tráfico de drogas saldrían por vez primera a la luz pública en 1982, cuando la Oficina Legal de los Estados Unidos en Miami nombró entre los acusados al jefe de la marina de guerra de Cuba, almirante Aldo Santamaría, y al ex embajador cubano en Colombia, Fernando Ravelo, en un caso que incluía 23 toneladas de marihuana.

El 15 de noviembre de 1982, los colombianos Guillot-Lara y Johnny Crump, y los cubanos Lázaro Visuña, Mario Estévez y David L. Pérez, brindaron a un tribunal en Miami amplias pruebas de las actividades de narcotráfico por parte de Cuba desde el año 1975, tráfico que tenía como uno de sus objetivos el envió de armas a la guerrilla colombiana del M-19.

Según la deposición de Johnny Crump, él y Guillot-Lara se dirigieron a La Habana en compañía del embajador Ravelo, donde éste y el embajador de Cuba en Venezuela, Norberto de la Osa, les confirmaron que el barco Viviana, dedicado al narcotráfico, obtendría salvoconducto todas las veces que atravesase las aguas jurisdiccionales cubanas.

Por la protección de este tránsito, Guillot-Lara pagaba 20 mil dólares por cada tonelada de marihuana a bordo. A su vez, el compromiso incluía el transporte de armas a las guerrillas del M-19 en Colombia. Según Guillot-Lara, a su retorno a Colombia inició los trámites para preparar otro barco para enviar a Cuba en 1980.

(El embajador Fernando Ravelo bautizando a Viviana, hija de Johny Crump, el cual se encuentra en la extrema derecha de la foto)

Conforme al testimonio de Johnny Crump, los funcionarios cubanos Ravelo y René Rodríguez Cruz -presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP)-, le sugirieron la posibilidad de comprar y enviar armas para elementos anti-Pinochet en Chile a través de Panamá. Una semana después, un chileno de apellido Galván, le hacía entrega de un microfilm en un cigarrillo que contenía la lista de las armas, alimentos y municiones para 300 hombres.

Por otra parte, Johnny Crump cuenta cómo durante una campaña en la costa norte del Pacifico, las autoridades colombianas cercaron a un grupo guerrillero del M-19 comandados por Carmenea Cardona, muchos de los cuales figuraron en el secuestro de la embajada dominicana en Bogotá y que supuestamente debían haber estado refugiados en Cuba.

Entre los detenidos y testigos de la causa de Miami figuraba también Mario Estévez, un agente de la inteligencia cubano, infiltrado en los Estados Unidos en 1980. En su deposición ante el Gran Jurado, Estévez expresó que había sido infiltrado con el objetivo de activar el tráfico de drogas, comenzando por transacciones de marihuana hasta que fue arrestado el 29 de noviembre de 1981. Estévez testificó ante una comisión del senado de los Estados Unidos que había introducido en la Florida marihuana y gualudes desde Cuba, y de ahí trasladado a Nueva York.

Las declaraciones de Estévez resultaron desconcertantes: la alta cúpula de la dirigencia cubana había organizado una extensa red de narcotráfico desde América Latina hasta los puntos de distribución en ciudades norteamericanas, usando sus propios servicios secretos. Estévez identificó al alto oficial de inteligencia cubana, René Rodríguez Cruz y al vicealmirante Aldo Santamaría como las personas encargadas por Castro para canalizar este tráfico.

Estévez apuntó que desde los inicios de la década de los setenta se producía marihuana en la región cubana de Manzanillo para venderla en los Estados Unidos, operación que Castro venía madurando desde los días de la guerra de Vietnam. Estévez estimó en 200 millones de dólares anuales los ingresos cubanos sólo por concepto de la marihuana.

Durante el período de su actividad ilícita, Estévez logró el traslado de Cuba a Estados Unidos de alrededor de 270 kilogramos de cocaína, posteriormente vendida en Miami, Chicago, Ohio, Nueva Jersey, Nueva York y otras ciudades. El dinero acumulado lo llevaba a Cuba él personalmente. También informó que en un momento de su actividad, sus jefes en el gobierno cubano le recomendaron se trasladase a Bimini, en Las Bahamas, para conocer y entrenar a Frank Bonilla, otro agente proveniente de Cuba.

De regreso a Cuba, recalaron en la pequeña isla de Paredón Grande, donde hallaron el buque Viviana del colombiano Guillot-Lara con un cargamento de 8 millones de qualudes. El yate estaba escoltado por buques de guerra cubanos.

De acuerdo con la narración de Estévez, corroborada luego por otros narcotraficantes, estando en Paredón Grande concurrieron el jefe de la Marina de Cuba, almirante Santamaría, y el alto jefe de la inteligencia René Rodríguez, presidente del ICAP, organismo pantalla de la inteligencia cubana, con quienes sostuvo una extensa conversación sobre el narcotráfico. Explicó que cuando salió de Cuba a bordo del Viviana se acarreaba otro barco, el Lazy Lady, hasta la isla de Andros en Las Bahamas, donde se hizo el traspaso de los qualudes. Después fue ordenado a seguir hasta Cayo Güincho donde recogió 23,000 libras de marihuana procedente de Cuba.

(fotos superiores:  Gonzalo Bassols y el ya fallecido Vicealmirante  Aldo Santamaría Cuadrado; fotos inferiores: el extrañamente  fallecido en Cuba  René Rodríguez Cruz  y el embajador Fernando Ravelo)

El testimonio de Estévez implicó en el narcotráfico internacional a Santamaría, René Rodríguez, al embajador Ravelo, a Gonzalo Bassols Suárez, diplomático cubano en Colombia; a Teodobaldo Rico Rodríguez y Francisco Echemendía, funcionarios del Ministerio del Interior de Cuba.

Con posterioridad, René Rodríguez moría en La Habana, en circunstancias misteriosas, después del fusilamiento de los militares el general Ochoa, Tony de La Guardia, en 1989, y al deceso en prisión, en 1991, del general José Abrantes Fernández, exministro del Interior.

Coincidentemente, Estévez también fallecería en una prisión norteamericana. Los hilos de la trama que conducían hasta Fidel y Raúl Castro irían desapareciendo con el tiempo.

El ex secretario de Estado, Shultz, refiriéndose a los resultados del Gran Jurado de Miami, indicó que se "demostró la evidencia de la complicidad de Cuba en el tráfico de narcóticos en América Latina”. En marzo de 1983 fue confiscado en la Florida un velero con 750 libras de marihuana a bordo. Durante el registro del bote se halló un diario con la ruta seguida. Había zarpado de la Florida para Las Bahamas, siguió a Haití, luego a Cuba, después a Jamaica, retornó a Las Bahamas y finalmente llegó a la Florida de nuevo.

Poco después, el 20 de mayo de 1983, el presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan declaraba en Miami que existían fuertes pruebas de que funcionarios de Castro estaban involucrados en el tráfico de drogas desde Cuba. Un mes después, el administrador de la DEA, Francis Mullen ratificaba ante el senado estadounidense que el gobierno de Cuba estaba consciente de los movimientos de drogas a través de su territorio, y que facilitaban tales movimientos.

Del libro Las guerras secretas de Fidel Castro, de Juan F. Benemelis.
*******
Tomado de http://baracuteycubano.blogspot.com


¿Quién es Raúl Castro? Un tirano al que sólo un hermano puede querer
(Fragmento)

Por Ion Mihai Pacepa
.
(Comandante General Ion Mihai Pacepa fue el oficial mayor en abandonar el antiguo bloque  comunista.)

En 1972, tuve que organizar el viaje de Ceausescu a La Habana y fui su mano derecha durante toda la visita. Fidel era la cabeza visible, Raúl el movia los hilos. La primera dama de Cuba no era la mujer de Fidel sino la de Raúl. A Elena Ceausescu le estraño pero ambas mujeres conectaron a la perfección. Las dos, Elena y Vilma Espin Guilloys, habían abandonado sus estudios en la escuela; ambas querían ser químicas; las dos habían logrado reconocidos doctorados en la universidad, ambas se unieron al partido comunista antes de que hubiera llegado al poder en sus respectivos países, llegaron formar parte del Consejo de Estado y las dos eran presidentes de la Federación de Organizaciones de mujeres en sus países.

(Pacepa al lado del dictador comunista  rumano Ceausescu  y al lado de este su esposa Elena)

Durante esa visita, los hermanos Castro y Ceausescu acordaron aventurarse en el tráfico de drogas. Querían regir los destinos del mundo con las drogas. “Las drogas pueden hacer mucho más daño al imperialismo que las armas nucleares”-pontificaba Fidel. Raúl estaba de acuerdo: -“Las drogas pueden erosionar el capitalismo desde dentro”. En esas conversaciones nunca escuche la palabra “dinero” pero yo ya estaba administrando el dinero estaba generando Rumanía con estas operaciones. Todo este dinero era transferido a las cuentas personales de Ceausescu. En 1978, cuando afortunadamente pude abandonar Rumania esa cuenta, que llamaban AT-78, tenía un saldo de 400 millones de dólares –a pesar de las considerables dentadas que provocaba Elena con sus gastos en joyería y abrigos de lujo.

“FIDEL PONTIFICABA: ´LAS DROGAS PUEDEN HACER MUCHO MÁS DAÑO AL IMPERIALISMO QUE LAS ARMAS NUCLEARES´. RAÚL ESTABA
DE ACUERDO: ´LAS DROGAS PUEDEN EROSIONAR EL CAPITALISMO DESDE DENTRO”. 
*******
El 13 de julio de 1983 desertó JESUS RAUL PEREZ MENDEZ, jefe del Departamento de la Comunidad en el Exterior del INSTITUTO CUBANO DE AMISTAD CON LOS PUEBLOS (ICAP) y capitán de la DIRECCION GENERAL DE INTELIGENCIA (DGI), e informó lo siguiente:

Jesus Perez Mendez 1
(Sobre narcotráfico, René Rodríguez Cruz, etc.)



*********
 Subido por UnionLiberalCubana el 11/05/2010

Cinco años antes del fusilamiento del General Ochoa (1989), acusado de traficar con drogas, existían todas las pruebas de que el gobierno cubano estaba involucrado en este comercio ilícito. Este documental fue transmitido por la televisión de Estados Unidos en 1984. El General Ochoa fue sólo el chivo expiatorio para tratar de exculpar al gobierno de Fidel Castro


Carlos Alberto Montaner y Leticia Callava: Cuba y el narcotráfico en 1984

Parte  I
Parte II


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

"El embargo es un cuento: Cuba puede comerciar con más de 170 países". Claudia Peiró entrevista al ex preso político cubano y escritor Armando Valladares

Tomado de http://www.infobae.com

"El embargo es un cuento: Cuba puede comerciar con más de 170 países"

**********
El escritor y opositor cubano Armando Valladares, que pasó 22 años en la cárcel por criticar la adhesión de Fidel al comunismo, cree que nada cambiará en la isla hasta que no muera uno de los hermanos Castro
**********

Por Claudia Peiró
1 de mayo 2016
cpeiro@infobae.com


Los fusilamientos ordenados por el Che, la farsa del embargo, los fracasos del régimen, su carácter dictatorial, la mentira de la apertura... Valladares no tiene prurito en desmontar los inoxidables mitos que la corrección política o la moda han alimentado por años en torno a la Revolución Cubana.

Arrestado a los 21 años por la policía política de Castro y catalogado como "enemigo potencial de la Revolución", Armando Valladares pasó más de dos décadas –toda una vida- en las cárceles cubanas y sólo fue liberado por la presión internacional de asociaciones y gobiernos que lo consideraron un prisionero de conciencia y abogaron por su libertad.

Valladares cree que la "apertura" del régimen es nada más que una estrategia promovida por las urgencias económicas y que sólo la desaparición de Fidel o Raúl Castro abrirán la vía a un cambio, que no descarta pueda ser violento debido a la lucha por la hegemonía entre los diferentes círculos de poder del régimen, hoy contenidos por la autoridad del líder y de su hermano.

En esta entrevista con Infobae, realizada en ocasión de la visita de Valladares a Argentina -para asistir a la Feria del Libro-, el autor de Contra Toda Esperanza: 22 Años en el Gulag de las Américas cuenta su historia y analiza el presente de Cuba y sus perspectivas futuras.

—¿En qué circunstancias fue detenido usted?


—Yo era un funcionario del gobierno revolucionario. Como la mayoría de los cubanos, creí en aquel Fidel Castro que hablaba de justicia, de respeto a la dignidad del ser humano, de honradez administrativa, de todas aquellas cosas que los cubanos estaban deseosos de que ocurrieran. Pero muy pronto me di cuenta de que Castro estaba sencillamente sustituyendo la dictadura de Batista por su propia dictadura. Y un día se aparecieron en mi mesa de trabajo en el Ministerio de Comunicaciones, con un letrero que decía: "Si Fidel es comunista, que me pongan en la lista, que estoy de acuerdo con él". Cuando vi eso, les dije a los milicianos: "No, no me pongan ese letrero en mi mesa". Me preguntaron: "¿Tú no estás de acuerdo con Fidel?". Mi respuesta fue: "Si es comunista, no". Eso fue suficiente para que me calificaran como enemigo potencial de la Revolución.

(Armando Valladares)

—¿En qué año sucedió eso?

—Estamos hablando de finales del año 60, cuando todavía Castro no admitía que era comunista, cuando decía que estaba en contra del comunismo. En Estados Unidos, en el famoso programa Meet the Press, calificó al comunismo de "dictadura científica". Una mañana se apareció la policía política en mi casa. No encontraron nada que me pudiera comprometer, ni armas, ni explosivos, ni documentos, ni proclamas, nada. Nadie me acusaba, y sin embargo me llevaron a la sede de la Policía Política. El oficial investigador me dijo: "No tenemos ninguna prueba en tu contra, no te acusa nadie, sin embargo estamos convencidos de que eres un enemigo potencial de la Revolución". Era el mismo argumento del Che Guevara cuando era presidente de los tribunales revolucionarios en la cabaña, cuando decía textualmente que no era necesaria ninguna prueba y que había que actuar por convicción. Y les exigía a sus fiscales que fueran muy rápidos en las condenas, porque las pruebas eran "una debilidad del burgués capitalista". Si había que fusilar, no era necesario considerar culpable a una persona, sino considerar si hacía falta fusilarla y hacerlo.

—¿Eran tribunales pre-existentes o eran tribunales ad hoc?

—Se constituyeron después de la Revolución y el Che Guevara estuvo al frente. Él fusiló a 630 y pico de militares en los primeros cinco meses cuando estuvo al frente de esos Tribunales. Y jamás perdonó una sola de esas vidas en la instancia de apelación. Hubo 79 apelaciones y las 79 fueron rechazadas personalmente por él.

—¿Qué edad tenía usted cuando fue arrestado?

—Tenía 21 años de edad.

—¿Había cometido algún acto violento, había participado de alguna conspiración?

—Absolutamente nada. Yo estuve preso por el delito de opinión. Yo alegué que si no tenían pruebas por qué me iban a condenar. "Porque tú estudiaste en un colegio católico". Y mi respuesta fue: "Fidel Castro también". Entonces muy airado el oficial replicó: "Fidel es un revolucionario y tú eres un contrarrevolucionario". En menos de una semana me llamaron a tribunales y me condenaron a 30 años de cárcel.

—De los cuales usted cumplió solo 22 años, aunque parece increíble decir "sólo"...

—Cumplí 22 años porque mi esposa logró una campaña internacional que culminó con un pedido personal del presidente francés François Mitterrand y así fue como logré salir en libertad en octubre de 1982.

—¿Cómo fueron esos años?

—Se hace difícil contar en una entrevista veintidós años de cárcel. Puedo decir lo que dice Amnistía Internacional, porque fui el primero que adoptó Amnistía como prisionero de conciencia: el trato a los prisioneros en las cárceles cubanas, como en todas las dictaduras -y no hay dictadura buena, ni de derecha, ni de izquierda, todas son repudiables-, fue cruel, inhumano, degradante, con negación de asistencia médica y de visita y confinamiento solitario. Yo estuve ocho años en una celda oscura con la ventana y la puerta tapiadas, y las golpizas y las torturas, porque en las cárceles cubanas hay una constante presión para obligar al prisionero a aceptar la rehabilitación política.

—¿Qué significaba eso exactamente?

—Que yo tenía que firmar un documento admitiendo que toda mi vida anterior había sido un error, que todos los valores en los que yo creía eran falsos, que Dios no existía, que Dios era una idea oscurantista del pasado, y pedir que por favor la Revolución me diera la oportunidad de ingresar en la nueva sociedad comunista para ser un hombre nuevo. Si yo firmaba, inmediatamente cesaban el confinamiento solitario, los golpes, las incomunicaciones, y me iba a los planes de rehabilitación. Para mí, eso hubiera significado un suicidio espiritual porque hubiera tenido que renegar de los valores que me definían como persona.

—¿Cuántos presos políticos estima usted que hubo en aquellos años?

—Cuando Fidel Castro a principios de los 70 admitió que había unos 25 mil prisioneros –el gobierno de Cuba no acepta la categoría de presos políticos, dice presos contrarrevolucionarios-, en realidad en ese momento había 82 mil presos políticos en más de 200 cárceles a todo lo largo de la isla.

—El régimen y quienes lo apoyan aseguran que los presos y los opositores en general son agentes de la CIA. ¿Qué responde a eso?

—Siempre la dictadura ha calificado a los presos políticos como agentes de la CIA, o como gente corrupta, pero eso es normal. Lo que resulta indignante es que monseñor Jaime Ortega Alamino [N.de la E: arzobispo saliente de La Habana] haya dicho en la universidad de Harvard que no había presos políticos en Cuba y que los disidentes eran todos delincuentes de la peor categoría. Eso sí es doloroso porque lo está diciendo el más alto representante de la iglesia en Cuba. Pero los que estamos en esta lucha sabemos que el cardenal Ortega ha sido siempre un colaborador de la policía política de Cuba.

—¿A qué se debe la situación socioeconómica ruinosa de Cuba?

—Al sistema. Es lo mismo que está pasando en Venezuela o que pasaba en los países detrás de la Cortina de Hierro; el comunismo no es capaz de producir lo que necesita la población. El embargo es un cuento, porque Cuba puede comerciar con más de 170 países en todo el mundo. ¿Qué puede necesitar Cuba que no le pueda vender por ejemplo Argentina, México, Europa, Japón, Alemania, Suecia...? ¿Una aspirina? No es un secreto militar norteamericano; sin embargo no hay aspirinas en Cuba. El hilo para suturar heridas no es un producto exclusivo de Estados Unidos, ni los alimentos. Todo eso es sencillamente una manera de justificar el fracaso del sistema. Hace cuatro años el primer socio comercial de Cuba eran los Estados Unidos. Hubo un año en que llegamos a venderle por cerca de 4 mil millones de dólares. Ganado en pie, carne congelada, manzanas, madera de pino y hasta la tinta con la que se imprime el órgano oficial del Partido Comunista, el Granma, va de Estados Unidos. Lo que ocurre es que las compras en Estados Unidos las tienen que pagar cash y lo que quiere el régimen es el crédito, es no tener que pagar, porque Cuba nunca ha pagado sus deudas. A Argentina le debe cientos de millones de dólares que no va a pagar nunca. Es todo un cuento porque como dije Cuba puede comprar lo que necesita en el resto del mundo.

—El castrismo culpa de todo a Washington, pero no habla de Moscú, pese a que Cuba fue durante años una colonia soviética. ¿Cómo se explica?

—Es que hay un doble estándar para juzgar a estas dictaduras de la izquierda y es indignante ver que la misma gente que se rasgaba las vestiduras denunciando la dictadura de Pinochet o de Batista, las dictaduras de la derecha, cuando se trata de Cuba, pues o lo justifican o dicen que no es cierto, y ese doble estándar es lo que ha causado que Cuba tenga más de medio siglo de dictadura.

—¿Cómo evalúa el deshielo diplomático entre Estados Unidos y Cuba?

—Le han dado una oportunidad pero Cuba lo ha dicho terminantemente: no van a cambiar ni un ápice en nada. Entonces todas esas cosas que ha prometido Obama no se pueden llevar a cabo, porque Cuba no está dispuesta a ninguna apertura. Por ejemplo, el presidente norteamericano dijo que había autorizado a compañías a que invirtieran en Cuba pero ninguna ha invertido ni puede hacerlo porque no existen las estructuras legales para invertir con garantía. Nadie va a poner su dinero si no tiene garantía de recuperarlo, porque sabemos lo que hace Cuba, lo ha hecho con los españoles, con los canadienses: cuando los negocios son muy prósperos y dan mucha cantidad de dinero, sencillamente se los quitan. Y cuando reclaman, los mandan a la casa acusados de que han estado sobornando a funcionarios. No va a pasar nada, porque Cuba no va a cambiar. Todo es un poco más de turistas y nada más.

—¿Por qué cree que le resulta posible al régimen perpetuarse?

—Yo digo siempre que si la dictadura de Fidel Castro se hubiera establecido en Asia o en África, hace años hubiera desaparecido como un Bokassa cualquiera. El éxito de la permanencia de su dictadura es porque está a 90 millas de los Estados Unidos, porque el 99,99 por ciento del mundo odia a los Estados Unidos de Norteamérica. Y ese odio se ha canalizado en el apoyo a la dictadura de Castro. Ese ha sido su éxito. Cuando esperábamos el abrazo solidario de nuestros hermanos latinoamericanos hemos visto con estupor que ese abrazo se lo daban al verdugo del pueblo de Cuba. Tienen derecho de culpar a los Estados Unidos de ser responsables de todos los males, de Río Grande a la Patagonia, pero además de eso se puede admitir que en Cuba hay una dictadura, que no hay libertad, que se tortura, porque no son excluyentes los dos criterios. Odiar a Estados Unidos con toda la fuerza no impide decir que en Cuba hay una dictadura.

—Cuba siempre tuvo algún valedor externo: Rusia, la UE en parte en un momento, ahora Venezuela. Por eso la crisis venezolana complica al régimen. ¿Cree que los Castro podrán seguir controlando la transición?

—El acercamiento a Estados Unidos está en esa línea. En cualquier momento se les acaba el suministro de Venezuela. Si eso ocurre antes de que el actual presidente norteamericano deje el poder, Estados Unidos va a venderle petróleo a Cuba. Por eso han hecho este tipo de concesiones, de recibir a Obama en Cuba y todo eso.

—Su visión del futuro de Cuba parece más bien negativa. ¿O tiene esperanza?

—Bueno, yo creo que es necesaria la muerte de Fidel Castro, o más bien de Raúl, porque Fidel ya está que no sabe lo que dice. La muerte de cualquiera de los dos puede producir un cambio violento en Cuba. Pero tiene que desaparecer uno de los dos. Y va a ocurrir. Este año, el que viene, dentro de cinco. Y ese es el único factor, o el último, que yo creo que puede producir un cambio drástico de la situación cubana. Porque no hay nadie que llene el vacío de poder, aún en las condiciones que está, que va a dejar Fidel Castro. El único que inspira ese terror en Cuba es Fidel aunque esté agonizando en estado de coma, como pasó con Stalin, y Raúl Castro está allí sencillamente porque su guardaespaldas, que es su hermano, está vivo.

—Cuando dice cambio violento, ¿se refiere a drástico o al derramamiento de sangre?

—Puede haber un enfrentamiento interno. Carlos Rafael Rodríguez decía que en Cuba había cuatro o cinco gobiernos. Estaba el mismo grupo de él, que era la gente vieja del partido, el grupo de Raúl Castro, el grupo de Sergio del Valle, pero de todos ellos el domador con el látigo era Fidel. El día que el domador desaparezca, cada grupo va a tratar de controlar el poder. No tienen suficiente fuerza para contener al resto, que quiere lo mismo, y es muy posible que se maten entre ellos. Tienen tendencias diferentes, pensamientos diferentes, y puede que haya derramamiento de sangre. Si esto se resuelve entre ellos, fabuloso, pero si esa lucha trasciende a la población puede haber miles de muertos porque en Cuba todo el mundo sabe manejar un fusil ametralladora.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...